Sento-Gosho, el Palacio del Emperador Retirado (仙桐御所)

En el centro de Kyoto hay un gran parque denominado Parque Imperial, o simplemente Kyoto Gyoen. En su interior se encuentra el actual Palacio Imperial de Kyoto, y el Palacio del Emperador Retirado o Sento-Gosho (aunque de este último solo quedan los jardines).

Para visitarlo, al igual que el Palacio Imperial y las demás propiedades de la Casa Imperial Japonesa, es necesario solicitarlo vía internet con una cierta antelación. En el caso de Sento-Gosho sin embargo, tan solo se realizan visitas guiadas en japonés (no supone ningún problema si, como yo, jamás prestáis demasiada atención al guía), y sus horarios (una visita por la mañana y una por la tarde) hacen que, a pesar de estar tan cerca uno del otro, sea una visita bastante incompatible con la del Palacio Imperial, pues no puedes ir a los dos sitios, uno después del otro, obligándote a perder mucho tiempo o a correr para realizar a trancas y barrancas alguna otra visita. Yo, entre una y la otra me fui a ver Tô-ji, y casi no llego a tiempo para la visita a Sento-Gosho (y hay una persona que casi me asesina por todo ello).

Sento-Gosho (o Palacio del Emperador Retirado) fue construido para el ex-Emperador Gomizuno-o tras su abdicación, y se completó en 1630. Posteriormente, lo utilizaron diversos emperadores tras su retiro, siendo reconstruido en numerosas ocasiones hasta 1854. Desde entonces no se ha vuelto a reconstruir jamás, pues tampoco ha abdicado ningún emperador. Es por eso que, al margen de unas pocas construcciones, la visita realmente la haces a un magnífico jardín de paseo situado alrededor de un lago.

El camino que recorre la visita sigue un sendero que pasa por diversos puentes que atraviesan los arroyos que alimentan las tres partes que forman el lago, comunican unos islotes, y permiten apreciar todos los rincones desde distintos ángulos y alturas. Si hubiera de destacar algunos elementos, diría que todos los puentes tienen formas distintas (puente en zig-zag, puente de tierra batida, puente cubierto,…).

También destacan los dos pabellones para realizar ceremonias del té (uno de ellos, el Seika-tei, realmente grande para lo que suelen ser estas construcciones), aunque, desafortunadamente, tan solo pueden verse por fuera. Y como curiosidad, decir que delante mismo del Seika-tei, desde donde se tiene una magnífica vista del lago, hay una playa formada por miles de cantos rodados, todos ellos prácticamente idénticos de forma y tamaño.

Yo tan solo lo he visitado durante el verano, pero he visto fotografías del lugar en otras épocas del año, y espero poder visitarlo esta primavera, ya que considero que en primavera y en invierno son los mejores momentos para verlo.

Información importante:

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: