Japón 2010: día 17

Un nuevo día de esos de paliza viajera, esta vez para volver a visitar sitios históricos, además de uno de los elementos más reconocibles por cualquiera que haya visto fotografías, el castillo de Matsumoto, el más antiguo que se conserva con la estructura original, según parece gracias a la intervención desinteresada de gente importante que evitó que el castillo acabara como tantos otros que, años más tarde tuvieron que reconstruirse casi partiendo de cero.

Sobre el castillo decir que está tan estudiado, ¡¡¡que incluso en los mapas de situación te indica desde dónde hacer las fotografías!!! De todas formas, el interior es un poco decepcionante, pese a que algunos niveles se han convertido en museo, pero el resto está excesivamente vacío. Y ni tan solo han convertido el último nivel en una macro tienda de recuerdos como sucede en la inmensa mayoría de castillos. Evidentemente, como es casi obligatorio en cualquier visita a un castillo, me he congelado los pies (la madera no es nada cálida para caminar descalzo), casi me descalabro al golpear con la cabeza en una viga del techo a pesar de las advertencias, y las rodillas todavía me duelen después de bajar escalones de más de 40 cm de altura. Lo peor ha sido tratar de bajar por una escalera que casi no pasaba una persona, de escalones tan estrechos que has de bajar de lado para no hacerte daño en los pies con los refuerzos de metal y tan altos que casi has de escalar; todo ello mientras una gran masa de gente trata de subir por el mismo lugar que pasas tú. La parte “divertida” (y lo pongo entre comillas porque realmente no era para reír) era ver a los niños más pequeños tratando de bajar unos escalones casi más grandes que sus piernecitas mientras gritaban “こわい、こわい” (que miedo, tengo miedo).

Lo mejor de la visita a Matsumoto ha estado, sorprendentemente, la visita al Museo de la Ciudad (entrada incluida en la del castillo), no tanto por el museo en si, sino por la exposición temporal que había (ver foto de bonus al final). Especialmente porque la visita ha estado amenizada por música de koto y una especie de sopa de arroz dulce que me han ofrecido y que, como ya viendo siendo habitual, con el hambre que tenía por eso del “después de ver esto como alguna cosa”, me ha sentado de miedo.

Y hablando de comer, había calculado tan bien el tiempo de estar en Matsumoto, que antes de coger el tren de regreso me ha dado tiempo de comer un curry en un restaurante de una cadena similar al Yoshinoya (del, que ya he hablado alguna vez) pero que solo hace platos de curry. Eso si, te los haces a tu medida: escoges la cantidad de arroz, lo p0icante que quieres el curry (el grado habitual +1 os aseguro que no pica nada, a los 5 minutos de acabar ya ni te acuerdas, y el acompañamiento (y no solo entre los diferentes empanados habituales, sino también setas y verduras).

De regreso a Tokyo, como había de cambiar de tren en Nagano, he aprovechado para ver lo único importante que tiene la ciudad (no lo digo yo, sino la propia mujer de la oficina de información turística, que después de insistir mucho me ha dicho que lo segundo mas interesante son las calles de tiendas), que es un templo situado a unos dos kilómetros de la estación siguiendo una calle en línea recta hasta el final. Un paseo de ida y vuelta para ir descubriendo algunas pequeñas curiosidades, como un museo en, la calle en que de vez en cuando te encuentras un aparador con material histórico relacionado con la tienda en la que se encuentre. Y la verdad, si que parece cierto que Nagano no tiene nada más destacable.

Y como he prometido anteriormente, una fotografía de bonificación, pese a que ya hace un mes del día de las niñas:

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: