Dos noches en Takayama

La zona central de la isla de Honshū, los denominados Alpes Japoneses, no es de las más visitadas, pero sin duda vale la pena visitarla en cualquier época del año. En la zona de Hida está Takayama, a medio camino entre Nagoya y Toyama. De hecho, toda la ruta que comunica estas dos ciudades en costas opuestas de la isla principal de Japón, la que resigue la línea Takayama de JR, es muy interesante de ver, pero tal vez necesitaríamos unas vacaciones muy largas para poder disfrutarla adecuadamente.

Una solución práctica y que nos podrá permitir satisfacer las necesidades reales de un viaje con una apreciación adecuada de la zona, es pasar dos noches (o incluso tres) en Takayama. Sobre todo si podemos hacer coincidir la estancia con uno de los dos festivales de la ciudad: el Festival de Primavera o Sanno Festival (14-15 Abril); o el Festival de Otoño o Hachiman Festival (9-10 Octubre).

Takayama08

En dos días se puede disfrutar del festival y ver con suficiente comodidad todo lo que tiene de interesante Takayama, pues casi todo está agrupado en una zona no demasiado grande. Si tienes la suerte (yo no la tuve cuando fui) de poder quedarte una tercera noche, puedes dedicar el día adicional a hacer una excursión a la zona de Sirakawa-go y Gokayama, situada a unos 30 km al NO de Takayama, aunque puede ser un poco como una aventura ya que la comunicación en transporte público no es demasiado buena.

Pero centrémonos en la visita a Takayama. Si tomamos un tren adecuado, llegaremos a la ciudad con tiempo suficiente de dejar los trastos allí donde nos alojemos y ver durante la tarde toda la zona de la Ruta Higashiyama. Si se nos hace muy tarde alguna cosa no la podremos ver en condiciones, pero siempre podremos hacer una escapada alguno de los otros días que permanezcamos en la ciudad.

rutatakayama01

Al día siguiente empieza la marcha de verdad, pero tenemos que levantarnos bastante pronto para aprovechar el día. Podemos empezar visitando los mercados matutinos y Takayama Jinya, situado justo delante de uno de ellos. Más tarde, antes de comer todavía tendremos tiempo de pasear entre los yatai para verlos y, si vamos suficientemente bien de tiempo, asegurarnos un buen sitio para la representación de marionetas. Si no siempre podemos verlo desde un sitio no tan adecuado, o decidir regresar para alguna de las demás representaciones (por la tarde hay otra). Cabe decir que no es recomendable dejarlo para el día siguiente, pues tal vez acabemos perdiéndonos algo interesante.

TakayamaJinya04

Kusakabe01

Por la tarde podemos acabar de ver la zona histórica con calma, pues seguramente ya la habremos visto con prisas mientras íbamos de un sitio a otro. Aprovecharemos para visitar el interior de alguno de los edificios que se pueden visitar como Kasukabe Mingei-kan. Cuando acabemos podemos ir buscando un buen sitio para presenciar el desfile nocturno, que es la única posibilidad y entre la gente que se reúne y las calles tan estrechas por donde pasan, la verdad es que es complicado encontrar un buen sitio si no vas con tiempo y te armas de paciencia.

Al día siguiente, podemos visitar el Pueblo Hida por la mañana y, dependiendo de a qué hora debamos marcharnos, si nos queda alguna cosa por ver podemos aprovechar para hacerlo.

HidanoSato03

Viaje Virtual a Japón

Cada año, el grupo Dones Fem, del Centro Cívico de Sarrià (Barcelona), organiza un viaje virtual a un país del mundo, con exposiciones, charlas y otras actividades relacionadas. Este año le ha tocado el turno a Japón, y he tenido la suerte de poder participar activamente.

Este viaje a Japón se centró en una exposición, pequeña pero interesante, con fotografías y objetos relacionados con el país del sol naciente. La exposición pudo verse del 1 al 14 de Junio, pero el acto central del viaje tuvo lugar el pasado viernes 10 de Junio, con una mesa redonda, una cata de comida japonesa y una actividad lúdico cultural.

viatgeVirtual01

Yo fui una de las personas que participaron en la mesa redonda, junto con la Sra. Fumika Sakamoto, y Natalia Mazarredo y Judit Moreno del Consulado General de Japón en Barcelona. Mi contribución fue “Desmontar excusas para no viajar a Japón”, hablando de algunos de los tópicos que, aún hoy, pensamos que pueden ser un impedimento para viajar a este magnífico país. En las otras intervenciones, Fumika Sakamoto habló del papel de la mujer en la sociedad japonesa, Natalia Mazarredo habló del turismo respetuoso con la cultura japonesa (qué podemos y qué no podemos hacer para no ofender a los japoneses en su propio país), y finalmente Judit Moreno habló sobre el manga, y su importancia en la vida cotidiana japonesa. Al final de las exposiciones los asistentes pudieron preguntar sobre cualquier tema.

viatgeVirtual02

Una vez finalizada la mesa redonda, se sirvió una cena compuesta por diversos platos, a cargo de David Sanmartín, chef del restaurant El Sortidor, que presentó un menú degustación con más platos e ingredientes chinos que japoneses, pero aún así estaba muy bueno.

Finalmente, como fin de fiesta, la Fumika Sakamoto introdujo a todos los que quisieron probar, en la preparación y degustación de té matcha, y posteriormente los más valientes pudieron cantar karaoke.

viatgeVirtual03

viatgeVirtual04

El Museo Ghibli cierra por reformas

El Museo Ghibli de Mitaka, muy cerca de Tōkyō está actualmente cerrado por reformas, pero el próximo mes de Julio reabrirá con una nueva exposición diseñada y supervisada por Miyazaki Hayao. Esta nueva exposición se titulará Nekobus ni notte Ghibli no Mori he (Viajando con el Nekobus hacia el Bosque Ghibli) y podrá verse desde el 26 de Julio hasta Mayo de 2017.

Entre toras reformas, se repintarán las paredes exteriores utilizando colores más intensos y vívidos, y se reformará el interior con nuevas y mejoradas exposiciones con el objetivo que los visitantes disfruten aún más de la visita.

reformesGhibli

5º Aniversario Descubrir Japón

¡Quién me iba a decir hace un lustro que este proyecto que surgió más como un entretenimiento que otra cosa seguiría aquí, al pie del cañón, con una salud de hierro y con más adeptos cada día que pasa! Y es que Japón es adictivo.

5Aniversari

Tal vez al principio es un poco difícil dar el paso, en buena parte a causa de los tópicos. Si te gusta por la cocina empiezas pensando “¡pescado crudo, puagh!”, pero después descubres que la cocina japonesa es mucho más. Si te gustan los dibujos, primero puedes pensar que el manga y el anime es para pervertidos (por el abuso que se ha hecho de la explotación del carácter ecchi), pero después puedes descubrir verdaderas obras maestras como las de Studio Ghibli y tantos otros. Si te gusta viajar tal vez empieces viendo que las ciudades son demasiado grandes, demasiada gente por todas partes, demasiado ruido, pero después descubres que hay numerosos rincones en los que se respira tranquilidad, paz y silencio, rincones de una belleza tal que hacen que te enamores de este maravilloso país y que te rindas incondicionalmente a su embrujo.

Y ya hace cinco años que desde Descubrir Japón he tratado de acercaros esta belleza y daros a conocer si maravilloso encanto para que caigáis también víctimas de su embrujo. Espero haberlo conseguido pues todavía estáis leyendo estas líneas y cada día sois más los que seguís las publicaciones de la web Descubrir Japón (y de este blog), pero sobre todo espero seguir manteniéndoos hechizados durante mucho tiempo, pues que haber llegado a este aniversario tan solo me ha reafirmado más (si esto era posible) en mi voluntad de seguir adelante, ofreciéndoos cada vez más material, información y contacto con la belleza innata del país del sol naciente.

Ekiben (駅弁)

Todos hemos oído hablar alguna vez de la palabra bentô, y seguramente lo hemos visto en alguna serie de anime (hay una que se titula precisamente así, y el protagonista absoluto son las cajas bentô) o película japonesa. Incluso habréis podido leer un montón de vivencias propias en blogs dedicados a Japón, pues es un elemento característico de esta cultura. Básicamente un bentô es un contenedor en el interior del cual hay diversos alimentos preparados y listos para comer, de forma que en su conjunto forman una comida completa. El contenedor, como no puede ser de otra forma en el caso de los japoneses, puede ser tan importante como el propio contenido, y por eso puede llegar a tener formas especiales, o estar hecho de algún material poco habitual. Estos bentô se pueden adquirir en numerosos lugares (los más simples en los propios konbinis), o ser preparados con mucho cuidado en casa (tal vez para ir a celebrar el hanami con la familia o los amigos).

ekiben03

Pero en Japón, incluso las cosas más comunes pueden tener un montón de particularidades y especificaciones. Y es así como encontramos los ekiben (駅弁), que en el fondo no son más que bentô vendidos en las estaciones de tren (eki). Hasta aquí podríamos considerar que simplemente nos estamos refiriendo a una especificación del término, pero la verdad es que el mundo del ekiben va mucho más allá. Un ekiben no es solo un bentô vendido en una estación, es un elemento imprescindible en los viajes por ferrocarril, y una plataforma para promover las especialidades locales, pues en cada estación suelen vender ekiben elaborados con productos típicos de la zona (algunos llevan elaborándose con los mismos ingredientes desde hace más de cien años). Y en un país como Japón, no podemos olvidar la tecnología aplicada a la vida cotidiana, y es que actualmente se pueden encontrar incluso ekiben que, simplemente estirando de unos hilos, conseguimos que se caliente la comida en el momento de comerla. No conozco los detalles, pero el sistema se basa en provocar una reacción química exotérmica al poner en contacto dos elementos en el momento de estirar los hilos. El calor producido calienta la comida en pocos segundos.

ekiben01

El origen del ekiben se remonta a los primeros tiempos del ferrocarril en Japón. El primer ferrocarril nipón se inauguró en 1872 entre las estaciones de Shimbashi (Edo) y Yokohama, y diez años más tarde nació el ekiben. En aquella época los trayectos eran largos y las paradas en las estaciones podían alargarse considerablemente, de forma que se popularizaron los vendedores de comida que se acercaban a los trenes para poder vender sus productos alimentarios a los pasajeros, quienes ni tan solo habían de bajar del tren. Aquellos primeros ekiben no eran más que unas bolas de arroz con daikon rallado, envueltas en corteza de bambú (una combinación que todavía es bastante popular). Con el tiempo se fue extendiendo la red ferroviaria y la duración de los viajes, y con ella la popularidad del ekiben, hasta que el viaje en avión hizo disminuir considerablemente el tiempo de los viajes y el tren dejó de utilizarse para trayectos largos. Pero el ekiben no desapareció del todo. Ahora es habitual encontrar tiendas que los venden en los andenes de los trenes de medio y largo recorrido, e incluso se pueden adquirir en el interior de los trenes, cuando pasa algún empleado con un carrito lleno de comidas, bebidas, etc.

ekiben02

Algunas de estas tiendas pueden tener incluso centenares de tipos distintos (en todo el país se calcula que se venden unos 4.000 tipos distintos de ekiben), pero casi siempre se podrá encontrar alguno muy especial que podríamos considerar “típico”. Estos ekiben son propios de la zona, y una buena forma de promocionar los productos de la región, de forma que su creación pasa por un largo proceso en el pueden llegar a participar personas de muy distintos ámbitos. Uno de los casos más recientes se ha producido en la ciudad de Matsumoto, que todavía no contaba con ningún ekiben “propio” y se unieron las autoridades locales, la universidad y los productores locales para elaborar uno.

Evidentemente, con tanta variedad es posible encontrar desde los más sencillos y habituales, hasta los más sofisticados. En mis viajes de largo recorrido por Japón generalmente he utilizado el shinkansen pues en aquellos momentos me interesaba más ir del punto A al punto B, que cualquier otra cosa, y por tanto pocas veces he adquirido uno de estos ekiben, y cuando lo he hecho lo he elegido más por lo que me apetecía en aquel momento que por lo que representaba, pero para un futuro viaje me estoy planteando muy seriamente la posibilidad de hacer algunos trayectos única y exclusivamente para probar estos ekiben más especiales a lo largo de la ruta, pues considero que es una forma muy interesante (y temática) de viajar por Japón.

ekiben04

Un ekiben de estos más especiales se caracteriza por su envoltorio (generalmente un papel con motivos característicos), el contenedor (que puede ser una caja con forma característica), y por su contenido (generalmente contiene arroz, un plato principal y diversos acompañamientos, aunque puede presentar numerosas variaciones). Aún así todavía hay otro elemento a tener en cuenta con el ekiben. Y es que como muchas de las cosas buenas que tiene Japón, un ekiben es mucho más que una comida, es una forma de disfrutar del viaje (Como los bentô que se preparan para el hanami, que son para disfrutar con los amigos), y por tanto no deben comerse de cualquier forma, si no que se debe hacer pausadamente, si es posible mientras se conversa y ríe con los compañeros de viaje (o si vas solo escuchando una música relajante por los auriculares, a un volumen que tan solo puedas oír tú, para no molestar a la persona que se siente a tu lado), y con el paisaje que se pueda contemplar por la ventanilla como telón de fondo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 16.536 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: