Comida en los Matsuris (お祭りに食べたい)

Hay mucha gente que piensa que los japoneses son una gente demasiado seriay que tan solo piensan en trabajar, y lo cierto es que cuando trabajan posiblemente si que tan solo piensen en lo que están haciendo, pero en realidad son un pueblo al que le gusta mucho divertirse. Y la más pequeña excusa puede ser un buen motivo para hacer una fiesta, ir de juerga… o, de forma más oficial, celebrar un festival o matsuri (お祭り).

Los matsuris son fiestas muchas veces relacionadas con algún acontencimiento religioso, pero casi se podría decir que esto no es más que una excusa para poder divertirse. La mayor parte se concentran en verano, cuando el tiempo acompaña más el hecho de que la gente quiera salir de casa a divertirse. Así, por ejemplo, a mediados de Agosto en casi todo el país se celebran los festivales de los muertos (el obon), pero pueden encontrarse otros festivales en cualquier momento del año, como el festival de Takayama que tiene lugar en primavera y otoño. Y aunque tal vez no sea exactamente un matsuri, para lo que voy a contaros hoy, también podríamos incluir el hanami (花み) como festival de primavera.

Foto: Arturo

Foto: Arturo

Foto: Arturo

Todos estos festivales se caracterizan por un omnipresente elemento común: los puestos ambulantes. Puestos de juegos (como pescar peces de colores), atracciones (como túneles del terror), y sobre todo, lo que jamás puede faltar, son los puestos de comida. Y espero que hayáis comido no hace mucho, porque si seguís leyendo seguro que se os abre el apetito.

He de confesar que soy un enamorado de los matsuris, y en buena parte es por los puestos de comida, en los que puedes degustar buena parte de lo que podríamos denominar “platos tradicionales de fiesta” en pequeñas cantidades en muy poco tiempo. Si, es cierto, al final te sale un poco caro, pero es divertido. De hecho, siempre que me encuentro con un matsuri (y he tenido la suerte de encontrarme con unos cuantos de forma inesperada) tengo un grave problema… qué elegir en medio de toda la oferta existente, ya que por mucho que me guste comer, si lo probara todo saldría rodando. Es por eso que en primer lugar siempre doy una vuelta por todos los puestos tratando de decidirme: takoyaki (bolitas de pulpo), yakisoba (fideos), kara-age (pollo), pinchos de carne, pescado o calamar, okonomiyaki… e incluso ramen. Un largo etcétera de comidas, a las que últimamente se han añadido comidas de otras cocinas como los frankfurts (que son muuuuuy largos y se venden con un palo para cogerlos como si fuera un pincho), kebabs y comidas similares.

Mención aparte merecen las cosas dulces, que generalmente pueden encontrarse en un buen número de puestos, desde los dulces más normales a plátanos u otras frutas bañadas en diversas sustancias, hasta los más tradicionales dango (bolas de arroz dulce con alguna salsa) o taiyaki (pastelitos con distintos rellenos).

En resumen, una auténtica explosión de sabores para cualquier paladar… y voy a dejarlo aquí porque ya se me está haciendo la boca agua con un creciente deseo de poder estar pronto en otro matsuri.

Taiyaki

Anuncios

1 comment so far

  1. akasha83 on

    Joooooooooooooooooooooo que recuerdos!!!!!!!!!!!!!!
    Yo pillé uno en el Maruyama Park en kyoto y es genial. Me sentí como en un manga jeje y no podía dejar de mirar los puestecillos de comida G_G
    Sin duda, intentar coincidir con ello es una buena idea!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: