Deseo, deseo…

Es probable que mucha gente considere que los japoneses son muy supersticiosos, o consideren que tienen una gran fe en sus dioses (budas, kamis, o como los queráis llamar), pero la verdad es que es muy habitual encontrar todo tipo de posibilidades para saber que nos depara el futuro, tratar de mejorarlo, o simplemente pedir alguna cosa concreta.

Mapa emplazamiento estatuas

Al margen de los amuletos, protecciones y otros elementos que habitualmente se pueden encontrar en todos los templos japoneses, la verdad es que en las Higashiyama, en Kyôto, en una zona bastante pequeña, y prácticamente concentrados alrededor de una calle, es posible encontrar numerosas posibilidades para conseguir que se cumplan tus deseos.

Ya hablamos durante la primera parte del Blog-Maratón Templos de Kyôto que en Jishu jinja, en un espacio muy reducido, hay multitud de formas para conseguir, entre otras cosas, el amor de tu vida. La densidad es menor, pero hoy nos pasearemos por nenenomichi (ねねの道), una calle bastante próxima a Jishu Jinja, en la que es también es posible conseguir que se cumplan tus deseos.

A lo largo de esta calle, o a poca distancia de la misma, hay al menos seis templos con estatuas budistas que, si las tocas con la mano derecha, o bien con las dos manos (en el caso de estatuas muy altas si tocas el pedestal se supone que el efecto es el mismo), te concederán un deseo. Sin embargo, a veces el deseo tan solo puede estar relacionado con el área que controla la divinidad, y a veces tan solo consigues hacer méritos para que al final se te conceda.

Y como no, en algunos de los templos puedes adquirir cuentas para formar tu propio rosario budista que te servirá como amuleto de la buena suerte. Así, en Kodaiji, Entoku-in, Shunko-in, Gesshin-in, Korin-in y Ryozen kannon, todos situados en la zona, por 300 円 puedes adquirir estas cuentas.

Pero pasemos a los elementos que has de tocar para conseguir el deseo…

Bola de los deseos (願いの玉): esta bola, de la que ya os hablé al visitar Ryozen kannon, templo en el interior del recinto del cual se encuentra, decir que se supone que se cumplirán tus deseos si caminas a su alrededor tantas veces como el número de deseos, mientras tocas la bola con la mano derecha.

La piedra de los deseos: nagai-no-tama

Hotei (布袋): en el templo Gesshin-in hay la figura del monje budista zen chino Hotei que se dice es la encarnación de Mirokubosatsu (el dios del amor y la amabilidad), y se considera que proporciona prosperidad.

Estatuas de Hideyoshi y Nene (英世氏・ねねの像): dentro de los terrenos de Kodaiji, pero fuera del recinto al que tan solo se puede acceder pagando entrada, hay estas dos estatuas. Nene es como se llamaba la feliz esposa de Hideyoshi (y también quien da nombre a la calle), por lo que se dice que si quieres un matrimonio feliz has de tocar estas estatuas. También permite desear vivir los años que te queden tranquilamente y rodeado de mucha gente, como Nene.

Estatuas de Hideyoshi y Nene

Tenmangu (天満宮): Tenma-Tenjin (Sugawara no Michizane) es la divinidad Nene consagrada en este templete. Se cree que si caminas a su alrededor tres veces, tu deseo se cumplirá y todas las desgracias desapareceran.

Muchas ruedas budistas (マニ車): las ruedas budistas son un objeto muy habitual entre los budistas de todo el mundo. Las numerosas ruedas que hay en el templo kodaiji contienen el Sutra del corazón. Puedes conseguir méritos haciéndolas rodar una vez. Si tienes algún deseo relacionado con la salud, la longevidad, etc., has de caminar alrededor del templete en el que se encuentran, siguiendo el sentido de las agujas del reloj, mientras vas haciendo girar las ruedas con la mano derecha.

Buey Tenmangu (天満宮 牛): los bueyes se consideran mensajeros de Tenma-sama, una divinidad shinto. Se dice que este buey se llevará tus sufrimientos. Si tienes alguna enfermedad corporal, puedes tocar la parte correspondiente del buey con la mano derecha o con ambas manos.

Buey Tenmangu

Daikokuten (大黒天): esta divinidad originaria de la India es uno de los siete dioses de la buena suerte, y el dios de la suerte. Si quieres conseguir prosperidad, has de tocar suavemente alguna parte de la estatua. Esta estatua está situada en el templo Entokuin.

Marishi-ten (摩利支天): otra divinidad originaria de la India. Se cree que ofrece protección, buena suerte y victoria, y era principalmente adorada por los guerreros samurai. Si quieres ser el mejor en un concurso de inteligencia o habilidad, has de tocar suavemente esta figura. Está situada en el templo Shunkoin.

Tres Jizo (三地蔵): los has de tocar con la mano derecha o con ambas manos si deseas ser una persona positiva tratando de ver, hablar y escuchar en vez de llevar una vida de ignorancia. Están situados en el templo Korinin.

Y aquí acaba este corto paseo por la calle dedicada a Nene. Si después de tocar, retocar, e incluso manosear estas figuras no conseguís que vuestro deseo se haga realidad… supongo que es que os falta fe en su infalibilidad.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: