Héroes anónimos

Ya hace más de una semana del terremoto y sus consecuencias directas e indirectas, y la noticia ha dejado de interesar a los principales medios de comunicación, probablemente porque no pueden hacer más catastrofismo, o tal vez por motivos más oscuros, pero no quiero ser malpensado ni crear teorías de la conspiración, al igual que como ya comenté en la entrada anterior, no quiero comentar las noticias relacionadas, pues ya existen medios mucho más cualificados que lo hacen. No, hoy quiero hablar de algunos héroes que, por el hecho de ser anónimos, se merecen aún más la calificación de auténticos héroes.

Es normal que en caso de catástrofe, natural o no, los gobiernos movilicen a los cuerpos de bomberos, protección civil… y si la situación es suficientemente grave, incluso al ejército. Evidentemente, en el caso de Japón, el ejército ha movilizado buena parte de sus efectivos. Y aunque realizar estas tareas es una cuestión de seguir órdenes, la verdad es que han de ser considerados miembros de pleno derecho de estos héroes anónimos.

De lo que hoy hablaré será precisamente de la particularidad del ejército japonés (si es que técnicamente se puede denominar así), unas fuerzas armadas que reciben el nombre oficial de Fuerzas de Autodefensa (JSDF), y que en diversos mangas y animes habréis sin duda oído mencionar (o eran los protagonistas) con el acrónimo castellano (FJAD).

Por imposición de las fuerzas de ocupación americanas, después de la Segunda Guerra Mundial, se prohibió a este país tener un ejército para evitar que pudiera volver a darse la situación en que el país nipón fuera una amenaza para los americanos. Pese a ello, las necesidades defensivas durante la Guerra Fría hicieron que en la nueva constitución japonesa (prácticamente una imposición americana) se especificara que el país podía disponer de unas pseudo fuerzas armadas, denominadas Fuerzas de Autodefensa para que no parecieran realmente un ejército, pero con la restricción de que las tropas no podían salir del territorio japonés. La normativa por la que se rigen es del 1954, y estipula que el control de las fuerzas nunca puede estar en manos de militares, sino de las autoridades civiles (recordemos que el militarismo japonés durante la Segunda Guerra Mundial fue propiciada por el gran poder acumulado por las jerarquías superiores del ejército). De hecho, todos los miembros de las Fuerzas de Autodefensa se consideran civiles, unos funcionarios con características especiales.

Evidentemente, esto ha sido motivo de diversas polémicas, como cuando se enviaron tropas japonesas a una de las misiones de paz de la ONU en Oriente Medio, o el debate, creo que de momento no demasiado vivo, sobre la necesidad de reformar la constitución para evitar este tipo de situaciones.

Lo más curioso del caso es que actualmente las Fuerzas de Autodefensa, y muy especialmente las fuerzas navales, son una de las fuerzas más poderosas, modernas y bien organizadas que existen en el mundo.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: