Yoshinoya eleva los precios del Gyudon

En algunas ocasiones anteriores ya os he hablado de la compañía de comida rápida japonesa Yoshinoya, sobre todo para recomendarla como una muy buena opción para comer barato y bien. De hecho, puedes encontrar un Yoshinoya con cierta facilidad, y muchos de ellos están abiertos las 24hr del día, por lo que es uno de los lugares elegidos por la mayoría de “salaryman” para realizar sus comidas (en la hora punta pueden estar abarrotados). Y supongo que por esa misma razón no os extrañaréis si os digo que lo que suceda con esta cadena se puede considerar como una buena medida del pulso del país. Y tanto es así que casi todos los medios informativos nipones han destacado la noticia de la que os quiero hablar hoy: “La compañía Yoshinoya ha aumentado el precio del Gyudon”.

menjar14

En cualquier otro país seguro que la subida habría pasado totalmente inadvertida, pero en este caso concreto se ha remarcado tanto por que este aumento es el primero que hace la compañía ¡¡¡en 24 años!!! (si no contamos el aumento correspondiente a la subida de impuestos del pasado mes de Abril). Y lo ha hecho nada menos que con el Gyudon, su plato estrella. El gyudon consiste básicamente un bol de arroz cubierto con tiras de ternera salteadas con cebolla.

El aumento será de 300 a 380 yenes en el caso del bol normal, de 460 a 550 en el caso del bol grande, y de 560 a 680 yenes en el caso del bol extragrande. Así dicho, puede parecer que no es mucho, pero representa un aumento del 27%. Las causas aducidas son la constante debilidad del yen, que ha provocado un fuerte incremento en el precio de la carne, que se importa de los Estados Unidos.

menjar03

Sin duda una noticia impactante para los japoneses, aunque en occidente estemos demasiado acostumbrados, casi diría yo que inmunizados, a subidas mucho mayores que esta. Pero aún así, seguirá siendo una magnífica opción para comer rápido, bien y, sobre todo, barato, cuando viajéis a Japón.

Meganebashi (眼鏡橋)

En Nagasaki las zonas interesantes para visitar podría decirse que están repartidas ent res grandes bloques: la zona de la bomba, la zona europea y el corazón de la ciudad. Según el tiempo de que dispongamos para visitarla, es muy probable que decidamos ir de un sitio a otro lo más rápidamente posible, seguramente con el tranvía para aprovechar el abono de un día de este transporte. Afortunadamente, a pesar de tener el abono, yo decidí hacer parte del recorrido a pie, siguiendo el río Nakashima, cosa que me permitió observar los diversos puentes que lo cruzan, el más conocido de los cuales es el Meganebashi, del que os voy a hablar hoy.

El puente Meganebashi o Puente de las Gafas recibe este nombre por que la forma del puente y su reflejo en el agua adoptan la forma de unas gafas redondas. El puente es de piedra y fue construido por el monje Mokusu del Templo Kofukuji en 1634. Se dice que es el más antiguo de piedra con arcos de todo Japón, motivo por el que ha sido catalogado como Importante Bien Cultural. El 23 de julio de 1982 sufrió numerosos daños a causa de una riada que destruyó seis de los siete puentes del río, pero afortunadamente se pudo restaurar con las mismas piedras qua habían sido arrancadas por la fuerza del agua.

Meganebashi01

Por si mismo no justifica el paseo, sobre todo si no tenemos suficiente tiempo para ver otras cosas, pero el paseo en general, si que vale la pena para tomarse con un poco mas de tranquilidad la visita.

Como curiosidad, parece que muchos japoneses lo consideran una especie de “puente de los deseos”, y tiran monedas a la base del pilar central, esperando que se cumpla su deseo si la moneda se queda en al base, en vez de caer al agua (algo bastante difícil teniendo en cuenta que la base es bastante pequeña y que está llena de monedas).

Meganebashi02

Revisión estructural de la Cúpula de la Bomba de Hiroshima

La Cúpula de la Bomba, los restos del edificio que quedó parcialmente en pie después del estallido de la bomba a muy poca distancia, es uno de los símbolos más potentes de todos los que nos recuerdan el horror de la destrucción nuclear en Hiroshima. Este edificio originalmente se acabó de construir en 1915, motivo por el cual este próximo año cumplirá su centenario, coincidiendo con el 70 aniversario del desastre que lo dejó como está actualmente.

Para evitar que lo que queda se desgaste demasiado y acabe cayendo, cada tres años se hace una revisión estructural para comprobar el estado de las paredes y las vigas, comprobando y reparando los posibles desperfectos causados por el paso del tiempo, etc.

Por esta causa, la Cúpula de la Bomba estará cubierta por andamios y no podrá verse adecuadamente hasta finales de Marzo de 2015.

Por otro lado, como se considera que la estructura podría venirse abajo si la zona se ve afectada por un terremoto fuerte, en esta ocasión se prevé que, además, se refuerce su resistencia ante los terremotos, pero esta intervención no se realizará hasta que haya pasado el memorial anual por las víctimas de la bomba, el próximo mes de Agosto de 2015.

revisioEstructural

Calendarios hechos con las grullas de Hiroshima

Cada año se donan unas diez toneladas de grullas de papel como deseo por la paz. Estas grullas se muestran durante un tiempo en el Monumento de los Niños en el Parque de la Paz de Hiroshima, pero posteriormente son acumuladas en unas dependencias municipales, en las que actualmente hay más de 80 toneladas de papel en forma de grullas de papel.

Ahora estas grullas se aprovecharán gracias a la fabricación de unos calendarios hechos con papel reciclado, procedente en un 30% de estas grullas acumuladas. “De esta forma pasaremos el deseo por la paz imbuido en las grullas de origami” ha dicho el presidente de la cooperativa que ha elaborado estos calendarios.

CalendarisGruesHiroshima

Cómo moverse por Ōsaka

Ōsaka es una de las ciudades más grandes del país, y como tal posee una extensa red de transporte que, como sucede en Tōkyō, es posible que al principio nos confunda, pero si visitamos la ciudad únicamente como turistas, no hace falta que nos compliquemos demasiado, tal como veremos a lo largo de este artículo.

La movilidad por Ōsaka está servida por una red de metro compuesta por ocho líneas urbanas más un tranvía (New Tram Line), pero también podemos utilizar numerosas líneas de autobús, y los ferrocarriles de seis compañías distintas, aunque estos sirven más para acceder a otras zonas de Kansai desde Ōsaka.

Teniendo en cuenta la densidad del tráfico rodado en la ciudad, y que casi toda la información relativa a los autobuses se encuentra únicamente en japonés, la verdad es que, tal vez a excepción de algún caso muy concreto, yo no recomendaría en ningún caso utilizar el autobús para visitar la ciudad.

Por lo que respecta a las líneas ferroviarias, en Ōsaka podemos utilizar JR West, que sin duda utilizaremos para viajar por Kansai, pero además tiene una línea circular, similar a la línea Yamanote de Tōkyō, que rodea el centro de la ciudad. Otras compañías son : Hanshin, para viajar a Kobe; Hankyu para viajar entre Ōsaka, Kobe y Kyōto; Keihan para ir hasta el centro de Kyōto; Kintetsu para viajar entre Ōsaka, Nara, Kyōto, Nagoya, Ise y Yoshino; y Nankai, para viajar al aeropuerto de Kansai, Koyasan y Wakayama. Y aunque todas las líneas tienen diversas estaciones dentro de la ciudad, no son demasiado prácticas para viajar entre los sitios turísticos de la ciudad.

MouresOsaka01

Las líneas de metro, por el contrario, comunican perfecta, rápida y cómodamente los principales puntos de interés y las estaciones ferroviarias a las que probablemente llegaremos si visitamos la ciudad pero no nos quedamos a dormir en ella (probablemente estaremos alojados en Kyōto). Las líneas que probablemente utilizaréis más frecuentemente serán Midosuji, Chūo y tal vez incluso la línea Tanimachi.

El otro elemento importante a tener en cuenta son las diversas posibilidades para que viajar nos salga más a cuenta. Los principales atractivos de la ciudad están bastante separados entre ellos, motivo por lo que es muy probable que utilicéis muchas veces al día el metro, sobre todo si tan solo dedicáis un día a visitar la ciudad. En este caso un abono no solo es práctico por aquello de no tener que preocuparse de comprar un nuevo billete cada vez, sino también por el ahorro que podemos acabar consiguiendo.

Algunos de los numerosos abonos o tarjetas que se utilizan están pensadas para la gente que vive en la ciudad, y no las trataremos aquí, y los abonos relacionado-s con las compañías ferroviarias, como seguramente no las utilizaréis, también las obviaremos, aunque la mayor parte de las que os mencionaré a continuación también pueden utilizarse en otros transportes además del metro.

MouresOsaka03El Ōsaka Unlimited Pass permite hacer cualquier número de viajes en metro, autobús, y ferrocarriles dentro de la ciudad. Este pase cuesta 2.000 yenes e incluye entradas gratuitas y descuentos a diversos lugares de la ciudad.

El Ōsaka One-day Pass es muy similar al anterior, aunque sirve para menos transportes. Esta tarjeta no se activa hasta que se utiliza por primera vez, cosa que nos permite adquirirla con antelación. Cuesta 800 yenes, pero los viernes y el día 20 de cada mes (el 21 si el 20 es domingo) se convierte en No-my-car-Day Pass, con un coste reducido de 600 yenes. Un motivo de peso para visitar la ciudad uno de estos días.

El Kansai Thru Pass sirve para casi todos los transportes de la zona, y además nos proporciona descuentos en muchos templos, santuarios, museos, onsens y otras atracciones turísticas. Este es un pase que, al igual que el JR Pass, tan solo está disponible para turistas extranjeros, y debe comprarse por anticipado. Es un pase que podemos adquirir para dos o tres días (cuestan 3.800 y 5.000 yenes respectivamente).

MouresOsaka02

Entre las tarjetas pre pagadas querría destacar la Multiple Ride Card que podría ser adecuada, especialmente si estaremos más de un día en Ōsaka. Puede utilizarse para viajar en metro, autobús y en el New Tram. Es como si estuviéramos comprando los billetes cada vez, con la ventaja que no hace falta adquirirlos cada vez, pero con un descuento del 10% ya que su precio es de 3.000 yenes, pero permite gastar hasta 3.300 yenes en viajes.

En resumen, para visitar Ōsaka lo más recomendable es viajar en metro, adquiriendo los pases que mejor se adapten a la ruta por la ciudad (y alrededores) que tengamos pensado seguir.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.699 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: