Cómo moverse por Ōsaka

Ōsaka es una de las ciudades más grandes del país, y como tal posee una extensa red de transporte que, como sucede en Tōkyō, es posible que al principio nos confunda, pero si visitamos la ciudad únicamente como turistas, no hace falta que nos compliquemos demasiado, tal como veremos a lo largo de este artículo.

La movilidad por Ōsaka está servida por una red de metro compuesta por ocho líneas urbanas más un tranvía (New Tram Line), pero también podemos utilizar numerosas líneas de autobús, y los ferrocarriles de seis compañías distintas, aunque estos sirven más para acceder a otras zonas de Kansai desde Ōsaka.

Teniendo en cuenta la densidad del tráfico rodado en la ciudad, y que casi toda la información relativa a los autobuses se encuentra únicamente en japonés, la verdad es que, tal vez a excepción de algún caso muy concreto, yo no recomendaría en ningún caso utilizar el autobús para visitar la ciudad.

Por lo que respecta a las líneas ferroviarias, en Ōsaka podemos utilizar JR West, que sin duda utilizaremos para viajar por Kansai, pero además tiene una línea circular, similar a la línea Yamanote de Tōkyō, que rodea el centro de la ciudad. Otras compañías son : Hanshin, para viajar a Kobe; Hankyu para viajar entre Ōsaka, Kobe y Kyōto; Keihan para ir hasta el centro de Kyōto; Kintetsu para viajar entre Ōsaka, Nara, Kyōto, Nagoya, Ise y Yoshino; y Nankai, para viajar al aeropuerto de Kansai, Koyasan y Wakayama. Y aunque todas las líneas tienen diversas estaciones dentro de la ciudad, no son demasiado prácticas para viajar entre los sitios turísticos de la ciudad.

MouresOsaka01

Las líneas de metro, por el contrario, comunican perfecta, rápida y cómodamente los principales puntos de interés y las estaciones ferroviarias a las que probablemente llegaremos si visitamos la ciudad pero no nos quedamos a dormir en ella (probablemente estaremos alojados en Kyōto). Las líneas que probablemente utilizaréis más frecuentemente serán Midosuji, Chūo y tal vez incluso la línea Tanimachi.

El otro elemento importante a tener en cuenta son las diversas posibilidades para que viajar nos salga más a cuenta. Los principales atractivos de la ciudad están bastante separados entre ellos, motivo por lo que es muy probable que utilicéis muchas veces al día el metro, sobre todo si tan solo dedicáis un día a visitar la ciudad. En este caso un abono no solo es práctico por aquello de no tener que preocuparse de comprar un nuevo billete cada vez, sino también por el ahorro que podemos acabar consiguiendo.

Algunos de los numerosos abonos o tarjetas que se utilizan están pensadas para la gente que vive en la ciudad, y no las trataremos aquí, y los abonos relacionado-s con las compañías ferroviarias, como seguramente no las utilizaréis, también las obviaremos, aunque la mayor parte de las que os mencionaré a continuación también pueden utilizarse en otros transportes además del metro.

MouresOsaka03El Ōsaka Unlimited Pass permite hacer cualquier número de viajes en metro, autobús, y ferrocarriles dentro de la ciudad. Este pase cuesta 2.000 yenes e incluye entradas gratuitas y descuentos a diversos lugares de la ciudad.

El Ōsaka One-day Pass es muy similar al anterior, aunque sirve para menos transportes. Esta tarjeta no se activa hasta que se utiliza por primera vez, cosa que nos permite adquirirla con antelación. Cuesta 800 yenes, pero los viernes y el día 20 de cada mes (el 21 si el 20 es domingo) se convierte en No-my-car-Day Pass, con un coste reducido de 600 yenes. Un motivo de peso para visitar la ciudad uno de estos días.

El Kansai Thru Pass sirve para casi todos los transportes de la zona, y además nos proporciona descuentos en muchos templos, santuarios, museos, onsens y otras atracciones turísticas. Este es un pase que, al igual que el JR Pass, tan solo está disponible para turistas extranjeros, y debe comprarse por anticipado. Es un pase que podemos adquirir para dos o tres días (cuestan 3.800 y 5.000 yenes respectivamente).

MouresOsaka02

Entre las tarjetas pre pagadas querría destacar la Multiple Ride Card que podría ser adecuada, especialmente si estaremos más de un día en Ōsaka. Puede utilizarse para viajar en metro, autobús y en el New Tram. Es como si estuviéramos comprando los billetes cada vez, con la ventaja que no hace falta adquirirlos cada vez, pero con un descuento del 10% ya que su precio es de 3.000 yenes, pero permite gastar hasta 3.300 yenes en viajes.

En resumen, para visitar Ōsaka lo más recomendable es viajar en metro, adquiriendo los pases que mejor se adapten a la ruta por la ciudad (y alrededores) que tengamos pensado seguir.

¿Miedo a viajar a Japón?

SaloManga02Este pasado fin de semana tuvo lugar el XX Salón del Manga de Barcelona, y aunque en la web Descubrir Japón ya os hago un seguimiento completo del evento, querría destacar que el jueves día 30 tuvo lugar una conferencia titulada “Lo que necesitas saber para viajar a Japón”, realizada por Sergi Garcés, de Viajando por Japón – Nexus Resort, una agencia de viajes de Barcelona. Sobre el contenido de esta conferencia probablemente encontraría puntos de desacuerdo, pero al principio hubo una parte muy interesante que me gustaría compartir con todos vosotros.

En la introducción, antes de empezar a exponer lo que sería un viaje tipo a Japón, se habló de los posibles temores que se pueden tener ante la perspectiva de hacer un viaje a Japón, especialmente si es tu primer viaje. El contenido de esta introducción lo podéis ver en el siguiente vídeo, pero me gustaría comentar algunos puntos en concreto.

De la amabilidad de los japoneses puedo dar fe por experiencia propia. No me perdí ni equivoqué de estación en el metro o el tren (¿Quiere decir eso que no puedo decir que he visitado Japón o Tōkyō?) y por tanto no se si alguien cambiaría temporalmente su destino para ayudarme, pero lo que si es cierto es que en Kyōto, la primera vez que la visité, no encontraba el ryokan donde iba a alojarme, así que entré a preguntar en una casa. En esa época mi japonés era poco más que nulo, pero tenía el nombre del alojamiento y un mapa de la zona. La mujer que me salió a recibir era una anciana que, de inglés ni idea, pero aún así entendió que quería saber dónde estaba el ryokan (repetí muchas veces “doko?” mientras señalaba el nombre del ryokan). El resultado fue que salió a la calle, hizo parar a un señor que pasaba por allí en bicicleta, le dijo alguna cosa y después nos hizo señas para que siguiéramos al ciclista. Este, siguió el camino, poco a poco para que lo pudiéramos seguir a pie y cargados con las maletas. Al girar una esquina vi el cartel del ryokan, y al ir a darle las gracias ahora que ya sabía donde estaba, él insistió en guiarnos, y lo hizo hasta que llegamos a la puerta (que estaba al girar la siguiente esquina). Señaló la puerta, y se volvió hacia donde fuera que iba antes que la amable anciana le hiciera parar.

Sobre la comida, querría añadir que, teniendo en cuenta que todos los restaurantes tienen, o bien una máquina para sacar tickets en las que se ve una foto del plato que pides, o bien una carta con imágenes muy precisas de los platos, o bien tienen la famosa comida de plástico en el aparador donde pueden verse los platos y, si hace falta, señalar con el dedo cuál quieres al camarero, hambre seguro que no pasaréis.

SaloManga01

Y sobre la duración del viaje, la verdad es que el tiempo de vuelo es muy elevado, pero es normal teniendo en cuenta que estamos viajando a la otras punta del mundo. El caso más exagerado de viaje a Japón que he hecho ha sido el regreso de mi primer viaje. El día del regreso estaba en Kyōto, y el vuelo salía aquella misma noche desde el aeropuerto de Narita. Al final, desde que salí del ryokan de Kyōto hasta que entré por la puerta de mi casa, pasaron 24hr justas, después de haber cogido un taxi del ryokan a la estación de Kyōto, el shinkansen hasta Tōkyō, el Narita Express hasta Narita, un avión hasta Roma, otro hasta Barcelona, y un taxi hasta mi casa. Contándolo todo, tiempos de espera incluidos, fueron 24hr casi justas al minuto. La verdad, ¡nunca más! Ahora siempre condiciono la ruta para no tener que hacer estos macro viajes, y a veces incluso hago noche en Narita si he de tomar el avión por la mañana.

Shōyōen (逍遥園)

Cuando os hablé de Rinnōji ya dije que estaba formado por numerosos templos, y Sanbutsudō y sus estatuas doradas fue el primero del que os hablé. Pero como es habitual en los templos budistas, un templo está formado por numerosos edificios independientes. Y esto es lo que sucede en el caso de Shōyōen, un jardín que forma parte de Sanbutsudō, y que fue construido durante el período Edo. Se trata de un jardín de paseo que puede visitarse conjuntamente con la casa del tesoro, y que está situado delante del edificio principal del templo.

shoyoen01

shoyoen08

Como he dicho, el jardín Shōyōen, construido para que se pareciera al lago Biwa (situado muy cerca de Kyōto), es un jardín de paseo situado justo al lado de la casa del tesoro, y de un edificio de madera denominado Goreiden, un edificio no abierto al público en el que se guardan las tablillas funerarias de los diversos abades pertenecientes a la Familia Imperial que han dirigido el templo.

La entrada a los jardines también nos permite visitar la casa del tesoro, que contiene una colección de más de 6.000 piezas que nos permiten recorrer más de 1.200 años de historia, entre los que se cuentan un Tesoro Nacional y 48 clasificados como Importante Bien Cultural, que se exponen de forma rotatoria (unas 100 piezas en cada exposición, que suele seguir una temática determinada). La casa del tesoro es un edificio moderno, construido en 1983 en el lugar en que antiguamente se encontraba el centro del templo, y desde un corredor del cual se puede contemplar el jardín.

shoyoen02

shoyoen07

Pero lo que sin duda es más interesante es el jardín, que se puede visitar dando la vuelta al lago. Este jardín construido en la era Edo, se reformó a principios del siglo XIX, cuando recibió su nombre de Issai Satoh, un estudioso confucionista de la época. En el estanque podemos ver carpas (¡Como no!), y alrededor del lago encontramos una pequeña casa de té, una mini pagoda, diversas linternas de piedra y puentes. El hecho que represente el lago Biwa se debe a que servía para aliviar la añoranza que pudieran sentir los abades, criados en la corte imperial de Kyōto y acostumbrados a una vista como aquella.

Dicen que la mejor época para visitar este jardín es en otoño, pues tiene muchos arces que le dan una magnífica tonalidad rojiza. Yo lo visité en primavera así que no sabría deciros si es la mejor, la verdad es que su visita durante la primavera también es magnífica, y una visita tranquila muy recomendable, a no ser que estéis haciendo una visita realmente “Express” de Nikkō.

Información importante:

  • Lugar: Shōyōen (Nikkō – Pref.Toshigi)
  • Coste: 300円
  • Cómo llegar: hay un autobús que comunica las dos estaciones de tren de Nikkō con los templos de Rinnōji en unos 15’. Podemos bajarnos en las paradas de Shinkyo, o de Sogokaikanmae.

shoyoen05

shoyoen03

shoyoen06

shoyoen04

Shinkansen, una gran forma de viajar

El shinkansen, una palabra que rápidamente nos evoca imágenes de Japón, está de aniversario, pues acaba de cumplir 50 años de su primer viaje. Personalmente he tenido la suerte de viajar en él, y puedo aseguraros que estoy de acuerdo con todo lo que se dice sobre él. Claro que antes de alabar las excelencias de un medio de transporte, lo mejor sería poder compararlo con otros de equivalentes, cosa que no he podido hacer, pues el shinkansen es el único tren de alta velocidad en que he viajado. Ni tan solo he hecho un pequeño viaje con el AVE (Alta Velocidad Española), pero si que he visto demasiadas noticias malas sobre él, y escuchado comentarios de amigos que si han “sufrido” la experiencia.

Sobre el tren y las celebraciones que han tenido lugar en Japón con este motivo, ya hablo extensamente en la web Descubrir Japón, así que aquí quería comentar a nivel más personal los factores considerados más importantes para el shinkansen, y que son la seguridad, la comodidad y la puntualidad. Y a todos ellos tal vez podríamos añadirle la preocupación por el entorno, de forma que el paso del tren no tenga un impacto demasiado negativo en las zonas por las que circula.

shinkansen03

Sobre la seguridad tan solo puedo decir que no he sufrido ninguna incidencia relacionada con el shinkansen (cosa que equivale a no poder decir nada), pero dicen que sus dispositivos y la profesionalidad del personal son la causa de que nunca haya tenido lugar un accidente mortal, cosa que lamentablemente no puede decirse de otras líneas de alta velocidad (casos relacionados en China y España).

Lo que si debo alabar es la comodidad, con asientos suficientemente cómodos, con espacio, que se pueden reclinar y de hecho incluso disponen de suficiente espacio para poner una maleta pequeña entre las piernas y no ir incómodo todo el viaje. Y los servicios a bordo contribuyen a que la experiencia, en su conjunto, sea muy satisfactoria. La única experiencia desagradable, por motivos ajenos al servicio, la tuve en una ocasión que tomé un shinkansen sin reserva de asiento, y como estaba muy lleno, me vi obligado a sentarme en un vagón de fumadores… ¡y nunca más, os lo prometo! (cuando fumen, os puedo asegurar que los japoneses no se quedan a medias, y el vagón parecía cubierto de una niebla que recordaba las películas ambientas en el Londres de la época victoriana).

shinkansen02

shinkansen01

Sobre el tema de la puntualidad, solamente diré que el primer shinkansen que iba a tomar, para ir de Tōkyō a Kyōto, pensaba que lo había perdido. Iba muy justo de tiempo cuando llegué al anden, y vi como un shinkansen marchaba delante de mis narices. Como había escuchado eso de la puntualidad, pensé “voy un poco retrasado y se me ha escapado”. Pero entonces vi como por el otro extremo del andén estaba entrando otro shinkansen, que al final resultó ser el que debía tomar (cosa que también dice mucho de la frecuencia). Como es obvio, nada que ver con los retrasos, cancelaciones y otras incidencias similares que suelen salir en las noticias en relación al AVE.

Y como ya he dicho anteriormente, yo añadiría que con el shinkansen se han preocupado mucho de no tener un impacto significativo sobre los lugares por donde circula. Hay explicaciones técnicas que explican el cómo y el porqué, pero centrándonos en el aspecto práctico, es cierto que si estás esperando en una estación y las vías del shinkansen están por encima de dónde estás, cuando pasa uno sin detenerse realmente te asusta un poco el estruendo que arma, pero si estás un poco más alejado no notas que todo tiemble, como si sucede si estás cerca de las vías del AVE cuando pasa uno de los trenes (y ay no hablemos de las posibles fisuras causadas en las casas próximas, que todavía son motivo de debate si las causa o no el paso de los trenes).

shinkansen05

shinkansen04

Total, que como he dicho en el título, el shinkansen es una gran forma de viajar, muy recomendable, no solo por su aspecto práctico en términos del tiempo que te ahorras, si no principalmente por la experiencia en si misma. Evidentemente, los trenes van evolucionando y mejorando con cada nuevo modelo, pero entre el tiempo que hace que no he tomado un shinkansen, y el hecho que los modelos nuevos al principio se utilizan únicamente para los trenes más rápidos, que son los nozomi (el único que no se incluye en el JR Pass) en el cas habitual de la línea Tōkaidō, no he podido experimentar las posibles mejoras y si estas realmente se aprecian, pero espero poder hacerlo algún día.

Sanbutsudō (三仏堂)

sanbutsudo01Cuando os hablé de Rinnōji ya comenté que estaba formado por numerosos templos, y Sanbutsudō no solo es uno de los más visitados, si no posiblemente el más destacado. Su nombre significa templo de los tres budas a causa de las tres estatuas de madera lacadas en oro que hay en el templo. Estas estatuas representan a Amida Nyorai, Senju-kannon (Kannon de los mil brazos) y Bato-kannon (Kannon con cabeza de caballo). Las tres deidades se consideran las manifestaciones budistas de las montañas de Nikkō a las que está consagrado el santuario Futarasan. Cada una representa, respectivamente, M.Nyohō, Mt.Tarō y Mt.Nantai.

Este templo es el edificio principal del complejo, y según los archivos históricos, Ennin Jikaku-daishi construyó este templo utilizando de referencia Konponchudō del Mt.Hiei. Las imágenes principales que podemos ver actualmente se construyeron a principios del período Edo, tienen 8 metros de altura y son las más importantes de budas sentados de todo Japón. Otras estatuas del templo incluyen las figuras de diversos santos (daishi) como Denkyo-daishi, Jie-daishi y Jigen-daishi

sanbutsudo02

Imagen extraida de un libro

Imagen extraida de un libro

El templo ha sufrido diversas relocalizaciones: primero estaba situado cerca del santuario Takinō, junto al río Inari, pero el año 1240-42, Sanetomo Minamotono lo trasladó al emplazamiento actual del santuario Toshogū; posteriormente, el año 1617 fue trasladado otra vez a la posición actual del santuario Futarasan, para finalmente ser desplazado hasta su localización actual cuando el gobierno Meiji decretó la separación entre las dos religiones del país. Sanbutsudō se disolvió al ser trasladado en esta última ocasión, y costó bastante tiempo acabar la reconstrucción a causa de los problemas financieros de Rinnōji. Finalmente, el Emperador Meiji, triste por lo que sucedía, ayudó a su reconstrucción.

Sanbutsudō fue reformado en el período 1954-1961. Su estilo de construcción es extraño, originario de la secta esotérica Tendai, pero se convirtió en el edificio más grande de Nikkō. El techo está cubierto de tejas de cobre, el edificio está lacado en bermellón y los pilares son de madera de zelkova lacada.

En el exterior del templo hay un cerezo llamado kongo-zakura, que ha sido designado como monumento natural.

Imagen extraida de un libro

Imagen extraida de un libro

Nota: en el momento de escribir este artículo el templo está en proceso de reforma, lo que impide verlo tal como es por el exterior, así como algunas partes de su interior (yo sufrí una vez los problemas de las reformas interiores), y aunque está previsto que las reformas no acaben hasta Marzo de 2021, se puede visitar igualmente.

Información importante:

  • Lugar: Sanbutsudō (Nikkō – Pref.Toshigi)
  • Coste: 400円 (antes había una entrada combinada por 1.000円 que permitía entrar en diversos templos, pero por lo que he leído, ha quedado suspendida indefinidamente por falta de consenso entre los templos).
  • rinnoji03

  • Cómo llegar: hay un autobús que comunica las dos estaciones de tren de Nikkō con los templos de Rinnōji en unos 15’. Podemos bajarnos en las paradas de Shinkyo, o de Sogokaikanmae.

sanbutsudo03

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.339 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: