Japón 2010: día 11

Parafraseando una antigua serie de Dagoll Dagom, “si hoy es domingo, esto es Kagoshima”. Kagoshima es el punto más al Sur que llegaré en este viaje, una ciudad con dos atractivos principales: el volcán aún activo (y mucho) que hace unos años estaba en una islita en la bahía de la ciudad, y que ahora ya no está en ninguna islita, sino que forma parte de Kyushu; y la importancia de la zona en la época de la Era Meiji (desde la instalación de las primeras factorías modernas, hasta la rebelión Satsuma). Todo eso con permiso de San Francisco y la introducción del cristianismo en el país.

Lo más sorprendente del viaje ha sido el hecho de llegar a la ciudad en shinkansen, un shinkansen que casi empieza en ningún lugar, y que no tiene más de cinco o seis paradas (contando inicio y final), que recorre en unos 30-45 minutos. Supongo que acabarán construyendo toda la línea hasta llegar a Hakata para comunicar con el shinkansen que lleva a Osaka y Tokyo, pero de momento has de coger un tren de enlace, y hacer un transbordo al shinkansen que te espera al otro lado del andén.

Pero lo más importante del día ha estado la comida. Y es que aunque hace días que noto a faltar los desayunos japoneses del ryokan de Kyoto, cosa que me hacía comer siempre antes de lo habitual en mi, hoy ya tenía hambre incluso antes de llegar a destino. Y el gran problema de decir eso de “ya pillaré alguna cosilla por el camino” es que en los sitios turísticos, si bien están llenos de paraditas, la comida que en ellos puedes encontrar es como mucho pasteles y helados. Ya estaba a punto de coger una bebida de esas energéticas que tanto les gustan a los japoneses para coger fuerzas (Xavi, casi consigues que lo haga), aunque no me llenara el estómago, cuando he visto una bebida de cacao que me ha permitido coger fuerzas y, de paso, engañar un poco la sensación de hambre.

Cuando por fin ha llegado la hora de almorzar, he decidido darme un capricho, y delante de una magnífica vista del volcán de Sakurashima me he comido un plato de anguila, una delicia que me encanta y que todavía no había probado en este viaje. Además, estaba tan bien hecha, que se fundía en la boca. Claro que el inconveniente que tiene es que es un plato que se digiere muuuuuuy rápidamente.

Finalmente, para cenar he decidido sacrificarme por todos vosotros, amables lectores de este blog, y he vuelto al restaurante de ramen para poder hacer la foto del tonkotsu ramen por el que es famosa Hakata. Y realmente ha sido un sacrificio, porque he salido de allí rodando. El caso es que el cocinero principal, con el que ayer estuve hablando un poco (supongo que no debe ser habitual que vayan los extranjeros), me ha reconocido y me ha recomendado que cogiera el “menú”, que incluye lo mismo que había pedido (ramen y cerveza) y además unas empanadillas, y todo por 100 Yens menos de lo que había pagado (es un local de estos en los que sacas tickets de lo que quieres de una máquina en la entrada y después se los entregas al camarero). Y no solo eso, si no que para ir haciendo boca me ha puesto una “tapa” de los mismos trozos de cerdo que ponen en el ramen con guindilla (creo que era eso) picada, que si te lo comes como un rollito está de vicio. Y para rematar la faena, hoy si que podía verse el contenido del ramen, pero no por que el caldo fuera más claro que el otro día, si no porque ha puesto tal cantidad de todo, que de lo que casi no había era caldo. Intentabas hundir el contenido, y la resistencia de lo que había debajo casi te lo impedía. Creo que en el reamen de hoy me ha puesto doble de todo, unas hojas de nori para decorar, y el huevo lo ha puesto entero. O sea, una gran aportación para mi colesterol y una cena realmente contundente (especialmente si la comparamos con lo que suelo cenar), pero todo sacrificio es bueno para vosotros XD.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: