Saikôji

Nagano es una ciudad con pocos atractivos turísticos pese a ser un importante centro de peregrinaje a causa del templo Zenkô-ji, al que cada año acuden miles de peregrinos de todas las tendencias para encontrar la “llave del paraíso”. Pero pese a ello puede visitarse mientras vais o volvéis de, por ejemplo, Matsumoto.

Pero hoy no os hablaré de Zenkô-ji, si no de un pequeño templo que os encontraréis de camino a este si vais caminando desde la estación JR. Este templo se llama Saikôji, pero también se le suele denominar Karukayasan, o incluso Karukaya Shonin to Ishidomaru Yukari, para honrar los nombres de un padre y su hijo que fueron monjes en este templo. Su historia está representada mediante pinturas y es uno de los elementos más populares del lugar.

Saikôji inicialmente fue una ermita fundada en 1199 por el santo budista Karukaya (el padre que anteriormente hemos mencionado y del que toma uno de sus nombres). No fue hasta su pacífica muerte en 1212 que la ermita fue localizada por su hijo Ishidô, que pasó en ella el resto de su vida de forma tan devota como su padre.

Al morir el hijo se erigieron tres estupas (tipo de arquitectura budista y janiista para contener reliquias, y que posiblemente deriva de antiguos túmulos funerarios) en cada uno de los cuales se encuentran las cenizas de Ishidô, Karukaya y Chisato (la madre de Ishidô). Con el paso de los años el pueblo que fue creciendo alrededor de este templo se llamó Ishidô, el mismo nombre que tenía en esa época la ermita.

Estupa

El lugar es muy tranquilo y si no vas con cuidado es posible que no veas la entrada desde la calle, pero si la encontráis, entrad, ni que sea para respirar la paz y tranquilidad del sitio. La entrada al recinto es gratuita, pero para ver las pinturas en el salón principal hay que pagar una entrada de 300円.

Además, en el patio podréis ver la estatua de Jurojin, uno de los Siete Dioses de la Fortuna, concretamente el dios de la longevidad, una figura legendaria originaria de China (por otras zonas de Nagano podéis ir encontrando las de los otros Dioses de la Fortuna).

Jurojin, dios de la longevidad

Información importante:

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: