Shugaku-in Rikyū Imperial Villa

El pasado jueves, 13 de julio, este blog cumplió ocho años y, para celebrarlo, el primer artículo de este noveno año de nuestro viaje virtual juntos creo que es muy acertado que sea el primer de una serie de artículos en los que, como ya os anuncié en la última ocasión, hablaré de esos sitios que todavía no he visitado, pero que sin duda estarán en mi “lista de deseos” para visitar en un próximo viaje. De hecho, el lugar del que os hablaré hoy ya intenté ir en uno de mis viajes anteriores, pero no fue posible. Me estoy refiriendo a la villa imperial Shugaku-in Rikyū.

Shugakuin03

Shugaku-in Rikyū (修学院離宮) está situado en el extremo noreste de la ciudad de Kyôto, en las estribaciones del Mt. Hiei. Su construcción se inició en 1655, durante el período Edo, dentro de los terrenos de un antiguo templo con unas magníficas vistas, y se acabó cuatro años más tarde. Sus casi 55 hectáreas habían de servir como tranquilo lugar de retiro para el Emperador Retirado Gomizuno-o. Actualmente está formado por tres residencias, pero en el momento de su construcción tan solo tenía dos, las denominadas villas inferior y superior. La que actualmente se conoce como villa media fue construida posteriormente para la Princesa Akenomiya a partir de un antiguo templo de la zona, Rinkyu-ji, al que se le añadieron los lugares conocidos como Rakushi-ken (el primer edificio construido para la princesa) y Kyaku-den (originalmente construido en el Palacio Imperial de Kyôto Omiya como residencia de la Emperatriz Dowager, Tofukumon-in, y que muestra algunas pinturas espectaculares de las carrozas del Gion Matsuri, pintadas por Gukei Sumiyoshi) para formar la villa actual.

Las vistas desde esta villa son espectaculares (se dice que el Emperador tardó 10 años en encontrar un lugar con las vistas adecuadas para que decidiera construir aquí esta casa de campo imperial). Como ya he dicho, actualmente está formado por tres villas unidas por caminos rodeados de pinos, pero estos en realidad no son más que una añadido construido durante el período Meiji, anteriormente no había más que unos caminos estrechos rodeados de arrozales.

Los jardines, probablemente lo mejor de la visita, son del tipo denominado “paisaje prestado”, en que el propio entorno se engloba en el diseño para obtener un efecto más impresionante. En el libro “Historia y Arte del Jardín Japonés”, escrito por Javier Vives y publicado por Satori Ediciones, lo ponen como ejemplo de jardín de la época (especialmente el de la villa superior que incluye un lago para crear un jardín de paseo a su alrededor).

Shugakuin01

Shugakuin02

Pero además de su espectacularidad, los jardines también son su peor “maldición” para visitarlos, y es que al tratarse de una villa imperial, para poder visitarlos es preciso reservar una hora, pues las visitas son rígidas, con reserva previa (solo hay cinco visitas al día), y en los momentos en que los jardines son más espectaculares por el cambio de colores con las estaciones, rápidamente se llenan de visitantes (motivo por el que no los pude visitar cuando lo intenté), así que si queréis conseguirlo os recomiendo que estéis muy atentos a la fecha en que podréis reservar un sitio para su visita.

Respeto a la visita en sí misma, supongo que seguirá las líneas generales de las visitas a los demás sitios imperiales. Has de llegar un poco antes de la hora fijada, al principio te harán entrar en una recepción en la que podrás ver un vídeo relacionado con la visita, y después harás el recorrido (que en este caso son 3 km con algunas subidas relativamente fuertes), que está prefijado y delimitado (no se puede entrar en ninguno de los edificios, tan solo verlos por fuera), con un guía, y otro empleado al final para que nadie se quede demasiado rezagado (eso si, puede ser bastante permisivo permitiendo fotografías mientras el grupo sigue avanzando).

Shugakuin04

Para llegar, desde la estación de Kyôto debemos tomar la línea JR Nara hasta la estación Tofukuji, donde cambiaremos a la línea Keihan hasta su estación término, Demachiyanagi. Desde allí, con el ferrocarril Eizan, llegaremos a la estación Shugakuin (los jardines están a unos 10-15′ caminando). En total se tarda unos 40′.

Nota: las fotos han sido obtenidas en la Wikipedia, bajo licencia CC BY-SA 3.0 y son propiedad del usuario Daderot.

Anuncios

¿Cuántos días se necesitan para visitar Japón?

Esta es una pregunta recurrente cuando alguien quiere viajar a Japón pero no conoce demasiado el país, tan solo sabe que está de moda y que lo quieren visitar. Incluso gente con mucho más conocimiento de la zona a veces me lo pregunta, en este caso por temor a no ir suficientes días y perderse cosas importantes.

Mi respuesta es invariablemente “tantos como puedas permitirte”. Bien, como máximo 90 días, que es cuanto puedes estarte en el país como turista. Pero bromas aparte, por muchos días que le dediques, siempre te sabrá a poco, siempre te dejarás alguna cosa importante, siempre deberás tomar decisiones difíciles y, sobre todo, siempre te quedarás con un fuerte deseo de volver para hacer todo aquello que no has podido en este viaje.

diesVisitaJapo02

No es que nada de esto sea realmente determinante para decidir dedicarle más o menos días a este viaje. En mi experiencia personal, a pesar de haber estado varias veces, con estancias de entre 10 días la más breve y 1 mes la más larga, no podría decir que un viaje a sido mejor que otro simplemente por su duración. Cierto, si tienes menos días lo ves todo con más intensidad y tal vez menos detalle, mientras que si tienes más tiempo, no solo ves más cosas si no que también te lo tomas con otro ritmo y saboreas mejor los pequeños detalles.

Otro factor a tener en cuenta es el tipo de viaje que quieres hacer. Alguna vez ya he comentado diversas “motivaciones” o temáticas de viaje, y estas podrían determinar de forma directa los días (o las fechas específicas) que has de estar en el país.

diesVisitaJapo01

Ahora mismo, desgraciadamente, veo demasiado lejano un próximo viaje a Japón, pero la ilusión es lo último que se pierde, y por eso de vez en cuando sigo planificando posibles rutas, visitas a sitios específicos y “temas” a seguir. No sé si alguna vez los podré poner en práctica o si al finalmente viajar podré encajar las diversas piezas del puzle en un viaje posible, pero pienso seguir haciéndolo y, por si a alguno de vosotros, que seguís leyendo mis cavilaciones, os puede ser útil, tengo la intención de ir publicándolas en futuros artículos del blog. Se salen un poco de mi objetivo original de hablar tan solo de mis experiencias personales, pero como espero conseguir que se acaben convirtiendo en experiencias personales, tampoco creo que me aleje demasiado del concepto original.

Y vaya por delante mi deseo que todos los que podáis viajar, tengáis una magnífica estancia en Japón, sea cual sea la duración del viaje.

Seis años Descubriendo Japón

Tal día como hoy de hace seis años aparecía en la red una nueva página sobre Japón. En aquella época ya empezaba a estar de moda todo lo relacionado con el país nipón, pero no con la fuerza actual. Había un gran interés por algunos elementos de su cultura como el manga y el anime, algunos tipos de comida como el sushi, o las películas y los libros de algunos directores y autores que habían conseguido hacerse un sitio en lo que generalmente se denomina “mainstream”, pero había una (todavía) minoría que queríamos ir más allá. Y este es uno de los motivos que me empujaron a crear esta página. Para algunos no será más que “otra página sobre Japón”, pero he tratado de hacer alguna cosa distinta mientras difundía aspectos tan diversos del país y su cultura como un tren turístico y un concurso de cosplay, o la receta de una tapa japonesa y la última película de samuráis. Si he conseguido o no hacer “alguna cosa distinta” sois vosotros los que debéis juzgarlo, aunque el flujo constante de visitas parece indicar que la respuesta es sí.

A lo largo de estos seis años se han producido diversas fluctuaciones tanto en los contenidos como en la frecuencia de las actualizaciones, pero últimamente me he centrado bastante más en las redes sociales que en la propia web, informando de diversos temas tan solo a través de estos medios. Es por eso que si todavía no seguís la web de Descubrir Japón o el blog Viajes por Japón a través de las redes sociales, os animo a hacerlo rápidamente para estar informados en todo momento de lo que está pasando. Los miles de seguidores que tenemos actualmente nos empujan a seguir haciendo un trabajo de calidad y constante a través de estos medios.

Hasta ahora nos podíais encontrar en Twitter, Facebook, YouTube, Google+ y Flicker, pero para celebrar este sexto aniversario, desde hace unos días nos podéis seguir también a través de Instagram.

Y ya para acabar, para conmemorar estos seis años, y gracias a la colaboración con Sherlock Films, queremos invitaros al cine, a ver la película “Maravillosa familia de Tokio“.

SorteigEntrades

Reconstrucción Castillo Nagoya

Ya hace mucho que os hablé de mi visita al Castillo de Nagoya, y recordaba que no se trata de una auténtica reconstrucción, si no de una construcción hecha con hormigón, con un aspecto exterior igual al del castillo original, pero ninguna similitud real en su interior.

Esto es bastante habitual en muchos castillos japoneses (como por ejemplo el de Ōsaka) que fueron destruidos por las bombas durante la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente reconstruidos durante los años 50 o 60. La verdad es que por fuera estos castillos si que dan la impresión de ser auténticos, pero en cuanto entras se ve que no son más que estructuras aprovechadas para otros fines (generalmente museísticos, que sin duda también tienen un gran valor). Aún así siguen sirviendo como poderosos atractivos turísticos.

castellNagoya03

Pero estas estructuras también requieren un mantenimiento adecuado, y con la evolución de las leyes sobre seguridad (especialmente en relación con los terremotos), la verdad es que muchos de ellos se están quedando desfasados y, si se quiere que sigan siendo un importante punto de atracción turística, es preciso tomar medidas, a veces drásticas, como las que acaba de aprobar el consistorio de la ciudad de Nagoya.

reconstruccióCastellNagoya01

reconstruccióCastellNagoya02

En Junio de 2016 el alcalde de Nagoya, Kuwamura Takashi planteó la idea de derruir la actual torre de hormigón del Castillo de Nagoya para reconstruirla según el modelo original utilizando materiales y técnicas tradicionales. O sea, reconstruir el castillo “de verdad”. Un proyecto como este tiene un coste astronómico (calculado en unos 50 billones de Yenes, unos 8.5 millones de euros) y consecuentemente generó un fuerte debate. Debate que finalmente parece que ha acabado con la aprobación por mayoría del proyecto.

Este proyecto todavía se encuentra en sus fases iniciales, pero si todo va según se pretende, a principios de otoño de 2019 los visitantes ya no podrán visitar el castillo hasta finales de 2022, cuando tendremos una nueva y reconstruida torre del castillo de Nagoya tal y como era cuando se construyó hace siglos.

El Metro de Tōkyō aún más fácil

Tōkyō es una de les metrópolis más grandes del mundo, y los desplazamientos en metro son casi una obligación. Pero viajar en el metro presenta diversas complicaciones para el turista, incluso el procedente de ciudades acostumbradas a utilizar este sistema de transporte. De los problemas de viajar con el metro de Tōkyō ya he hablado en otras ocasiones, y seguramente conoceréis mi opinión de que “es complicado, pero tampoco es tan terrible como lo pintan”. De todas formas, parece que con el horizonte de los JJOO Tōkyō2020 el sistema de metro cada vez será más accesible a los turistas (incluso los más obtusos).

Las autoridades acaban de instalar máquinas expendedoras de billetes multilingües (hasta ahora solo estaban en japonés e inglés) en la estación Tochomae, de la línea Oedo, perteneciente a la red de metro de Toei. De momento los idiomas disponibles son inglés, chino y coreano, pero a finales de marzo se añadirán el castellano, el francés y el tailandés.

Pero no solo esto. Si ahora tenías que saber muy bien dónde querías ir y saber leer el mapa de la red de metro, con estas nuevas máquinas expendedoras de billetes, se podrá elegir la estación de destino de cuatro formas distintas, según su nombre, según su número de estación (un sistema a prueba de tontos implantado ya hace algunos años), escogiéndola en un mapa de la ruta, o simplemente por el sitio de interés al que se quiere ir. También se ha aumentado el tamaño de la pantalla para que sea más fácil leer toda la información.

tokyometrotouristfriendly

En breve estas máquinas irán instalándose en otras estaciones (hasta 31), especialmente en estaciones tan turísticas como Roppongi, Asakusa y Otemachi.

La otra compañía de metro, Tōkyō Metro Co., ya empezó a instalar en régimen de pruebas un sistema similar el año pasado, y tiene previsto extenderlo por su red de metro hasya llegar a las 155 máquinas en 69 estaciones, en el año 2018.

Sin duda viajar en metro en Tōkyō perderá un poco de su encanto, del espíritu de “ir a la aventura”, pero será mucho más cómodo y práctico.

A %d blogueros les gusta esto: