Nankin-Machi, Kobe (南京町)

En la ciudad de Kobe, muy cerca del centro (área de Sannomiya) hay una zona considerada el barrio chino de la ciudad, aunque no tiene ni punto de comparación con el Chinatown de Yokohama, al menos en extensión y proliferación de tiendas chinas, ya que el ambiente (proporcionalmente al tamaño) incluso podría decirse que es superior, al menos el día que yo fui (un sábado).


Nankin-Machi, que es como se denomina el chinatown de Kobe, está formado únicamente por dos calles principales que se intersectan en una pequeña plaza en la que hay un quiosco para músicos y estatuas representando los doce signos del zodíaco chino, así como unos pocos (muy pocos) callejones laterales que casi no parece que formen parte del barrio ya que están casi desiertos y contienen pocos negocios, y aún menos negocios chinos (incluso encontré un bar español, el Café Talismán de la última fotografía de esta entrada). De hecho, es tan pequeño, que sdi no fuera por las puertas chinas o los leones foo de los extremos, ni tan solo serías consciente de sus límites.

Otra gran diferencia con el Chinatown de Yokohama es que los negocios chinos existentes en Kobe son casi exclusivamente de restauración, con muy poca presencia de tiendas o paraditas de ropa o cualquier otro negocio o mercancía “Made in China”. Y por lo que se refiere a los de restauración, pese a haber bastantes restaurantes convencionales, los más concurridos son las paraditas (muchas veces paradas exteriores de los propios restaurantes) de comida para llevar, muy especialmente tres que hay en la plaza, en los que las colas que se formaban eran impresionantes. Sin duda tenían muy buena fama, ya que era habitual ver colas de decenas de personas esperando largo tiempo mientras el personal atraía nuevos clientes con sus gritos, e iban pasando por la cola con la carta de lo que ofrecían para que la gente pudiera decidir lo que quería antes de llegar al punto para pedir. Evidentemente, la plaza central estaba constantemente llena a tope con la gente que, bajo un sol que empezaba a golpear con fuerza a pesar de no ser más que Marzo, comía lo que tanto rato le había costado conseguir. Y el día que fui yo, toso esto estaba aderezado con la música clásica de un grupo que tocaba en el marco de un festival de música en la calle que tenía lugar esos días.

Un rasgo distintivo que tenían bastantes de las tiendas de Nankin-Machi eran unas mascotas muy “kawai” que estaban situadas a la puerta de los diferentes locales. Básicamente se trataba de cerditos con diferentes ropas (chinas) y posturas que mostraban el producto que se vendía en el negocio, o incluso en un caso (uno de los restaurantes de comida para llevar tan concurridos que he mencionado), es un cerdito con la boca abierta que servía de papelera.

Finalmente, decir que no hay ningún “monumento” de estilo chino aparte de las puertas que delimitan la zona, algunas estatuas y el quiosco para músicos de la plaza central. De hecho hay tan poca cosa que en los planos incluso indican como “sitio para visitar” unos lavabos públicos porque la entrada es de estilo chino, y hay una vitrina con elementos chinos como un dragón y algunas armas.

¿Quiere decir todo esto que no vale la pena visitarlo? Pues en buena parte depende de lo que te guste. Es un sitio magnífico para ir a la hora de comer, con mucho ambiente, pero si eres de los que solo quiere visitar “piedras” y le agobian las multitudes (en este caso nos e que haces en Japón), entonces sin duda será mejor que lo evites.

Información importante:

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: