Archive for 25 febrero 2010|Monthly archive page

Takayama Jinya (高山陣屋)

Un Jinya (o edificio gubernamental) era desde donde se controlaban las diversas regiones, llegándose a construir unas 60, pero ninguna se ha mantenido en buen estado hasta nuestros días, a excepción de este, cosa que la ha convertido en un Importante Bien Cultural.

El de Takayama se encuentra a muy poca distancia del río, delante de uno de los dos emplazamientos de los mercados matinales que se montan cada día. En Takayama Jinya se concentraban los edificios administrativos, de finanzas, la policía, el tribunal, la residencia de los oficiales del gobierno y los almacenes del grano recaudado mediante los impuestos.

En 1603, la familia Tokugawa estableció la sede del gobierno en Edo (actual Tokyo) y pasó a controlar el país con mano férrea. En 1692 controlaba directamente la provincia de Hida, y siguió haciéndolo hasta la Restauración Meiji en 1868, a través de los más de 25 oficiales del gobierno que ocuparon este edificio a lo largo de 176 años.

Después de la Restauración Meiji, y hasta 1969, esta Jinya siguió utilizándose como edificio administrativo por las nuevas autoridades, y acabó su vida activa como centro administrativo.

La visita, que permite recorrer bastantes secciones del edificio, incluye el “Shirasu” o corte de justicia, dónde pueden verse algunos de los instrumentos que se utilizaban para retener e interrogar a los prisioneros, exposiciones de abundante material de la época (más de 250 documentos, mapas y artefactos), y los almacenes para ver como se guardaba el grano en sacos de 60kg. Además, con un poco de suerte podréis ver como se construían las tejas del tejado.

Información importante:

  • Lugar: Takayama (Gifu-ken)
  • Entrada: 420¥.
  • Cómo llegar: con JR desde Nagoya se tarda un poco más de 2 horas (Hida Express) y si no se tiene en JR-Pass cuesta unos 2600¥ sin reserva de asiento
  • Dónde comer: incluso durante el festival muchos puestos de comida parecen estar constantemente cerrados (posiblemente solo estén abiertos durante los meses estivales). De todas formas, no es difícil encontrar sitios para comer bien y barato. Yo recomendaría un chino llamado Heianraku, delante del templo Kokubunji. Los propietarios son muy amables, su comida fresca y casera… y como curiosidad, decir que un pariente de la propietaria tiene un restaurante en un pueblo de la Costa Brava (ahora no recuerdo si no dijo Pineda o Blanes). Muy cerca de la estación hay una Izakaya llamada Origin, en la que también puede comerse bastante bien.
  • Página web: http://www.pref.gifu.lg.jp/pref/s27212/index.htm (en japonés y una pequeña introducción en inglés)
  • Web de Hida Takayama: http://www.hida.jp/english/index.htm (en inglés)
  • Álbum de Flicker: http://www.flickr.com/photos/shordl/sets/72157623378375855/

Castillo de Himeji (姫路城)

Entrada combinada castillo y jardines Kokoen

Siguiendo con la tónica de las últimas entradas en que hablaba de castillos, Tesoros Nacionales y Patrimonios de la Humanidad, es esta ocasión hablaré de un sitio que reúne todos estos factores. Se trata de un castillo muy especial que incluye diversos Tesoros Nacionales y que está considerado Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Y si es tan especial es porque es el más bien conservado de todo Japón, porque conserva su diseño original, y porque ha sufrido mínimas reconstrucciones al haber estado milagrosamente libre de incendios y de la devastación asociada a las guerras.

No solo eso, sino que además es sin duda una de las imágenes más vistas por todo el mundo, y no solo a través de documentales sobre el país, sino también en películas, ya que si miráis una peli de samuráis, es bastante probable que en algún momento aparezca una imagen del castillo de Himeji (las principales compañías cinematográficas niponas tienen sus estudios no muy lejos del castillo). Pero no solo aparece en películas japonesas, en la peli de la serie James Bond “Solo se vive dos veces” aparece como el sitio donde entrenan los ninjas de Tiger Tanaka, y en la miniserie “Shogun” protagonizada por Richard Chamberlain, se utilizó este castillo para representar el castillo de Osaka.

Seguir leyendo

Uno de los tres paisajes más bellos de Japón (Miyashima I – 宮島)

El título a primera vista puede parecer un poco pretencioso, pero es completamente cierto, por partida doble. Y es que además de ser seguramente uno de los sitios más reproducidos en todo tipo de medios (guías turísticas, folletos, propaganda de todo tipo, programas de TV, etc.) y reconocible por todo el mundo, en cuanto llegas al muelle de Miyashima, a la plaza a la que van a dar las diversas terminales de los ferrys que hacen el servicio Hiroshima-Miyashima, lo primero que te encuentras es el monumento de la foto, destacado a todas las guías y mapas de la isla con este nombre, y a través del cual puedes ver enmarcado el gran Torii que ha dado fama a la isla y al templo shintoista de Itsukushima, sobre una placa en la que se informa en inglés y japonés que la mayor parte de la isla (un 14% del total) fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 7 de Diciembre de 1996.

Seguir leyendo

Castillo de Inuyama (犬山城)

Japón es un país que se siente orgulloso de su pasado y cuida al máximo su patrimonio cultural. Entre otras medidas, los elementos más importantes de su cultura son considerados “tesoros nacionales” (en algunos casos también son Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO, como sucede con el castillo de Himeji), una denominación que pueden recibir desde edificios a documentos u objetos como katanas, e incluso artesanos de oficios que están a punto de desaparecer.

En Inuyama hay un par de estos “tesoros nacionales”, la casa de te Jo-an, y el castillo, que es de lo que hablaré hoy.

Foto: Arturo

Seguir leyendo

Castillo de Okayama (岡山城)

Mascota de Okayama

En Okayama, la ciudad de referencia para la conexión entre las islas de Hônshu y Shikoku por medio de un gigantesco puente que atraviesa el Mar Interior para permitir el paso de vehículos y del ferrocarril (del puente ya hablaré más adelante), junto a la orilla del río Asahi, se levanta el castillo de Okayama, también conocido como Castillo del Cuervo (鵜城), aunque tal vez sería más adecuado llamarlo Castillo del Cormorán para diferenciarlo del castillo de Matsumoto en Nagano que también se denomina Castillo del Cuervo (カラス城). En ambos casos la razón es el color negro de sus paredes.

Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 15.182 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: