Archive for 30 septiembre 2010|Monthly archive page

Japanglish

Una 'humburg' muy especial

Como ya comenté al hablar sobre cómo entenderse en Japón, en este país mucha gente estudia inglés (creo que es asignatura obligatoria), pero su nivel es en general bastante malo, especialmente al hablarlo.

Pese a ello, su nivel de escritura tampoco es especialmente brillante en muchos casos, y no es raro ver carteles mal escritos, con faltas de ortografía o con conceptos equivocados. Seguramente la diferente fonografía tiene mucho que ver, y aunque hablar de Japanglish sería incorrecto ya que la palabra debería referirse a una forma de hablar (y tal vez también escribir, pero es más adecuada para el habla) en que se combinan palabras en inglés y palabras en japonés (o palabras inglesas japonizadas), creo que es una buena aproximación para ilustrar otro de los tópicos de Japón: los carteles mal escritos en inglés como los que ilustran esta entrada.

Cartel oficial en Nagasaki

Foto: Arturo

En cualquier caso querría remarcar de forma especial un fallo que, pese a que tan solo ilustro en la fotografía de un restaurante de Kyoto con pretensiones de italiano, es muy común, posiblemente el más común que he visto: me estoy refiriendo a un “cerrado muy cercano”.

Un cerrado muy próximo

Casas Samurai

Como cabría esperar de un país como Japón, es bastante habitual encontrar que en una ciudad se conservan bastante bien las antiguas casas de los samuráis, y que en muchos casos se pueden visitar, pese a que en las poblaciones más pequeñas o más alejadas de las grandes metrópolis y (no se si por casualidad o no) en sitios en el que el turismo extranjero no es demasiado habitual. Así, se pueden visitar casas de samuráis en sitios como Takayama, Hagi o Kanazawa. Y es de este último lugar, Kanazawa, del que os hablaré hoy.

Kanazawa, capital de la prefectura de Ishikawa, está situada en la coste Norte, tocando al Mar de Japón, más o menos a la altura de los denominados Alpes Japoneses. La zona no es un destino demasiado habitual del turismo extranjero, y si no estás por la zona es un poco complicado llegar (yo fui y volví el mismo día desde Kyoto, y la verdad, fue una paliza de tren y me faltó tiempo para poder ver un par de cosas que creo me habrían interesado). La ciudad mantiene en bastante buen estado tres barrios de geishas, y toda una zona de casas de samuráis, en la que se encuentra la antigua casa de la familia Nomura, que puede visitarse gracias a una sociedad formada para su conservación.

Seguir leyendo

Kawaii Japan (可愛い)

Kawaii (可愛い) es una palabra japonesa muy utilizada para definir una amplia gama de conceptos que, pese a estar relacionados con un concepto de belleza, ternura o simpatía, tal vez se ha llevado a extremos tales de uso y abuso, especialmente fuera de Japón, donde los más fanáticos del país nipón la han adoptado quizás demasiado a la ligera.

En cualquier caso, la palabra define todo un concepto de estética muy arraigado en Japón, y que algunas personas calificarían sin duda de “infantil” o “frívola” (claro que muchas de estas personas calificarían sin dudarlo cualquier manga o anime como “son dibujos, y por tanto para críos”). Hace tiempo la palabra tan solo se utilizaba asociada a niños pequeños o animales pequeños o de comportamiento gracioso, pero hace unas décadas empezó a aplicarse a objetos creados con la intención de despertar sentimientos similares a los de los elementos en que se aplicaba anteriormente (niños o animales graciosos), o incluso a combinaciones de ambos (animales humanizados o crías de animales). De entre todas estas creaciones, sin duda una de las que más éxito a obtenido, sobre todo por su propagación internacional, es Hello Kitty.

Seguir leyendo

Cervezas Japonesas (ビール)

Yo soy una persona que decide qué beber (principalmente agua, cerveza, vino o cola) con la comida en función del tipo de comida. Así, en una parrillada de carne jamás se me ocurriría beber (como he visto gente que lo hace) una bebida de cola, sino más bien un buen vino negro. Y con la comida japonesa (y de hecho con muchas cocinas orientales como la china y la tandoori) lo que más me apetece es la cerveza (excepto con el sushi, que en el último viaje comprobé que mucho mejor con sake caliente), a ser posible del mismo origen que la comida.

Y si hablamos de cervezas autóctonas, en Japón hablamos básicamente de tres compañías cerveceras con una larga (esto debería escribirlo entre comillas porque en ningún caso llegan a los dos siglos de historia, pero si que es larga respecto a la historia de la cerveza japonesa) trayectoria: Asahi, Kirin y Sapporo. A estas tres marcas, que son sin duda las más conocidas en España, podrían añadirse las marcas Yebisu (que en realidad pertenece a la misma compañía que Sapporo) y Suntori (que por estas tierras diría que es más conocida como marca de whisky que no de cerveza).

Seguir leyendo

Tôkyo desde las alturas (Japón desde las alturas VI)

Para finalizar con la serie de” Japón desde las alturas”, hoy os hablaré de Tôkyo, donde disponéis de gran cantidad de opciones, para todos los gustos y para todos los bolsillos… y más que habrán en el futuro pues, como ya mencioné en el primer artículo de esta serie, actualmente se está construyendo una nueva torre de telecomunicaciones, más alta que la Torre de Tôkyo, que tendrá, como no podría ser de otra forma, un mirador para ver la ciudad a tus pies.

El mirador más conocido de Tôkyo es sin duda la Tokyo Tower, o la copia de la Tour Eiffel de París, aunque es más alta que la original, y dispone, como tampoco podría ser de otra forma, de un pequeño centro comercial en su base, donde puedes encontrar tiendas diversas, restaurantes, muesos, etc., un conjunto de posibilidades que sin duda se merecen su propia entrada en este blog.

La gran ventaja de la Tôkyo Tower es que dispones de dos miradores (150m por 820円 y 250m por +600円), así que puedes elegir desde que altura ver la ciudad. La verdad es que su ubicación te permite ver sin demasiadas dificultades buena parte de la ciudad ya desde el mirador de 150m, con una visión de 360º, y en días claros es posible incluso ver el Fujiyama. Por otro lado, en los miradores puedes encontrar las características tiendas de recuerdos, pantallas gigantes que señalan los elementos más característicos de cada vista, tanto de día como de noche, etc.

Otras opciones para ver Tôkyo desde las alturas son el observatorio de la Fuji TV, un curioso edificio con una gran bola, que es donde se encuentra el observatorio. La verdad es que es más una curiosidad que otra cosa pues su visión es mucho menor (eso si, domina Odaiba), en más caro que la Torre de Tôkyo, y yo tan solo la recomendaría como curiosidad o si queréis aprovechar mientras estáis en Odaiba y no tenéis intención de ir a la Torre de Tôkyo u otra de las opciones.

La última opción que mencionaré (que no la última que existe) es el mirador del edificio del Gobierno Metropolitano, en Shinjuku. Este mirador es gratuito (una ventaja), también está situado a bastante altura, aunque al estar situado en Shinjuku la visión en algunos puntos está restringida por los rascacielos de los alrededores (y la visión no es de 360º). Pese a ello la vista sigue siendo excepcional.

Como ya he mencionado anteriormente, en la ciudad hay muchos otros sitios desde lo que ver Tôkyo desde las alturas, cosa normal con tantos rascacielos como hay en la ciudad. Algunos son restaurantes panorámicos a los que no se puede acceder libremente, otros son sitios que pueden visitarse y que, como están a gran altura sirven, también, como miradores, aunque no os puedo decir mucho de ellos porque no he estado en ninguno (agradecería cualquier comentario al respecto para colocarlos en la lista de futuribles).

En cualquier caso, tan solo una última recomendación, pese a ser cuestión de pura lógica: aprovechad la primera oportunidad que se os presente atmosféricamente hablando para subir a un lugar elevado ya que, al margen de las inclemencias meteorológicas que reducen la visibilidad (lluvia, etc.), la ciudad muchas veces está cubierta por una neblina causada por la contaminación que, pese a no reducir realmente la visibilidad, si que hace que las cosas se vean más desdibujadas y no os permitirá disfrutar tanto de la vista.

A %d blogueros les gusta esto: