Shinsekai (新世界)

Foto: scan folleto turístico

Ôsaka, la segunda ciudad del país, tiene un gran inconveniente turísticamente hablando, y es que todos los sitios interesantes de visitar están a bastante distancia unos de otros, así que puedes pasarte mucho tiempo viajando en metro o ferrocarril para ir de uno a otro, especialmente si únicamente estás visitando la ciudad, pero no haces noche en ella. La primera vez que visité Ôsaka fue de esta forma. Un intenso día de visitas porque por la noche había de regresar a Kyoto, donde estaba el ryokan… y la verdad es que a pesar de ver muchas cosas, me dejé aún más por ver. Es por eso que en el siguiente viaje decidí alojarme unos días en Ôsaka y ver la ciudad con más calma, especialmente los sitios que no había podido ver o que no lo había podido hacer con suficiente tranquilidad.

Pero si eres de las personas a las que les gusta descubrir una ciudad caminando sin prisas por sus calles, hay una zona de Ôsaka que posee todos los alicientes para ser visitada, el barrio de Shinsekai (que significa “nuevo mundo”). La zona, situada prácticamente en el límite inferior de la mayor parte de mapas turísticos de la ciudad, hace años no tenía demasiada buena fama, pero últimamente se ha convertido en un sitio atractivo para los turistas.

Haciendo un recorrido por la zona podríamos empezar un poco más al Este, en Tennoji, donde se encuentra el templo Shintennoji (del que ya hablaré más adelante porque considero que se merece una entrada para él solo), pasando posteriormente por el parque Tennoji. En este parque pueden distinguirse diferentes zonas, una primera cerca de la entrada con un invernadero y parterres adornados de diversas formas, incluidas esculturas de alambre y flores, desde la cual puede accederse, pasando junto al Museo Municipal de Arte, al jardín keitakuen, dispuesto alrededor de un lago, la belleza del cual puedes saborear tranquilamente desde una casa de te con una balconada sobre el lago. Desde este jardín pasamos a una zona más amplia con otro lago, este enorme, atravesado por un puente que conduce al templo Tôkokuji. Es en esta zona donde en el año 1615 tuvo lugar una batalla entre las tropas de Tokugawa y un mucho más reducido ejército de Sanada. La colina en la que tuvo lugar la batalla, llamada Cahusuyama, contiene algunos recordatorios de la batalla, como un cartel en el que puede verse la distribución de las tropas de ambos bandos.

Si queréis completar la visita de la zona del parque Tennoji también podéis visitar el zoo, pero si preferís un cambio total de ambiente podéis seguir caminando hacia Shinsekai, nuestro auténtico protagonista de hoy.

Shinsekai es un área con mucho ambiente tanto de día como de noche, que tiene un cierto aire a barrio antiguo de los años 50-60, y la verdad es que si no fuera un barrio de Japón, daría un poco de miedo pasar por allí, especialmente de noche, pero no se exactamente por qué razón, en ese país siempre he tenido una sensación de seguridad que después, pensándolo fríamente, estoy convencido que no habría podido sentir en ningún país occidental de los que conozco.

Shinsekai tiene diversos elementos característicos, como Miyukidori, que podría considerarse corea-town, un spa muy famoso (Spa-world), y en general todo tipo de locales para comer y beber, pachinkos y otros locales de ocio.

Pero el elemento que más destaca de la zona es la torre Tsutenkaku, que probablemente habréis podido ver en más de una ocasión en Films o series de anime que tengan lugar en la ciudad. La torre, construida a principios de siglo, formaba parte de un parque de atracciones y se hizo rápidamente famosa como el edificio más alto de la ciudad. Durante la guerra se desmanteló para aprovechar su metal para la guerra, pero fue reconstruida a finales de los años 50 gracias a patrocinio de Hitachi, que ha seguido patrocinándola desde entonces. La torre mantuvo su altura, pero se varió el diseño.

La torre presenta diversos elementos curiosos, como las luces de neón de la parte superior, que sirven de “previsión del tiempo” siguiendo un código de colores. Además, es posible ver el símbolo de Hitachi (la compañía patrocinadora) desde tres de los cuatro lados de la torre, y desde el cuarto no puede verse porque hay un gigantesco reloj que puede verse desde la zona de Tennoji.

Per otra parte, dicen que tendrás buena suerte si te frotas la planta del pie contra la estatua de Billiken (dios de origen hindú de la felicidad o de “las cosas como deberían ser”).

Y si después de todo esto no estáis cansados de caminar, podéis abandonar la zona en dirección al Norte para recorrer Den-den town, también denominado el barrio eléctrico (tal vez no sea la zona más Frisi de la ciudad, pero lo que es seguro es que si tenéis algún hobby, aquí encontraréis lo que buscáis), que acabará conduciéndoos hasta Nipponbashi o Namba.

Información importante:

  • Lugar: Ôsaka (Pref.Ôsaka)
  • Coset: 600円 (si queréis subir a la torre Tsutenkaku).
  • Cómo llegar: para ir directamente a la zona de Shinsekai podíes bajar en diversas estaciones de ferrocarril y metro como Dobutsuenmae, Shin Imamiya, Ebisucho o Minamitasumicho, según la zona a la que queráis acceder y el medio de transporte utilizado..
  • Página web: http://www.shinsekai.ne.jp/en/index.html (en inglés).
Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: