Castillo de Inuyama (犬山城)

Japón es un país que se siente orgulloso de su pasado y cuida al máximo su patrimonio cultural. Entre otras medidas, los elementos más importantes de su cultura son considerados “tesoros nacionales” (en algunos casos también son Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO, como sucede con el castillo de Himeji), una denominación que pueden recibir desde edificios a documentos u objetos como katanas, e incluso artesanos de oficios que están a punto de desaparecer.

En Inuyama hay un par de estos “tesoros nacionales”, la casa de te Jo-an, y el castillo, que es de lo que hablaré hoy.

Foto: Arturo

El castillo de Inuyama fue construido en 1537 por Ida Yojirou Nobuyasu, tío de Oda Nobunaga, (el primer gran unificador del Japón en el período que culminó en el shogunato Tokugawa), y es el castillo que sigue en pie más antiguo de Japón.

El castillo cambió frecuente y rápidamente de manos, añadiéndosele elementos poco a poco hasta alcanzar su máxima extensión poco antes de la decisiva batalla de Sekigahara (1600). Finalmente, en 1617, ya en pleno período Edo, el castillo pasó a ser controlado por la familia Naruse, control que no perdió hasta el período Meiji, cuando a causa de las reformas perdió la mayor parte de su importancia administrativa y política, así como casi todo su poderío militar a causa de la abolición del sistema de castas y el establecimiento de las prefecturas. A consecuencia de ello, la mayor parte del castillo fue derruido, sobreviviendo tan solo la torre central y la muralla que podemos ver hoy en día.

En 1891 la parte occidental de la torre principal quedó destruida por el Gran Terremoto de Nobi, y el castillo cambió de manos a cambio de hacer costosas reparaciones. En 1935 el castillo fue declarado tesoro nacional, y se reconstruyó en su casi totalidad entre 1961 y 1965.

La visita al castillo no es demasiado larga (los cuatro pisos de la torre sirven para mostrar como era el castillo, como se construían, y como pequeño museo de armas y armaduras, en total unos 30-40 minutos), y uno de los principales atractivos es la vista, especialmente del río, desde el korannoma (la balconada del último piso). Además, al comprar la entrada tenéis la posibilidad de disponer de un guía voluntario (es un servicio gratuito, pero su disponibilidad es muy variable) que os contará anécdotas y curiosidades del castillo y de lo que se ve desde el último piso. Por cierto, en 2006, la ayudante de uno de estos guías estaba estudiando castellano, así que ahora es posible que ya podáis hacer la visita guiada en castellano.

Y si pasamos al campo de las curiosidades, hay que decir que al lado mismo de la torre hay un árbol centenario que es adorado como un dios (kami) ya que una vez salvó al castillo de ser destruido por un rayo (el árbol era más alto que la torre, y fue él quién recibió el impacto del rayo).

Árbol deidificado como salvador del castillo

Información importante:

  • Lugar: Inuyama (Aichi)
  • Entrada: 500¥
  • Coómo llegar: Inuyama es fácilmente accesible desde Nagoya, la capital de la prefectura, tanto utilizando la línea privada Meitetsu (540¥), como las líneas JR (pero la estación de esta última está bastante lejos de los lugares de interés, y el trayecto es más largo).
  • Página web: http://inuyama-castle.jp/ (en japonés).
Anuncios

1 comment so far

  1. miguel angel on

    si me acuerdo, aquí me preguntaban si yo era un practicante de artes marciales,hubo buenas conversaciones con el guia y su ayudante.
    fué un muy buen dia


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: