Japón 2010: día 14

Hoy tenía previsto visitar la Península de Izu, pero como se trata de un sitio eminentemente de playa, sin demasiados cosas de interés especial, y la predicción del tiempo decía que todo el día estaría nublado con alguna posibilidad de precipitación, he pensado que la cosa quedaría muy deslucida, así que he cambiado de idea y he cogido el shinkansen hasta Yokohama (es una sola parada de shinkansen). Así mataba dos pájaros de un tiro. Por un lado aprovechaba mejor el día (en el fondo nunca he estado demasiado convencido de la visita a Izu), y por otra parte solucionaba el día de descuadre que tenía en Tokyo (hacia dónde voy mañana como última etapa del viaje) después de la incorporación del Museo Ghibli a la lista de sitios para ver, posteriormente a los planes iniciales.

Por lo que se refiere a Yokohama, la verdad es que esta es la tercera vez que la visito, así que la mayor parte ya me la tengo vista. Es por eso que la mayor parte del tiempo la he dedicado a lo que podríamos calificar de barrios europeos, o sea, a la zona en la que se instalaron los extranjeros cuando el puerto empezó a comerciar con fuerza con el resto del mundo. Y lo que caracteriza los barrios “europeos” de todas las ciudades que he visitado, es que están situados en las zonas elevadas (no eran tontos, no; siempre buscaban los sitios más frescos y con mejores vistas… y más segregados) que rodean la ciudad original. Y el que estén situados en colinas y montañas implica un montón de subidas y bajadas por calles con fuerte pendiente, o subir o bajar muchas escaleras.

El barrio “europeo” de Yokohama, la verdad es que no es demasiado espectacular (el de Kobe lo es mucho más), pero representa un agradable paseo, que es lo que he estado haciendo durante todo el día.

Pero no sería una visita a Yokohama sin su vertiente culinaria. Esta vez sin embargo me he contenido, y tan solo he comido en Chinatown (en un restaurante taiwanés) mientras iba del barrio europeo (Yamate) hasta la Landmark Tower, siguiendo el parque de Yamashita y un par de caminos especialmente pensados para la gente que pasee tranquilamente por el puerto que no había recorrido anteriormente. Y no es que tuviera especial interés para subir otra vez al Sky Garden de la Landmark Tower (ya lo he hecho en un día mucho más soleado), pero allí hay un centro pokémon (la verdad es que respecto a hace dos años ha crecido muchísimo en superficie) y quería buscar alguna cosa para el crío que es un fan incondicional.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: