Archive for 23 abril 2010|Monthly archive page

Flores de primavera (春の花)

Hoy es la “Diada de Sant Jordi”, un día muy importante para Catalunya (y no solo porque sea mi santo) porque Sant Jordi es el patrón de Catalunya y, pese a no ser el día nacional, es una jornada que, aún siendo laborable, es mucho más festiva y popular que el día nacional. Hoy, además, es el Día Internacional del Libro en conmemoración de la muerte de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega (realmente un día fatídico para la literatura universal), y es tradición regalar libros, especialmente las chicas a sus parejas, quienes por su parte les regalan rosas a ellas en una especie de día de los enamorados a la catalana (esto tiene mucho que ver con la leyenda de Sant Jordi, nada que ver con el internacionalmente celebrado San Valentín). De hecho, se prevé que solo hoy los libreros hagan el 8% de su facturación anual, y que se vendan unos 6.000.000 de rosas (casi una por habitante de Catalunya).

Este es un día que se ha exportado a diversos países con suerte desigual, y hace unos años incluso se introdujo en Japón. Lo que no se es si actualmente se sigue celebrando o que grado de aceptación llegó a tener (tal vez algún lector que viva o haya vivido bastante tiempo en Japón podría aclararlo en los comentarios), pero el motivo de esta entrada no es tanto hablar de Sant Jordi si no de flores en general, pese a que siendo el Día de la Rosa, me ha parecido una buena excusa para introducir el tema precisamente hoy.

Sigue leyendo

Actualizado el mapa de Japón

Ya he actualizado la pagina del mapa de Japón con los sitios que he visitado y de los que iré hablando en este blog.

  1. Nikko (日光)
  2. Tokyo (東京)
  3. Yokohama (横浜)
  4. Kamakura (鎌倉)
  5. Fujiyama (富士山)
  6. Hakone (箱根)
  7. Nagano (長野)
  8. Matsumoto (松本)
  9. Takayama (高山)
  10. Kanazawa (金沢)
  1. Nagoya (名古屋)
  2. Inuyama (犬山)
  3. Futami (二見)
  4. Ise (伊勢)
  5. Iga-Ueno (伊賀・上野 )
  6. Nara (奈良)
  7. Kyoto (京都)
  8. Hiei-zan (比叡山)
  9. Ôsaka (大阪)
  10. Kôbe (神戸)
  1. Himeji (姫路)
  2. Okayama (岡山)
  3. Hiroshima (広島)
  4. Miyashima (宮島)
  5. Takamatsu ( 高松)
  6. Matsuyama (松山)
  7. Kotohira (琴平)
  8. Fukuoka (福岡)
  9. Nagasaki (長崎)
  10. Kagoshima (鹿児島)

Japón 2010 (n-esima)

¿Ya habéis podido recuperaros de la intoxicación diaria a la que os he sometido durante mi viaje? Espero que si porque ya estoy clasificando el material enviado por correo (me llegó el lunes, exactamente una semana después de enviarlo) y pronto seguiré con las actualizaciones clásicas. No se si la fotografía os permitirá haceros una idea de la cantidad de material nuevo de que dispongo (creo que duplicaré el número de archivadores que tengo actualmente), pero prometo nueva y abundante información sobre distintos sitios de Japón, así como temáticas nuevas que creo os pueden interesar.

También os quiero agradecer a todos vuestro interés ya que durante estos días el blog ha superado las 1000 visitas en su versión catalana y las 3000 visitas en su versión castellana. No se si son muchas o pocas porque no tengo datos de referencia para comparar, pero teniendo en cuenta que hace menos de un año que escribo este blog y que su difusión ha sido principalmente a través de amigos que se lo comentaban a un amigo, etc., creo que he de estar muy contento (especialmente por la versión catalana, que pensaba leerían tan solo cuatro amigotes mal contados). Así pues, ¡muchas gracias a todos por seguir leyéndome!

Y para acabar, incluyo las fotografías de algunas de las cosas que me compré en este viaje (no todas), a pesar de que me contuve muchísimo en lo referente a compras.

Japón 2010: final

Todo lo bueno se acaba más temprano que tarde, y mi viaje a Japón no podía ser, desgraciadamente, una excepción. Mientras quemo mis últimas horas en este país frikeando (no solo en Akihabara, que también, sino haciendo fotografías para posibles temas futuros del blog) y haciendo las últimas compras, no dejo de pensar en el que ha sido este viaje y lo que podría haber sido. No diré que ha sido perfecto, porque el tiempo no ha acompañado demasiado y porque considero que la perfección, pese a ser un objetivo a conseguir, no existe, pero la verdad es que me lo he pasado muy bien, he disfrutado de cosas nuevas y recordado otras ya vistas, me he cansado como un burro (mucho más que en otras ocasiones) y, como siempre, me han quedado ganas de más. Y es que pienso que lo mío con Japón es como lo que tienen los japoneses con el hanami, una especie de adicción. Ya puede nevar o hacer calor, ser pronto o tarde, siguen insistiendo en disfrutar de los breves instantes de alegría que les proporciona la visión de los cerezos en flor (o como mínimo de la excusa que eso les da para beber y comer). No se lo larga que es la temporada, pero la verdad es que hoy ya había muchas flores en el suelo (supongo que a causa del viento y la lluvia de los últimos días), pero ellos siguen allí, al pie del cañón.

Mi caso es diferente. La próxima primavera los cerezos volverán a florecer, mientras que ahora mismo pensar en un quinto viaje es mera ciencia ficción, y por lo tanto un poco absurdo hablar de asignaturas pendientes, pero creo que es bueno, al hacer balance, pensar de esta forma, aunque solo sea para atraer la buena suerte y que el futuro me depare otra oportunidad de disfrutar de uno de los países que más me gustan.

Por que asignaturas pendientes con Japón las tengo, aunque algunas igualmente no habrían podido resolverse en este viaje. Así pues, todavía me falta ver, ni que sea una parte, de dos de las islas principales de Japón: Okinawa y Hokkaido. Después de este viaje me he quedado con las ganas de ver sitios como el Mt.Aso, la costa de Izu o Enoshima, que se mantendrán una vez más en la lista de sitios pendientes de ver. Y en la parte de cosas por hacer, todavía no he comido en un yatai de Hakata, ni, mal que me pese decirlo, he cantado en un karaoke (en ambos casos el problema es que, para que valga realmente la pena ha de hacerse con amigos).

En la parte positiva, estoy contento porque me he entendido en japonés mucho más de lo que me esperaba, aunque mucho menos de lo que me gustaría (eso quiere decir que Midori-sensei está haciendo un buen trabajo, a pesar que desde lejos no lo parece).

Y para finalizar y dejaros, por fin, descansar un poco de mis diatribas diarias (mira que tenéis paciencia) que no se han parecido en nada a mi intención inicial de “muchas fotos y poco texto”, decir que esta es la última entrada del viaje. Ahora dejaré descansar el blog unos días mientras arreglo todo el material, me llega el paquete que he enviado por correo, pongo en orden mis ideas sobre de qué hablar… y hago los deberes del curso de japonés para estas vacaciones, que no he hecho nada de nada… total, me las he pasado enteras aquí.

Y como “bonus del día”, una fotografía del paquete que me han hecho (ya lo tienen todo preparado, no es que hayan improvisados nada) en una tienda para que no se me mojara el contenido (ya lo había visto alguna vez por la calle), a pesar que lo único que podía estropearse con la lluvia era la bolsa, porque el contenido era de plástico. Seguro que en España no hay ningún sitio que tenga un detalle así.

Japón 2010: día 20

Odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio, odio les escales. Especialmente si lo combinamos con el trote que llevo desde hace casi tres semanas, que ya no estoy para estos trotes y mi manía de “sólo hay dos kilómetros desde la estación, ¿para qué coger el autobús?”. La verdad, la fotografía de entrada no soy yo, pero podría serlo después de las subiditas (y posteriormente bajadas) de escaleras que he tenido que tragarme hoy, que he ido a Nikko.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: