Archive for 24 noviembre 2010|Monthly archive page

Yatai

Si sois bastante aficionados al manga o a las películas japonesas un poco antiguas, sin duda habréis visto en más de una ocasión unos puestos de comida y bebida móviles, generalmente formados por un carretón que sirve de cocina y de barra, unos cuantos taburetes y todo el conjunto cubierto por la tela característica que indica que un negocio está abierto para que no se vea con claridad a los clientes. De hecho, la imagen más característica podría ser la de la siguiente fotografía, tomada hace más de 10 años en Tokyo.

Foto: Xavi

Desgraciadamente este tipo de “restaurante” prácticamente ya no es más que un recuerdo, especialmente en las grandes ciudades, donde la mayor parte de estos negocios se han transformado en restaurantes situados en edificios, como cualquier negocio convencional, aunque a veces son sitios tan pequeños que, si no fuera por las paredes, no se diferenciarían en nada de los carretones. Es cierto que todavía pueden verse puestos de comida en los matsuri, pero no son exactamente lo mismo, tan solo pueden encontrarse durante el matsuri, y les falta un poco del… “Keeling” de estos puestos.

Sigue leyendo

Anuncios

Mt.Misen (彌山)

Una de las consecuencias de las visitas rápidas que se suelen realizar a Miyashima es que una de las joyas más importantes de la isla no se llega a visitar, o se hace demasiado rápidamente para poder disfrutarla en condiciones. Estoy hablando del punto más elevado de la isla, el Mt.Misen, de 535m de altitud, un magnífico punto paisajistico para ver no solo la totalidad de la isla, sino también la costa de Honshu, las islitas de Mar Interior o Mar de Seto e incluso, si el día es suficientemente despejado, la costa de Shikoku.

Sigue leyendo

Estudiar en Japón

Foto: Sonia

Como ya he comentado alguna vez, hace unos años que estoy estudiando japonés, aunque no estoy muy seguro de poder decir que “se” japonés (pese a que en las últimas visitas a Japón más de una persona me dijo que lo hablaba bastante bien, tal vez por ser amables al ver que trataba de hablar su idioma). Es evidente que la forma más eficaz de estudiar un idioma es vivir o estudiar en el país de origen, y sin duda la posibilidad de ir a estudiar a Japón ha pasado por la mente de todos los que estudiamos japonés, especialmente si somos unos “fans” del país del sol naciente. Desgraciadamente son comparativamente pocos los que acaban haciendo realidad este sueño… y yo no soy uno de ellos, pero una compañera de clase, ソニアさん, ha hecho realidad este sueño. Dejando a un lado la envidia que me da, ahora que ha regresado a Barcelona, hemos quedado delante de unas cervezas para hablar de su experiencia, que trataré de reflejar en palabras, así como desmitificar algunas ideas preconcebidas al respecto.

En clase casi todo el mundo se sorprendió bastante al enterarnos que Sonia iba a estar tres meses estudiando en Japón, especialmente por que una decisión de este tipo generalmente la asocias con un estudiante, usualmente universitario, que decide irse a estudiar al extranjero. Bien, no es el caso, pero teniendo en cuenta la gente que se encontró allí, parece que definitivamente no se trata de una decisión exclusiva de jóvenes universitarios.

Sobre el motivo de tomar una decisión como esta, después de hablar con ella he de estar de acuerdo que en su mayor parte los obstáculos y problemas que nos planteamos para no tomar una decisión como esta son realmente barreras que nosotros mismos levantamos. Que si en total saldrá demasiado caro, que si es muy difícil alquilar un apartamento para tan poco tiempo, que si los papeles par ir, etc. Solo hace falta dejar de levantar barreras que realmente no existen y empezar a buscar soluciones.

Foto: Sonia

Sigue leyendo

Templo Confucionista (孔子廟)

En medio de las casas de estilo occidental que en su día fueron los consulados de las diversas potencias, al lado de la calle denominada Pendiente de los Holandeses, de repente te encuentras con una explosión de color y elegantes formas curvas características de una construcción china. Es el Templo Confucionista de Nagasaki, también llamado Koshibyô. El concepto de la piedad filial, el estudio constante y otras enseñanzas de Confucio fueron introducidas en Japón hace muchos siglos y han tenido una fuerte influencia en la sociedad japonesa, por lo que toda la vida se han construido templos y escuelas para propagar estos conocimientos, pero Koshibyô es especial porque es el único templo confucionista del mundo construido fuera de China por manos chinas, además de tener la particularidad de que el terreno que ocupa se considera territorio Chino, y todos los derechos los posee la embajada china en Tokyo.

Sigue leyendo

El Mt.Fuji (富士山)

El Fujiyama, o Mt. Fuji, es la montaña más alta de Japón, con 3.776 m, y sin duda uno de los iconos más importantes del país del sol naciente. Situado a caballo de las prefecturas de Shizuoka y Yamanashi, a pocos kilómetros al Oeste de Tōkyō, es una visita casi obligada de cualquier ruta.

La verdad es que ver la montaña es más difícil de lo que parece según la época del año en que visites Japón, pues muchas veces está cubierta de nubes. Teóricamente, es posible ver el Fuji incluso desde Tōkyō (si subís a la Torre de Tōkyō en un día claro podréis distinguir su silueta); desde el shinkansen de la línea Tōkkaidō (los que van hacia Kyōto y Ōsaka); o desde la zona de Hakone.

Las fotografías que ilustran esta entrada muestran las dos veces que he estado cerca del Fuji. La primera fue en un mes de agosto, y la verdad es que puedo decir que estaba en el Fuji porque la guía de la excursión organizada lo afirmaba, pero la verdad es que en la 5ª estación (dónde están tomadas las fotos) no se veía mas allá de uno o dos metros; la segunda fue en día muy soleado de primavera (principios de abril), desde el lago Ashi (Hakone), donde en un día claro puede verse perfectamente el Fuji recortado entre las montañas que circundan el lago.

Foto: Arturo

Físicamente hablando, el Mt. Fuji es un volcán (todavía activo) al que se puede subir hasta la cima (tan solo está abierto el acceso durantes unas semanas de los meses de julio y agosto), siendo tradicional atacar al cima a última hora de la noche para poder ver la salida del sol desde la cima. De hecho, aunque personalmente no he subido nunca hasta arriba (y pese a estar en mi lista de cosas pendientes para hacer en Japón, no estoy demasiado seguro de intentarlo alguna vez), la verdad es que durante la temporada casi has de pedir permiso para pasar, de tanta gente como lo hace, pues el camino de acceso no es tan exigente como podría pensarse, y por eso mucho gente se atreve a intentarlo. Además, por el camino hay diversos sitios en los que parar a descansar (concretamente hay cinco desde la parte a la que se puede acceder por carretera hasta la situada a aproximadamente una hora de la cima, en la que incluso hay algunas plazas para dormir).

 

Para llegar a la quinta estación (a la que se puede llegar por carretera), hay autobuses que te llevan, pero las combinaciones desde Tōkyō no son demasiado buenas. Otra opción, si no quieres subir hasta la cima, es mediante excursión organizada, que además del Mt. Fuji suelen llevarte a la zona de Hakone.

Información importante:

Aunque no lo parezca, detrás de las nubes está el Fuji

A %d blogueros les gusta esto: