Autobús acuático

En toda visita a Tokyo es casi obligatorio visitar Asakusa (浅草) y muy especialmente su templo y la avenida comercial que conduce hasta él (de todo lo cual hablaré más adelante). Pero incluso haciendo una visita al barrio para ver un poco más de uno de los barrios más tradicionalmente populares de la ciudad (cosa que poca gente hace), la visita acabará como muy tarde hacia mediodía, dejando toda la tarde libre para visitar otra área de la ciudad (Asakusa, como otras muchas zonas, está un poco apartada de todo). Evidentemente, con metro o tren rápidamente estaréis en cualquier otro punto de la ciudad para acabar de disfrutar el día, pero si habéis comido por la zona de Asakusa y queréis otra forma de ver la ciudad, os recomiendo un paseo por el río Sumida (隅田川) con el autobús acuático de la Tokyo Cruise Lines para ir hasta Hamarikyu (浜離宮) y, si os gusta caminar, acabar el día subiendo a la Torre de Tokyo.

La estación de la línea del río sumida se encuentra muy ceca del templo de Asakusa, y recorre el río hasta llegar al muelle Hinode, haciendo una pequeña parada por el camino en el parque Hamarikyu (situado muy cerca del mercado de pescado de Tsukiji). El recorrido dura 35 minutos (40 minutos hasta el muelle Hinode), cuesta 720¥ + la entrada al parque (750¥ hasta el muelle Hinode) y sale uno cada 30 minutos (hasta las 15:40h, cuando sale el último barco que hace parada en el parque, ya que este cierra a las 17:00h).

Otra opción es coger el barco Himiko (ヒミコ), un barco de aspecto futurista (y que podéis ver en el vídeo superior), que os llevará hasta Odaiba en unos 50 min por poco más de 1000¥, aunque solo circula tres o cuatro veces al día. Además, Odaiba es suficientemente grande como para dedicarle un día completo, no solo una tarde.

Tal vez os estaréis preguntando qué tiene de especial este recorrido, aparentemente totalmente orientado al turista. Pues la verdad es que más parece pensado para salidas festivas de los propios tokiotas, pero lo que realmente me parece interesante es que no solo puedes ver la ciudad desde otro punto de vista, sino que además, en su recorrido el barco pasa por debajo de 13 puentes, todos ellos diferentes tanto en estructura como en color, y que se puede ver el considerable sistema de esclusas para evitar inundaciones, o les gigantescas construcciones edificadas sobre tierras ganadas al mar.

Planol del recorregut

Plano del recorrido

El gran inconveniente para gente como yo, tal y como podréis apreciar en el vídeo, es que el barco está pensado para ver, pero no mucho para poder plasmar lo que ves. Los sitios desde donde puedes fotografiar o filmar los puentes en todo su esplendor son muy pocos, y siempre se llenan con los primeros que llegan. Claro que si sólo queréis disfrutar de la vista, sus grandes ventanas panorámicas y su techo de vidrio os permitirá una amplia visión de todos los detalles.

Foto: Arturo

Foto: Arturo

Información importante:

  • Lugar: Sumidagawa (Taitō-ku – Tōkyō)
  • Coste: 720¥ (+ entrada a Hamarikyu).

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: