¿Quién pasea a quién?

En todas partes hay enamorados de los animales que quieren tener una mascota, sea un perro, un gato, un pájaro, unos peces u otro animal más raro, y Japón no es una excepción. Sin embargo, Japón si que es un poco “especial” con sus mascotas, al menos visto desde fuera.


La verdad es que los animales preferidos son, como creo que en buena parte del mundo, los perros y los gatos, aunque la última vez que estuve, en un magazine matinal de la televisión hicieron un extenso reportaje en que se ponía de manifiesto que últimamente el número de conejos como mascota prácticamente había igualado al de los perros, a los que tratan como canes: los sacan a pasear como si retratara de un perrito, los visten con ropas iguales a los de estos, corren con ellos, e incluso le enseñan (a los conejos) a dar la patita y a hacerse el muerto.

Hasta aquí todo puede parecer muy normal, incluso en la elección de las mascotas preferidas (los conejos aquí no son mascotas habituales, pero en los Estados Unidos, por ejemplo, tengo entendido que es bastante habitual). Las particularidades vienen en parte derivadas de los problemas de espacio que sufren muchos japoneses, ya que tienen pisitos en los que es imposible que pueda vivir un animal, incluso uno de pequeño. Es por eso que existen tiendas especializadas en ayudar a la gente que quiere tener una mascota y no puede, como bares de animales o animales de alquiler. Los bares de animales (especialmente de gatos) son locales en los que, además del personal habitual de un bar, también “trabajan” animales para que la gente disfrute con su compañía, los acaricie, etc. (si queréis saber más sobre los bares de gatos, os recomiendo leer este artículo del blog UnGatoNipon). Y sobre los animales de alquiler, se trata de tiendas de animales en las que, además de comprar un animal, puedes alquilarlos por un tiempo determinado, generalmente lo que se tarda en sacarlo a pasear y jugar un poco con él (en la tienda ya te dejan todos los complementos necesarios, incluso las bolsas para recoger sus excrementos y un spray para eliminar el olor de sus meadas).

Pero aquellos japoneses que si pueden tener un animal (o más de uno) como todos nos podemos imaginar tener una mascota, la verdad es que son mucho más proclives a “vestirlos” que aquí (creo que hay tiendas bastante grandes especializadas exclusivamente en este tema, y al menos hay una enorme –la que salió en el programa de televisión que he mencionado anteriormente -).

Y otra particularidad es la forma de sacarlos a pasear, y que ha motivado el título de esta entrada. La verdad es que al principio pensaba que únicamente la gente mayor con dificultades para moverse utilizaba esta especie de “cochecito” para así poder sacar al animal y de paso poder sostenerse al andar, pero con el tiempo he visto mucha más gente sin ningún tipo de problema para andar sacando a pasear al animal en estos “cochecitos para animales”, y tan solo en momentos determinados hacer que el animal baje a “estirar las patas”. Y en el caso del Parque de Ueno , donde obtuve la fotografía inferior, estos tres perros eran transportados en un contenedor con ruedas, que su amo iba empujando para que rodara libremente, para diversión de los niños que lo seguían riendo (no se si los perros disfrutaban demasiado).

Y finalmente, como foto curiosa relacionada con mascotas, la siguiente fotografía que fue tomada en el exterior de una tienda de recuerdos de Nara. Aunque a simple vista pudiera parecer que se trata de un muñeco (tenías que acercarte mucho para verlo respirar, y estaba totalmente inmóvil), es un gato de verdad que se estaba muy quieto. El pequeño letrero sobre el animal decía en japonés e inglés que el gato “no está a la venta”.

Anuncios

4 comments so far

  1. Akasha83 on

    No me lo puedo creer!! jajajaj ese señor sigue paseando sus perros con el cestillo xD
    Mira la foto que le hicimos el marzo pasado:
    Parque Ueno
    que bueno xD

    • shordl on

      Al menos en vuestra foto, dos de los perros están caminando!!! Que ya pensaba que nunca iban a dar un paso.

      • akasha83 on

        Jajajaja ya puedes estar mas tranquilo xD
        Que coincidencia por eso!
        Eso fue nada mas llegar a tokyo, imagina el shock xD no sabía donde meterme pa disimular mi cara de WTF? xDDD

  2. shordl on

    Este tipo de curiosidades realmente suceden. Otro lector del blog resulta que fueron al mismo restaurante de Takayama que yo, en fehas muy próximas, y tuvieron una conversación muy parecida con la propietaria (era realmente muy amable).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: