Japón 2010: día 19

Otro día de lluvia, a veces muy intensa, que me ha hecho desistir de ir a una zona de la costa donde lo único interesante eran los paisajes (como me pasó con Izu), así que después de auto enviarme por correo más de 8 Kg. de, básicamente, papel de panfletos, revistas y libros sobre los sitios turísticos que he ido acumulando estos días, he decidido ir improvisando.

En primer lugar he ido a Asakusa, donde demasiado tarde me he dado cuenta de que me persigue lo que denomino “maldición de Asakusa”. Y es que no se como me lo monto, pero siempre acabo yendo a Asakusa en lunes, que es el único día que cierran el museo del tambor (que evidentemente hoy tampoco he visto). Pero no he ido para ver una vez más Sensoji; bien, si que he ido también, pero de forma rápida y la mayor parte del tiempo he estado dando vueltas por el parque Sumida y las calles de Asakusa que, como era de esperar, estaban casi vacías en cuanto te alejabas un poco del principal acceso a Sensoji.

Después de dar unas cuantas vueltas por Asakusa, he decidido hacer el recorrido del autobús acuático, pero sin coger el bus. Seguiría la misma ruta por la orilla del río. Hay un magnífico paseo fluvial que sigue todo el Sumidagawa, a pesar de que por algunos trozos no te dejan pasar por obras u otras causas, pero en un día soleado, sería un paseo magnífico. Aprovecharía así para ir haciendo fotos de los puentes del recorrido, algo que es casi imposible de lograr con el bus acuático, a no ser que seas de los primeros en subir.

No tenía una idea clara de hasta donde llegar, simplemente hasta que me cansara… y caminando, caminando, he llegado a Tsukiji, que es básicamente el mismo recorrido que hice hace cuatro años con el bus acuático. En total, unos 5 Km. río abajo (con algunas pequeñas desviaciones). Evidentemente, estaba cansado y tenía hambre (ya eran aprox. Las 15:00), así que he decidido aprovechar que estaba en Tsukiji para comer sushi en un local abierto las 24h en que tú simplemente vas pidiendo y el camarero te sirve lo que pides. Si, ya se que no era un desayuno, pero eso ya lo hice hace 9 años, precisamente (y por casualidad) en el mismo local en que he comido. Sobre el sushi que me he comido, pues uno de cada tipo que me sonaba no había probado anteriormente, o que tenía buena pinta, todo bien regado por un sake caliente que, en conjunto, me han hecho salir del local descansado, lleno… y seguramente con las mejillas bien coloradas. Y es que no me extraña que los japoneses beban tanto, porque comiendo cosas buenas, ¡¡¡el sake caliente entra que ni te enteras!!!

Y para acabar, hoy haré algo diferente, una especie de concurso. Esta mañana en Asakusa, mirando hacia Sumidaku, he hecho esta fotografía de un lugar que en Japón ha estado noticia de todos los informativos hace unos días. Tanto, que estoy seguro que los blogs sobre Japón se han hecho eco de ello (tengo tantos acumulados para leer con calma cuando vuelva a casa que no estoy seguro, pero…). Se que la foto no muestra mucho, pero la culpa es de las nubes, que tapaban la estructura a poca altura. La pregunta es: ¿qué es? Vuestras respuestas en los comentarios.

Anuncios

1 comment so far

  1. Artus Silenis on

    Wei, ni idea de qué és l’edifici o pancarta aquesta de la foto. Ja ho diràs!
    La foto del cirerer t’ha quedat de conya!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: