El Camino de la Filosofia (哲学の道)

El Camino de la Filosofía (哲学の道), también conocido como del Filósofo, es un camino de unos 2.5 km de longitud, que va desde Gingakuji (銀閣寺) hasta el puente Nyakuoji pasando cerca de numerosos templos grandes y pequeños, como Mirokuin (弥勒院), Hônen-in (法然院), Anrakuji (安楽寺), Reikanji (霊鑑寺), Ôtoyojinja (大豊神社) y Nyakuojijinja (若王子神社), y aunque están fuera del camino, también podríamos incluir los cercanos Eikando (永観堂) y Nanzenji (南禅寺), buena parte de los cuales se merecen una entrada propia en este blog.

filosofia01 filosofia02

Se trata de un camino que discurre junto a un canal cubierto por cerezos, en el que se respira tanta tranquilidad que podrías dejarte llevar por su calma y belleza (o en palabras del profesor de filosofía Nishida Kitarô que lo puso de moda al decir que cuando paseaba por él era capaz de perderse en sus propios pensamientos). A lo largo del camino hay diversos templos a muy poca distancia, por lo que es recomendable tomárselo con calma y dedicarle a todo en conjunto la mayor parte de un día, dejando que el ambiente penetre en nuestra alma, visitando algunos de los templos que hay por el camino (según la saturación de lugares sagrados que hayáis alcanzado desde vuestra llegada a Kyoto), y aprovechar para ver algunas de las mejores vistas que se pueden obtener de Kyoto desde las montañas en que se encuentra. Podríamos decir que es un remanso de paz dentro del ruido de la ciudad, que se encuentra a muy poca distancia montaña abajo.

Este camino lo he recorrido dos veces, y sigo descubriendo nuevos rincones. En el vídeo incluido más arriba he dejado el sonido directo para que podáis comprobar el silencio que se respira en general (excepto cuando la tecnología te persigue, en este caso en forma de helicóptero). Como excursión de un día podéis hacer todo el camino, visitando los principales templos de la zona (como mínimo recomendaría Gingakuji, Honenin, Eikando y Nanzenji), y por la tarde podríais aprovechar para visitar el Santuario Heian, muy próximo, y si os interesa la artesanía, el Kyoto Handicraft Center (aunque para mi gusto está demasiado enfocado en vender cosas tradicionales a los turistas). Otro punto a tener en cuenta es que dicen que el camino varía mucho según la estación del año, y la verdad es que mi gran asignatura pendiente es recorrerlo durante la primavera, cuando los cerezos estén en flor (espero poder remediarlo pronto).

Foto: Xavi Llobet

Foto: Xavi Llobet

Sobre los templos que podéis ver en el vídeo, el primero es Honenin (法然院), un templo de la secta Jodo que destaca por su puerta con techo de paja y por los montículos de arena rastrillada formando motivos diversos, aunque en el vídeo no pueden apenas apreciarse por que el día anterior había caído una tromba de agua que seguramente se llevó una buena parte.

Entrada Honenin

Entrada Honenin

El segundo templo, Ôtoyojinja (大豊神社), es casi una rareza, ya que se trata de un templo shinto en medio de una zona donde casi todos los templos son budistas. No es muy grande ni parece demasiado bien cuidado, pero si que debe atraer mucha gente si hemos de hacer caso de las placas con deseos que había (en el templo hay muchos inari (zorros), a los que se invoca para tener buena suerte, así como otros animales que no se si tienen la misma función, pero las placas hablan por si solas).

Plaques demanant desitjos a Ôtoyojinja

Placas pidiendo deseos en Ôtoyojinja

Como he dicho anteriormente, el camino está plagado de templos, pero los más importantes me los he reservado para futuras entradas de este blog, donde podré comentarlos con la profundidad que se merecen. Además, he de remarcar que en los dos que he mencionado aquí no hay que pagar entrada, cosa que no pasa con los templos más importantes.

Información importante:

  • Lugar: Kyoto
  • Como llegar: desde la estación de Kyoto se puede llegar con los autobuses 5, 17 y 100, bajándoos en la parada Gingakujimichi, aunque si cogéis el autobús 100, podéis bajar en Gingakujimae, que está más cerca (además de seguir una ruta más interesante y diría que más rápida).

2 comments so far

  1. Antonio on

    Según el monje que se encontraba en la tienda del santuario, los ratones son “El camino hacia Dios”. No me explicó por qué habían llegado a esa conclusión, pero le compré la plaquita…

  2. […] Camino de la Filosofía es un recorrido de más de dos kilómetros que me llevó desde el Ginkakuji hasta el Nanzenji en […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: