Kiyomizudera en obras

En la ciudad de Kyôto, uno de los templos más conocidos y visitados es Kiyomizudera. Actualmente se encuentra en medio de un proceso de reconstrucción que empezó en septiembre de 2013 y que es el primero que recibe el templo en casi 30 años. Ahora acaba de retirarse la cobertura que cubría la pagoda de tres pisos, que durante los últimos 17 meses ha sido repintada con el color “ni” bermellón tradicional.

En total hay nueve edificios del templo que están siendo reconstruidos, incluidos el Salón Principal con su famosa veranda desde la que observar la ciudad, la puerta Todorokimon, el Salón Amitabah, y el Salón Okunoin, todos ellos considerados Importantes Bienes Culturales.

Foto: Tha Asahi Shimbun

Foto: Tha Asahi Shimbun

150 Años Iglesia Oura

En la ciudad de Nagasaki se encuentra la iglesia católica más antigua de Japón, la Iglesia Oura, que el pasado 19 de Febrero 2015 celebró una misa para conmemorar su 150 Aniversario. Esta iglesia es un lugar de culto muy especial, no solo por ser el centro de culto católico más antigua que queda en Japón, si no también por que está dedicada a los 26 mártires católicos, algunos de ellos misioneros extranjeros, que fueron ejecutados por el régimen de Hideyoshi Toyotomi en 1597.

Esta iglesia fue construida por el misionero francés Bernard-Thadee Petitjean, que fue también quien descubrió con sorpresa que en Japón todavía quedaban católicos que habían mantenido su Fe durante casi 300 años.

Oura03

Para celebrar su 150 Aniversario se reunieron 150 personas en una oración común dentro de la iglesia, ahora basílica, y entonaron un canto dedicado a su historia. La misa la ofició el Arzobispo Joseph Mitsuaki Takami que pidió que se dejara avanzar la historia de la Fe tan ligada a la iglesia para poder pasarla a las siguientes generaciones.

Foto: Mainichi Shimbun

Foto: Mainichi Shimbun

Foto: The Asahi Shimbun

Foto: The Asahi Shimbun

La tecnología en auxilio del turista

En Japón el año pasado se batió un nuevo récord de turistas extranjeros que visitaron el país, y los planes gubernamentales pretenden llegar a los 20 millones de turistas extranjeros en 2020. Pero uno de los principales problemas que se plantean es la barrera lingüística, tanto por parte del turista como de los propios empresarios y trabajadores del sector. Es aquí donde cada vez más la tecnología acude en auxilio del turista.

La compañía tecnológica tokiota Pijin Co. ha desarrollado un sistema de traducción mediante códigos QR, de forma que utilizando una tablet o un teléfono móvil, el turista puede leer la información de los paneles informativos en un idioma que domine. Estos códigos se sitúan en los paneles informativos permitiendo ofrecer la misma información en 15 idiomas distintos, incluidos evidentemente el inglés y el chino (los idiomas de la mayoría de los turistas que llegan a Japón). De momento tan solo pueden encontrarse paneles así preparados en algunas atracciones turísticas y zonas comerciales como  Coredo Muromachi en el barrio Chûo de Tôkyô, y en los Estudios Universal de Ôsaka. En total hasta la fecha son 100 sitios distintos, algunos más prácticos como los que explican cómo utilizar las consignas automáticas de estaciones y aeropuertos (el aeropuerto de Kansai acaba de incorporar el sistema este pasado mes de enero), otros más informativos. Lo más interesante para el turista es que el coste del servicio lo pagan los que instalan el código QR, que también sale ganando ya que este sistema les resulta mucho más económico que poner carteles informativos en diversos idiomas.

tecnologiaAuxiliTurista

El buscador de restaurantes Gurunavi Inc. también ha rediseñado su web para extranjeros de forma que los 69.000 restaurantes y bares que tiene registrados ahora pueden ofrecer su menú e información sobre los ingredientes utilizados en inglés, chino y coreano, simplemente introduciendo la información en japonés. Gurunavi inició su web para extranjeros en 2004, y en todo este tiempo ha acumulado una gran cantidad de información relacionada, que ahora pueden aprovechar los restaurantes para ofrecer esta información en otros idiomas. Además, hay un proyecto de cooperación entre Gurunavi y TripAdvisor, que facilitará la difusión de los locales y las reservas.

Shobunsha Publishing, está desarrollando la App gratuita DiGJAPAN que de momento proporciona información turística y muestra el mapa de los alrededores de la estación de Tôkyô en cuatro idiomas. Con la aplicación se pueden ver anuncios de restaurantes y tiendas, de forma que los viajeros puedan trazar sus planes antes de viajar.

Y estos ejemplos no son más que la punta del iceberg. Japón es un país puntero diseñando tecnología, pero hasta ahora el país estaba demasiado cerrado en si mismo para que esta fuera ampliamente aprovechada por los turistas extranjeros. Es evidente que se están actualizando a buen ritmo, especialmente de cara al reto que supondrá (en términos de visitantes extranjeros) los JJOO2020, pero todavía les queda un largo camino para recorrer que sin duda dará pie a muchos artículos y noticias más sobre este tema.

Itsukushima, Patrimonio de la Humanidad

Inscrito en el listado de elementos Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1996, la zona protegida engloba el famoso templo sintoísta de la isla de Miyajima, formado por 17 edificios de madera y otras estructuras secundarias, también de madera. Además, se engloba en el área de protección el entorno que enmarca el templo, pues siguiendo el estilo de construcción de la época, este tiene un papel muy importante en el conjunto. Por otra parte, del resto de la isla y parte del mar que la rodea también forma parte de la zona de amortiguación. En total unas 3.000ha de terreno situadas en la bahía de Hiroshima, en el Mar Interior de Seto, una zona que antiguamente controlaba la familia Taira, señores de Aki.

Tal como dice la UNESCO: “Lugar santo del sintoísmo desde tiempos muy antiguos, la isla de Itsukushima, situada en el mar interior de Seto, vio alzarse su primer templo en el siglo VI. El santuario actual data del siglo XII y sus edificios, armónicamente dispuestos, son testigos de la gran maestría técnica y artística de sus constructores. Su diseño y composición juegan con el contraste de colores y volúmenes entre el mar y la montaña, ilustrando así perfectamente el concepto japonés de la belleza escénica, que une la hermosura del paisaje natural a la creatividad humana”.

dosNitsMiyajima04

El santuario, denominado Itsukushima Jinja (厳島神社) también da nombre a la isla, aunque todo el mundo la conoce como Miyajima (isla santuario), y su elemento más mundialmente conocido es sin duda el gigantesco torii de 16m de altura y 60Tm de peso que durante la marea alta parece que esté flotando sobre las aguas, al igual que el santuario, que se sostiene sobre pilares que soportan corredores y edificios siguiendo una construcción especial con agujeros entre las maderas de la tarima para aliviar la presión durante la marea alta.

El santuario actual fue construido por orden de Taira no Kiyomori, para venerar a los kami de la isla, que él consideraba que lo habían favorecido en las victorias militares. Curiosamente, tan solo cuatro años después de su muerte, el clan Taira (Heike) quedó completamente aniquilado frente a sus eternos rivales, el clan Genji (Minamoto), en la batalla naval de Dan-no-ura.

Su construcción sobre el agua no tiene precedente alguno, y existen diversas teorías al respecto. Una afirma que la causa se debe a que de esta forma los fieles no “mancillarían” con su presencia la tierra sagrada de los kami pues no llegarían a poner pie en ella (se supone que todo el mundo llegaba en barca, atravesando el torii). Otra teoría cree que se quería recrear el mitológico Palacio del Rey Dragón. Finalmente, hay una tercera teoría que supone que de esta forma se quería representar la Tierra Pura del Budismo (el paraíso) tal y como se concebía en esa época, cuando se pensaba que los muertos llegaban a ella atravesando un brazo de mar para subir a un santuario divino que se erigía por encima de este.

Sea cual sea la razón, su estilo deriva claramente del de las villas aristocráticas de la capital conocido como shinden-zukuri (寝殿造). En este estilo se creaba una red de salas espaciosas y elegantes conectadas por corredores de madera, y todo el conjunto se integraba con el entorno utilizando únicamente materiales naturales como la madera y techos hechos con tejas de ciprés. Las salas disponían de privilegiadas vistas sobre jardines y estanques diseñados especialmente, y que en el caso del santuario han sido sustituidos por el mar y la costa.

El santuario forma dos subtemplos, el Honsha o santuario principal, perfectamente alineado con el torii y el Mt.Misen, y el Sessha Marodo-jinja con una alineación distinta. Todos los edificios han sufrido los efectos del paso del tiempo y los incendios, pero siempre se han reconstruido conservando estrictamente su estilo original. Además de los templos y subtemplos, el santuario dispone de tres escenarios privilegiados, uno para realizar ceremonias, uno para poder ejecutar danzas de la corte, y un escenario de teatro Noh, que es el único en todo el mundo en estar situado sobre el mar.

ItsukushimaJinjaMap

El Honsha lo componen los edificios Haraiden , Haiden (sala de adoración), Heiden (sala de las ofrendas) y Honden (sala principal) todos ellos orientados en el mismo eje que el Otorii. El Haraiden se proyecta hacia el mar y el Haiden y el Honden, conectados con el Heiden y cubiertos por un mismo techo, se alinean detrás de este, paralelamente al mar. En su conjunto proporcionan una impresión calmada y elegante con las delicadas líneas de sus aleros y las formas suaves de su techo, las líneas horizontales de los suelos, los nageshi (vigas horizontales), y kahiranuki (vigas superiores). Todo el conjunto está soportado sobre una marco estructural formado por gigantescas columnas de madera y kumimono (soportes).

Frente al Haraiden encontramos el Hirabutai (plataforma ceremonial), que está conectado por un suelo de planchas de madera con el Higashi-kairo (corredor Este) y el Nishi-kairo (corredor Oeste) por los que se accede al resto del complejo. El Hirabutai se proyecta hacia delante y es el marco para al Takabutai (escenario), con sus balaustradas de color bermellón por los cuatro lados. Las danzas de la corte interpretadas en este escenario son las habituales en la corte durante el período Heian (794-1184) y han sido preservadas por los sacerdotes de ltsukushima durante más de ocho siglos.

El complejo Sessha Marodo-jinja, situado al Nordeste del complejo Honsha, está orientado hacia el Oeste. Está formado por el Haraiden, el Haiden, el Heiden y el Honden, que en su conjunto forman una estructura muy similar, y del mismo estilo que los componentes del Honsha.

El área también incluye diversos edificios secundarios asociados al sintoísmo y al budismo y que se construyeron en épocas posteriores. Son el Gojunoto (pagoda de cinco pisos), Tahoto (pagoda de dos pisos), Sessha Tenjin-sha Honden y Massha Hokoku-jinja Honden (Senjokaku).

El santuario de Itsukushima se puede visitar en relativamente poco tiempo, como parte de una excursión de mañana o tarde desde Hiroshima, pero personalmente recomiendo estar un mínimo de dos noches en Miyajima para poder visitar bien toda la isla (y subir al Mt.Misen), el santuario de noche (hay excursiones en barca para hacer el recorrido des de el mar), y el torii y el santuario tanto con marea alta como con marea baja.

Para acceder a Miyajima es preciso que nos desplacemos a Hiroshima, y desde su estación central tomemos la línea JR Sanyo hasta la estación de Miyajimaguchi (unos 27 minutos). Allí debemos tomar alguno de los diversos ferries (a pesar que recomiendo el operado por JR, no solo por que su coste está incluido en el JR Pass, si no también por que su ruta es la que masa más cerca del Torii, y así podremos tener una magnífica visión del conjunto desde el mar, incluso antes de llegar a la isla) que hacen el recorrido entre Miyajimaguchi y el muelle de Miyajima (unos 10 minutos). El santuario de Itsukushima está situado a poca distancia caminando del muelle de Miyajima (unos 10 minutos).

Si tan solo queremos ver el efecto del conjunto desde el mar, hay unas barcas que zarpan del Parque de la Paz de Hiroshima y recorren esta costa en unos 55 minutos.

Reliquias devueltas a Ujigami Jinja

A finales del año pasado (el 24 de Diciembre para ser más exactos), tuvo lugar una ceremonia muy especial en el santuario Ujigami Jinja, situado en la ciudad de Uji, y englobado dentro del Patrimonio de la Humanidad de la Antigua Kyôto desde 1994.

Ujigami Jinja se cree que se construyó a finales del período Heian, y es el ejemplo más antiguo de arquitectura sintoísta que existe.

Este santuario ha estado sometido durante más de un año a diversas obras de restauración que han incluido sustituir, por primera vez en 30 años, las tejas de corteza de ciprés; así como repintar las paredes.

La ceremonia se inició a las 7 de la tarde, cuando el sacerdote principal, Miyamura Toru, de 65 años, retornó al salón principal los tres objetos que simbolizan al Emperador Ojin y sus dos hijos, el Príncipe Imperial Uji no Wakiiratsuko y el Emperador Nintoku, a los que está consagrado el templo.

ReliquiesUjigamijinja

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.736 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: