Entenderse en Japón

Foto: Skaven

Foto: Skaven

Aunque desde hace bastante tiempo parece que está de moda estudiar japonés por diversas causas (boom del manga, interés por su cinematografía, negocios, etc.), la verdad es que creo que poca gente puede decir realmente que sabe hablar japonés (aunque bastante gente podría hablarlo con dificultades), y este puede ser una preocupación que determine la decisión final de viajar a Japón (¿Una vez allí, como me entenderán?), o que esta derive hacia las opciones de los viajes organizados, con una guía que te solucione los problemas, aunque, personalmente, creo que es la peor forma de viajar, pues salen mucho más caros y finalmente puedes no ver cosas muy interesantes, pero fuera de los circuitos habituales.

Un concepto bastante erróneo (yo mismo lo cometí la primera vez que visité Japón), es pensar que allí podrás entenderte perfectamente si sabes inglés. Pues bien, es cierto, pero también es falso. Lo que si es totalmente cierto es que, sabiendo inglés, tal vez no te entenderás con facilidad, pero tampoco es probable que te pierdas, que pases hambre por no saber que pedir, o que la barrera idiomática te estropee unas buenas vacaciones.

Pero dejad que me explique con más claridad. En Japón hay bastante gente que sabe inglés (la mayoría con grandes dificultades), pero su conocimiento no es ni mucho menos generalizado. Muchos establecimientos hoteleros tienen al menos una persona que sabe inglés (los ryokan adheridos a una de las páginas web que suelo consultar para planificar mis viajes tienen como norma que, como mínimo, una persona del personal sepa hablar inglés), al igual que los grandes almacenes y las tiendas más importantes, con la ventaja de que si preguntas a alguien que no sabe inglés, lo más probable es que te diga que esperes un momento mientras va a buscar a la persona de la tienda que sabe inglés (aunque esté en la otra punta o en otro piso).

También es cierto que muchos de los carteles están también en inglés, o al menos el nombre japonés escrito en romanji (como en las estaciones de metro y ferrocarril). En los lugares turísticos siempre encontraréis guías del lugar en inglés. De hecho, cada vez es más habitual encontrarlas también en castellano. Y en diversos sitios también es posible encontrar guías voluntarios que, de forma gratuita, te enseñan el lugar explicándote qué es cada cosa). Incluso en dos ocasiones he encontrado que el guía sabía (Ritsurin Koen – Takamatsu, Shikoku) o estaba aprendiendo (castillo de Inuyama) castellano.

Y sobre otro aspecto muy importante de cualquier viaje, la comida, es habitual que los restaurantes y paraditas de comida tengan fotografías representaciones de sus platos hechas con cera, así que tan solo tienes que señalar (el idioma universal de los gestos) lo que quieres y… ¡Buen provecho!

Foto: Skaven

Foto: Skaven

En cualquier caso, todo esto que he comentado es posible gracias sobre todo a un factor que, al menos hasta ahora, he comprobado que es general en todo Japón: la amabilidad de sus habitantes. Tal vez no te entiendan, pero harán el esfuerzo de comprenderte. Posiblemente hablarán un inglés horrible, pero si eres un poco hábil haciéndote entender, seguro que acabas encontrando lo que buscabas o logrando lo que querías. ¿Que no encuentras un lugar? Enseña un mapa a alguien (la mayor parte de tarjetas de lugares incluyen mapas para llegar, incluso para ayudar a los propios japoneses, pues no tienen unas direcciones lógicas según lo que podríamos imaginarnos los extranjeros) y, como mínimo, te señalarán el punto en que te encuentras en ese momento, facilitándote así el encontrar el lugar buscado. De hecho, en mi primera visita a Kyoto, estaba buscando el ryokan (imaginaros, cargado de maletas i demás) en medio de un entramado de callejuelas que parecían todas iguales, hasta que entré en una casa particular (la entrada estaba abierta de par en par) hasta que salió una anciana que de inglés ni media palabra, pero al enseñarle el mapa de localización del ryokan, no solo me indicó el lugar, sino que hizo parar a un vecino que pasaba con la bicicleta, e hizo que nos guiara personalmente hasta la puerta del ryokan, y eso que al girar la primera esquina ya pudimos ver el cartel del ryokan.

Por tanto, si sabes hablar más o menos bien japonés, mucho mejor, pero con inglés, paciencia y buena disposición, no tendréis ningún problema para disfrutar de unas buenas vacaciones en Japón.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: