Archive for 30 enero 2012|Monthly archive page

Chion-in (知恩院)

Ticket entrada Jardines YûzenChion-in es el templo principal de la secta Jôdo (Tierra Pura) del budismo, un complejo de 106 edificios de todos los tamaños. Buena parte del templo se puede ver libremente, mientras que para visitar otras partes como los jardines del Hôjo y Yûzen es preciso pagar entrada, aunque es posible que algunas zonas no sean accesibles por reformas, o simplemente estén fuera de los límites del público (como sucede con buena parte de las denominadas Siete Maravillas de Chion-in).

La secta de la Tierra Pura (Jôdô Shû) basa su práctica en que aquel que invoque el nombre de Amida Buda conseguirá la salvación. Fue fundada por Hônen, quien nació en 1133 en la actual prefectura de Okayama. Para seguir la voluntad de su padre se hizo monje y estudió la doctrina budista en el Mt.Hiei. Posteriormente se estableció en Otani Higashiyama para predicar el nenbutsu (una invocación budista) hasta su muerte en 1212. Sus discípulos construyeron una tumba el lado de su sitio de meditación, pero sufrió a causa de la época turbulenta que se vivía en la zona, hasta que en 1234 Genchi reparó su tumba y construyó el Butsuden (Sala de Buda), el Mieidô (sala con la imagen de Hônen) y el Sômon (antigua puerta principal), pasando a denominarse todo el complejo como Chion-in Ôtani-dera. Se dice que el nombre de Chion-in deriva de chionkô, un servicio especial realizado por los discípulos de Hônen par su descanso. A pesar de todo ello, no fue hasta finales del período Muromachi que el temple se estableció como la sede principal de la secta. Posteriormente recibió mucho apoyo por parte de la familia Tokugawa, cosa que hizo que se expandiera y progresara mucho.

Mapa del Templo

Los elementos que destacan de este templo son:

Miei-dô: el inmenso templo principal, que es Tesoro Nacional, contiene la imagen de Hônen y es el punto focal de la fe Jôdo. La puerta del Miei-dô tiene un diseño excepcional que oculta los clavos. Fue reconstruido por Tokugawa Iemitsu en 1639. El edificio tiene una escala gigantesca, midiendo 35 metros de largo por 45 metros de ancho, con una veranda de más de 3 metros a su alrededor. Una de las curiosidades del sitio es la denominada “sombrilla olvidada”, una de las siete maravillas de Chion-in.

Miei-dô

Amida-dô: la sala que contiene la imagen del Buda Amida está en penumbra para poder favorecer la sensación de paz a los visitantes. El edificio fue reconstruido en 1910.

Amida-dô

Gobyô: este mausoleo contiene las cenizas de Hônen. Fue reconstruido en 1613.

Seishi-dô: este edifico se encuentra donde inicialmente estaba situada la cabaña en que Hônen meditaba y enseñaba al final de su vida. Contiene la estatua de Bodhisattva Seishi, y es el edificio más antiguo de Chion-in. Fue reconstruido en 1530.

San-mon (puerta principal): este Tesoro Nacional es la puerta de madera más grande que existe en Japón. Tiene 24 metros de altura y 50 metros de anchura. Hay una estatua de Buda en el segundo piso. Fue construida por Tokugawa Hidetaka en 1621.

San-mon

Jardines Hôjô: considerado por las autoridades de Kyôto uno de los jardines más tradicionales, estos jardines se acoplan perfectamente con la naturaleza de las Higashiyama, y fue diseñado por el monje budista Gyokuen en 1641.

Jardines Yûzen: estos jardines fueron rediseñados en 1954 para conmemorar el 300 aniversario del nacimiento de Miyazaki Yûzen, el fundador del sistema de teñido yûzen. Es un jardín moderno formado por dos jardines, uno que obtiene el agua de un riachuelo de las Higashiyama, y otro de rocas secas.

Jardines Yûzen

Chion-in también es conocido por las denominadas Siete Maravillas de Chion-in. La mayor parte no se encuentran en zonas abiertas al público, pero hay tres que si.

Una de las que se pueden ver es la Wasuregasa (sombrilla olvidada), que se cree pertenecía al ebanista Hidari Jingoro y se considera un amuleto contra el fuego. La segunda es el Uguisubari-no-rōka (tierra de ruiseñor) en el corredor que comunica Miei-dô y Shuedô. El último es el Uryūseki (roca del pepino), en la que se dice que una planta de pepinos creció totalmente en una sola noche.

Las otras maravillas son: Shiraki-no-hitsugi (ataúdes de madera sin decorar) que contienen las estatuas de madera de Gomi-kinemon (el maestro constructor de la puerta) y su mujer; Nukesuzume (los gorriones que salieron volando), unas puertas correderas en las que según la tradición había unos gorriones pintados de forma tan real y espléndida, que acabaron cobrando vida y salieron volando; el Sanpō shōmen mamukai-no-neko (el gato que mira en tres direcciones), un gato pintado por Nobumasa Kano que parece que te esté mirando directamente desde cualquier dirección; y finalmente el Ōshakushi (gran pala de arroz), una gran pala de arroz que representa l salvación de Amida Buda.

Información importante:

  • Lugar: Chion-in (Kyôto – Pref. Kyôto).
  • Coste: gratuito, pero se debe pagar 300 円 por los jardines Yûzen, 400円por los jardines del Hôjô, o 500円 por una entrada combinada de ambos jardines.
  • Cómo llegar: coger el autobús 206 y bajar en la parada Chioninmae. También puedes coger el metro de la línea Karasuma y bajar en la parada Higashiyama. En ambos casos, después es preciso caminar unos 5 minutos.
  • Página web: http://www.chion-in.or.jp/e/ (en inglés).
  • Álbum de Flickr: Templos de Kyôto (京都の寺).
Anuncios

Yasaka jinja (八坂神社)

Entrada lateral al temploYasaka Jinja, también conocida como Gion Jinja, es uno de los santuarios más famosos de la ciudad, y es uno de los sitios más populares a los que podéis ir. Este santuario es conocido porque tiene un papel fundamental en el conocidísimo Festival de Gion, porque se podría decir que es la entrada al Parque Maruyama, es el núcleo aglutinador de buena parte de las actividades relacionadas con el hanabi (aquí es dónde suelen ponerse la mayor parte de las puestecitos de comida y demás que acompañan estos festivales), y cada vez más también se está convirtiendo en uno de los sitios preferidos para que los habitantes de Kyôto realicen la primera visita al templo del año.

Al llegar al santuario desde Gion nos encontramos una puerta de dos pisos, con postes de un intenso color rojo y paredes blancas (ro-mon). Esta entrada está protegida por guardianes shinto. Pero también encontramos otras protecciones, unos perros-león coreanos (koma-inu) que protegen las escaleras que conducen al santuario.

Entrada principal al templo

En la plaza principal del santuario podemos ver, a la izquierda, el Haiden (edificio para las ofrendas) que se combina con el honden (santuario interior), un escenario para las danzas sagradas decorado con innumerables linternas que se iluminan al anochecer y que han sido donadas por diversos patrocinadores (sus nombres están escritos en las linternas). También hay un estanque cubierto en el que se purifican los mikoshi y unos edificios para guardarlos. Finalmente, a pesar de que muchas veces pasan desapercibidas, también se puede ver un escenario para representar teatro Noh.

Escenario danzes sagradas

Escenario Teatro Noh

Yasaka Jinja fue construido el año 656, siendo dedicado a Susanoo-no-mikoto, el dios de la prosperidad y la buena salud, así como a su esposa (Kushiinadahime-no-mikoto) y sus ocho hijos, pero la mayor parte de los edificios que se conservan son de una reconstrucción realizada en 1654. Inicialmente se denominaba Gion-sha o Kansin-in, pero con la separación entre templos budistas y shintoistas durante la Restauración Meiji, pasó a denominarse Yasaka Jinja.

En 869 se inició el Festival de Gion, en el que se pasean omikoshi (templos portables) por las calles de la ciudad, para pedir protección ante las epidemias que asolaban la ciudad. Actualmente todavía se realiza este festival, que tiene lugar en Julio, i que se ha convertido en una gran atracción turística, conjuntamente con el santuario.

Información importante:

  • Lugar: Yasaka-jinja (Kyôto – Pref. Kyôto).
  • Perro-león protectorCoste: gratuito.
  • Cómo llegar: bajar en la estación Gion Shijo de la línea de ferrocarriles privada Keihan, o en la parada Kawaramachi de la línea Kyôto de los ferrocarriles privados Hankyu, o en la parada de autobús Gion de las líneas 12, 46, 100, 201, 202, 203, 206 y 207. Posteriormente, según la forma de transporte utilizada, se deberá andar más o menos, pero en ningún caso más de 10 minutos.
  • Álbum de Flickr: Templos de Kyôto (京都の寺).

Kodaiji (高台時)

Ticket entrada

El templo Kodaiji, formalmente denominado Kodaijusho-senji, está situado como tantos otros en las Higashiyama, un poco al Sur del templo Yasaka y al lado mismo de Ryozen Kannon. Fue fundado en 1605 por Kita-no-Mandokoro como recuerdo de su marido, Toyotomi Hideyoshi. Su construcción fue financiada en buena parte por Tokugawa Ieyasu. El resultado final fue un templo famoso por sus magníficos diseños y lo exquisito de su trabajo. En 1624 Sanko Joei, Abad del templo Kenninji fue nombrado sacerdote fundador y así a partir de ese momento Kodaiji pasó a ser el más grande y más importante subtemplo de Kennninji.

Kodaiji se vio afectado por diversos incendios después de 1789, y todos los edificios que han logrado sobrevivir, afortunadamente en perfecto estado de conservación, han sido designados Importantes Bienes Culturales por el gobierno japonés.

Plano del templo

Las principales zonas y edificios que todavía existen son:

Jardines: este jardín fue rediseñado por el famoso arquitecto de paisajes Kobori Ensyu (1579-1647) partiendo de otro jardín ya existente en este emplazamiento. Famoso por la distribución de las piedras, es uno de los mejores jardines de este período. LA sección Norte del estanque es una isla con forma de tortuga, y la sección Sur es un grupo de piedras que representan una grulla. El gobierno japonés lo ha clasificado como Sitio de Importancia Histórica y Paisaje Excepcional.

Kangetsu-dai (pabellón para observar la luna): esta pequeña estructura de cuatro pilares fue diseñada para poder ver el reflejo de la luna en la superficie del estanque. Una característica especial de su arquitectura es un techo hecho de corteza de ciprés con tres gabletes, de estilo chino. Es uno de los Importantes Bienes Culturales del templo.

Kangetsu dai (pabellón para observar la luna)

Kaisan-do (sala del fundador): el Kaisan-do está dedicado a la memoria del sacerdote fundador del templo, Sanko Joeki, que también era el 195o Abad de Kenninji. Su estatua está situada sobre una plataforma en la parte más interna del edificio. Las dos estatuas que hay a su lado son de Kinoshita Iesada y Unsho-in, el hermano mayor de Kita-no-Mandoroko y su esposa, respectivamente.

La sección más grande del Kaisan-do se conoce como Rai-do (sala de adoración). El techo de la parte frontal del edificio originalmente pertenecía al barco privado de Toyotomi Hideyoshi, y la parte de colores del techo se construyó con materiales procedentes del carruaje cortesano de Kita-no-Madoroko.

Este edificio también es un Importante Bien Cultural.

Garyoro (corredor del dragón reclinado): el nombre de este corredor, que comunica el Kaisan-do y Otama-ya, se debe a su similitud con la espalda de un dragón reclinado.

Otama-ya (santuario): este Importante Bien Cultural es un memorial a Toyotomi Hideyoshi y Kita-no-Mandoroko. Sus imágenes de madera pueden verse en una pequeña capilla en la parte posterior, él a la derecha y ella a la izquierda. La capilla y la tarima en que se encuentran están decoradas con unas obras lacadas haciendo una técnica muy especial que incorpora diseños dorados. Conocido como Kodaiji maki-e, este estilo de lacado representa el grado máximo de desarrollo del arte del lacado durante el período Momoyama, y el templo es famoso por él. En un museo cercano vinculado al templo, del que ya hablaremos más adelante, pueden verse numerosas obras lacadas siguiendo esta técnica.

Kasa-tei y Shigure-tei: son dos cases del té, clasificadas como Importantes Bienes Culturales, diseñadas por el famoso maestro Sen-no-Rikyu. Ambas fueron trasladadas a su localización actual desde el castillo de Fushimi, al Sur de Kyôto. Kasa-tei, inicialmente conocida como Ankan-kutsu, debe su nombre a la inusual construcción de su techo, en el que el bambú y los troncos se entrelazan de forma radial, siguiendo un esquema muy similar a las sombrillas japonesas. Está conectado con Shigure-tei por un corredor exterior.

Iho-an (cabaña de la fragancia persistente): esta era la sala preferida para la ceremonia del té de Haiya Shoeki, un rico mercader, y Yoshino-dayu, una belleza y bailarina muy famosa, que posteriormente se convirtió en la mujer de Shoeki. Esta casa del té y Onigawara-seki, son ejemplos representativos de la arquitectura de las ceremonias del té de Kodaiji.

Iho-an (cabaña de la fragancia persistente)

A Kita-no-Mandoroko (conocida más familiarmente como “Nene”) el Emperador Goyozei le otorgó el más elevado nivel de nobleza el año 1588, y en 1603 recibió el nombre honorario de Kodai-in, del que deriva el nombre Kodai-ji del templo. Siguiendo la costumbre de las mujeres de la nobleza de esa época, se hizo monja al morir su esposo, y adoptó el nombre religioso de Kogetsu-ni. Murió el 6 de septiembre de 1624, a la edad de 76 años.

Información importante:

  • Lugar: Kodaiji (Kyôto – Pref. Kyôto).
  • Coste: 600 円 (incluye entrada al museo Kodaiji sho).
  • Cómo llegar: coger el autobús 206 y bajar en la parada Higashiyamayasui. Después se deben andar unos 5 minutos (está justo al lado de Ryozen Kannon).
  • Página web: http://www.kodaiji.com (en japonés)
  • Álbum de Flickr: Templos de Kyôto (京都の寺).

Yasaka Kôshin-dô (八坂庚申堂)

Si seguimos vagando por las callejas de la zona de Yasaka, es posible que pasemos por delante de una entrada que si bien al principio no nos llamará demasiado la atención, si que los colores chillones que se pueden ver en el interior probablemente nos hará chafardear un poco, y así descubriremos Yasaka Kôshin-dô, o Daikoku-san Kongō-ji Kōshin-dō (大黒山金剛寺庚申堂), que es su nombre completo.

El templo está dedicado a Kôshin-san (庚申さん), que es como se conoce a Shômen Kongô, el guardián azul de los tres monos sabios que representan la fe kôshin, de la cual no quedan demasiados templos. Según estas creencias, Kôshin-san protegerá y ayudará a aquellas personas que sean buenas y se esfuercen en la vida, y castigará a los malos.

Lo que nos habrá llamado la atención al pasar serán los numerosos kukurizaku, unos talismanes de colores en forma de bola que simulan un mono doblado sobre si mismo, en los que se escriben las peticiones, como se hace habitualmente con los “ema”. La creencia popular dice que para conseguir que se cumpla un deseo, debes sacrificarlo. Si escribes el deseo en uno de estos kukurizaku, Kôshin te ayudará a que el deseo desaparezca, y como son los deseos los que hacen que estos se hagan realidad, el deseo se hará realidad y tu serás mejor persona.

Detalle de los Kukurizaku

También se dice que si notas que te viene un deseo, si juntas las manos y recitas el sutra “on deiba yakisya banta banta kakakaka sowaka”, kukurikazu y Kôshin-san vendrán a ayudarte.

Todo esto viene de las antiguas tradiciones, según las cuales los monos se consideran espíritus amables que nos protegen a nosotros y a nuestras casas de los espíritus malignos y de las malas intenciones. Los tres monos en actitud de “no escucho, no miro, no hablo” forman parte de las creencias de la fe Kôshin.

Hokan-ji (法観寺)

A pesar que el camino más lógico a seguir desde la última parada del Blog-Maratón Templos de Kyôto seria seguir hacia el Norte, visitando más templos de los que hay siguiendo ninenzaka, una calle muy bonita, llena de establecimientos comerciales y muchos rincones para detenerse, de momento haremos una pausa para perdernos un rato por las calles de la zona.

Rickshaw por las calles de la zona de Yasaka

Estas calles son bastante estrechas, a veces muy empinadas, pero vale realmente la pena “perderse” un rato por ellas. Y ya que estamos dando una vuelta por estas calles, podemos admirar algunos templos más, como la pagoda de cinco pisos Hokan-ji, también conocida como Torre (o Pagoda) de Yasaka, que pertenece a la secta Rinzai, y que es todo un símbolo de la ciudad, que ha inspirado muchos artistas a lo largo de su historia.

Esta pagoda fue construida por el Príncipe Taishi Shotoku en una fecha no demasiado clara (el año 589 es una de las fechas más aceptadas). Como muchas de las construcciones de la ciudad, fue víctima de numerosos incendios, como cuando en 1179 fue una “víctima” más de las disputas entre los monasterios rivales de Kiyomizu y Yasaka. Reconstruida nuevamente por el shogun Minamoto Yoritomo en 1191, sufrió nuevos incendios los años 1291 y 1436. La estructura actual fue reconstruida el año 1440 por el shogun Ashikaga Yoshinori, habiendo sobrevivido desde entonces.

Pagoda de 5 pisos

Con 46 metros de altura, 6 metros de lado y 5 pisos, ha sido catalogada como Importante Bien Cultural, y se podría considerar una maravilla de la tècnica, ya que está toda edificada alrededor de una única columna central que permite la oscilación de todas las plantas en caso de terremoto para evitar fricciones que podrían dañar la estructura.

En el interior hay cinco estatuas denominadas Gochi Nyoraizo Gotai (representan a los budas Dainichi, Shaka, Ashuka, Hosho y Mida), y debajo del pedestal en que se encuentran hay una serie de cavidades que dicen que contienen un relicario con huesos de los budas.

A %d blogueros les gusta esto: