Sellos conmemorativos

No, aunque lo parezca, no voy a hablar de filatelia (aunque también existen muchos sellos conmemorativos filatélicos), sino de los sellos conmemorativos para estampar, una costumbre muy habitual en Japón para diversas finalidades. O si queréis una definición más académica y restringida (definición extraída del diccionario de la R.A.E.): “Utensilio que sirve para estampar las armas, divisas, cifras y otras imágenes en él grabadas, y se emplea para autorizar documentos, cerrar pliegos y otros usos análogos.”.

Pues, como iba diciendo, en Japón puedes encontrar muchos sellos con fines conmemorativos, para tener un recordatorio de que has estado en un lugar, o para cumplir el requisito de visitarlos, o incluso con finalidades votivas.

Casi todos los lugares de interés turístico tienen en algún lugar no demasiado escondido, aunque muchas veces tampoco es demasiado evidente, uno o más tampones que puedes estampar (si queda tinta) en el folleto del lugar (muchos tienen incluso un lugar preparado para ello), en un papel especialmente pensado para poner el sello encima, o simplemente en una libreta que lleves encima (en el próximo viaje me llevaré la libreta que compré casi al acabar el último viaje, que ya tengo demasiados sellos en hojas sueltas o papeles improvisados). También se pueden encontrar en muchas estaciones de ferrocarril y otros lugares de interés, aunque en estos casos son menos habituales, es menos probable que quede tinta, y son aún menos evidentes.

Folleto Museo Shitamachi

Estros sellos, que en principio no tienen ningún valor especial, a veces se utilizan para fines más “elevados”. Así, muchos peregrinos que siguen una ruta de templos, llevan un libro en el que van estampando el sello de los diversos templos que visitan (y muchas veces hacen que algún monje les escriba alguna cosa) para demostrar que han seguido todo el recorrido (creo que quien hace el Camino de Santiago tiene alguna cosa similar). O también es posible que por alguna promoción (especialmente las dedicadas a los niños) sea preciso visitar una serie de sitios, estampar el sello correspondiente en una libreta del evento, y después entregarla para conseguir un premio.


También se utilizan estos sellos como reclamo o para despertar el interés de determinada gente por un lugar, generalmente los niños. Así, en un templo puede haber un folleto especialmente educativo para niños en que estos hayan de recorrer las instalaciones para encontrar los sellos que formen una ruta o una figura global mientras aprenden alguna cosa de la que por otra parte sería una visita que seguramente no les interesaría demasiado.

Folleto especial para niños en Miyashima (¿adivinais que 'niño grande' se dedicó a completarlo?).

En cualquier caso, tanto para grandes como para pequeños, tanto si es para una finalidad concreta como si es por puro hobby, considero interesante la posibilidad de “cazar el sello” mientras haces visitas turísticas, además de servirte de recordatorio de donde has estado.

Anuncios

2 comments so far

  1. Isabel on

    La primera vez que fui los iba coleccionando todos. Cuando llegábamos a una estación lo primero que hacíamos era buscar el sello y si no lo encontrábamos lo pedíamos. A veces lo tenían guardado…

  2. Akasha83 on

    Yo me compré una libreta expresamente para eso!!! jeje
    Yo también les preguntaba por el sello si no lo tenían a la vista xD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: