Power Rangers

Si sois aficionados al Anime seguramente habréis visto unos personajes enfundados en extraños trajes a veces de colores muy estridentes que hacen las delicias de los protagonistas infantiles, como por ejemplo Yaiba en Detective Conan o Ultra Héroe en Shinchan. En muchas de estas series los más pequeños pueden hacer hasta lo inimaginable para poder ir a ver un espectáculo en vivo de sus héroes. También es probable que en la televisión hayáis visto la edulcorada versión norteamericana de los más conocidos de estos héroes en occidente: los Power Rangers.

Y es que en Japón hay todo un género dedicado a este tipo de personajes: el tokusatsu. No pretendo hacer una disertación sobre este género ya que no soy un especialista. Si queréis más información al respecto os recomiendo leer algunas de las entradas del Capitán Urias, autor del blog La Arcadia de Urias, que sabe mucho más. No, hoy os quiero enseñar como son estos espectáculos de verdad, en vivo y en directo, mediante uno al que asistí con unos amigos. Fue durante un matsuri en el castillo de Nagoya en el que, durante una semana tenían lugar diversas actividades y espectáculos como el que hoy os mostraré.

No puedo decir que ese día fuimos al matsuri para ver los Power Rangers, pero si que nos apresuramos para no perdernos el inicio. Y es que si que nos sentíamos un poco niños.

El espectáculo constaba de dos partes (cada vídeo representa una de estas partes) con un pequeño intermedio en el que uno de los malos hacía preguntas a los niños asistentes y les entregaba unos pequeños regalitos. Si habéis visto alguna vez un capítulo de la serie americana, podréis comprobar en los videos que entre una representación en vivo y cualquier capítulo de la serie no existen demasiadas diferencias. En vivo no aparecen robots gigantes, pero si el resto de elementos.

Lo que si me sorprendió mucho, especialmente teniendo en cuenta el carácter japonés, es lo que sucedió después del espectáculo, una estampida de niños capaz de derribar un edificio con la facilidad de cualquiera de los aparatos que salen en estas series. Y es que después de actuar, los héroes se trasladaron a una pequeña carpa situada junto al escenario para firmar y hablar con los niños. Si, una vez llegados al sitio, todos formaron una cola perfectamente delimitada y sin problemas de gente que intentara colarse… pero las carreras para coger un sitio en la cola fueron realmente espeluznantes de ver.

Anuncios

2 comments so far

  1. viajes on

    Hola, cuando dices “todos formaron una cola perfectamente delimitada y sin problemas de gente que intentara colarse… pero las carreras para coger un sitio en la cola fueron realmente espeluznantes de ver.” me imagino esa situación aquí y bueno ……. Pero tengo que decir que Japón es un país que hay que ver, su cultura constumbres y paisajes.Gracias por el artículo.

    • shordl on

      Sin duda aquí habría sido un caos, carreras, peleas, gente colándose, discusiones… Por eso quise remarcar como fue la cosa. Al principio carreras para llegar, pero una vez en su sitio, aceptando sin problemas el lugar en que habían llegado. Sin duda somos dos culturas realmente opuestas en muchos aspectos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: