Archive for 30 marzo 2012|Monthly archive page

Nanzenji (南禅寺)

Ticket entrada

Nanzenji, el nombre completo del cual es “Zuiryuan taiheikokoku nanzan zenji”, es el templo principal de la secta budista Rinzaishu-Nanzenji, y a pesar que el nombre en general se utiliza para referirse al edificio principal (que es del que realmente os hablaré hoy), en realidad el templo actual abarca más de 13 subtemplos, la mayor parte de los cuales tienen preciosos jardines y casa de té. De momento, de nanzenji ya os he hablado de Sanmon y de dos de estos subtemplos: Konchiin y Tenjuan. Los otros subtemplos que subsisten hoy en día son Kiun-in, Choshoin, Nanyoin, Shinjoin, Kotokuan, Shoin-an, Bokugoan, Jishin-in, Shotekiin, Kuon-ji y Nanzen-in.

La historia del templo empieza el año 1264, cuando el Emperador Kameyama construyó al villa Zenrinjiden en un sitio que le gustaba muchísimo. Posteriormente, se convirtió en monje emperador, abrazando la fe del sacerdote Daiminkokushi, y donó esta villa al templo el año 1291,. Motivo por el que este sacerdote se considera el primer gran sacerdote de Nanzenji, siendo el monje emperador Kameyama el que se considera monje fundador. Fue el gran sacerdote Nan-inkokushi quien acabó de construir los edificios de Nanzenji.

Nanzenji

Históricamente hablando, desde su fundación, Nanzenji ha sido considerado uno de los Cinco Grandes Templos Zen de Kyôto, a la vez que ha disfrutado de una gran prosperidad cultural como centro de la “Literatura Gozan (cinco grandes templos)”.

Los edificios originales fueron completamente destruidos varias veces (1394, 1448 y 1467), por lo que los edificios actuales son reconstrucciones llevadas a cabo durante el periodo Momoyama (1570-1600).

La parte del templo principal que se puede visitar incluye un tesoro nacional (Dai-hôjô), un sitio designado como de especial vélelas paisajística (jardín Hôjô) y un Importante Bien Cultural (Chokushimon), aunque esta última puede verse desde el exterior.

<Mapa Nanzenji

Chokushimon

La puerta Chokushimon (puerta para los mensajeros del Emeprador) está situada delante del Sanmon, y es la Higonomon del Palacio Imperial que fue traslada aquí en 1641, por orden del Emperador Meisho.

La sala principal, o edificio en el que vivía el sacerdote principal, se denomina Dai- hôjô y tiene una magnífica vista del jardín Hôjô. También es un edificio que fue trasladado desde el Palacio Imperial, esta vez por orden del Emperador Goyozei, el año 1611. Originalmente fue construido por Toyotomi Hideyoshi alrededor del año 1585. Es un edificio representativo del estilo shinden-zukuri, que se caracteriza por su belleza y riqueza.

Karesansui

Karesansui

El Jardín Hôjô, de estilo jardín seco (karesansui) está situado delante de la veranda del Hôjô. La belleza del Hôjô, el propio jardín, y el paisaje “prestado” de las Higashiyama, armonizan perfectamente para dar lugar a un paisaje sencillo, refinado y con un gran espíritu de dignidad. El jardín se denomina Toranokowatashi (tigres jóvenes cruzando el agua) por la forma de las grandes rocas que hay al fondo. Las piedras y çárboles agrupados en un extremo de un área bastante abierto, es característica de los jardines construidos a principios de la era Edo, motivo por el que este jardín se atribuye a Kobori Enshû, del que ya os hablé al hacerlo de otro jardín de Nanzenji: Konchiin.

Información importante

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Coste: 500円.
  • Cómo llegar: desde Heian-jingû se puede llegar caminando en unos 10’. También se puede coger la línea de metro Tozai hasta la estación Keage, aunque en este caso también hace falta caminar un poco para llegar al templo. Finalmente, si se prefiere el autobús, puede utilizarse la línea 5 hasta la parada Nanzenji-Eikando-michi.

Jardín

Anuncios

Nanzenji Sanmon (南禅寺の三門)

Muchos grandes templos budistas tienen una gran puerta de entrada denominada sanmon (三門- triple puerta) o sangedatsumon 三解脱門 – puerta de las tres liberaciones) que es uno de los elementos más importantes de cualquier templo y en cierta forma “mide” la importancia del templo. Nanzenji es uno de los más importantes de la ciudad, y por tanto tiene un sanmon impresionante, el interior del cual se puede visitar.

Sanmon de Nanzenji

Los sanmon son construcciones dos o tres plantas que simbolizan la entrada al recinto sagrado del templo budita (más o menos como el torii en el caso de los templos shintoistas), aunque no forzosamente la entrada a los terrenos del templo (generalmente está situado entre la puerta exterior del recinto y la puerta del edificio principal del templo).

El sanmon de Nanzenji tiene 22 metros de altura (en Kyôto tan solo lo supera el sanmon del templo Chion-in) y fue construido en 1628 por Todo Takatora como recordatorio de los que murieron durante la guerra civil (el asedio de Ôsaka). Entre otros elementos, en el interior hay una estatua de Goemon Ishikawa, una especie de Robin Hood a la japonesa que se ocultó en esta puerta hasta que fue capturado. También pueden verse diversas estatuas y pinturas de buda a las que no se les puede hacer fotografías. Además, desde el nivel superior dicen que hay una buena vista de Kyôto y de Nanzenji.

Sesión fotográfica entre las columnas del sanmon

La verdad es que yo no he entrado ya que dicen que su principal interés son las vistas, y de estas puedes encontrar bastantes por la zona en los que, al contrario que aquí, puedes disfrutar de la vista sin necesidad de pagar una entrada adicional a la del templo, y situados a más altura, por lo que las vistas deben ser mejores desde sitios como Eikando o Ginkakuji.

Información importante

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Coste: 500円.
  • Cómo llegar: desde Heian-jingû se puede llegar caminando en unos 10’. También se puede coger la línea de metro Tozai hasta la estación Keage, aunque en este caso también hace falta caminar un poco para llegar al templo. Finalmente, si se prefiere el autobús, puede utilizarse la línea 5 hasta la parada Nanzenji-Eikando-michi.

Sanmon de Nanzenji

Tenjuan (天授庵)

Tenjuan es un pequeño subtemplo de Nanzenji. Este templo, dedicado al maestro zen que sirvió al Emperador Kameyama en sus estudios religiosos, tiene una puerta, una sala principal y una sala de estudios reconstruidos en el siglo XVII, pero si hay un elemento que destaca por encima de todo son sus dos jardines: un jardín de rocas y una jardín con un estanque. De hecho, son tan importantes los jardines, que en la misma propia entrada se dice que es para visitar los jardines Tenjuan.

Ticket entrada Tenjuan

Dicen que el mejor momento para visitar estos jardines es en otoño, especialmente cuando comienza a oscurecer y se iluminan. Personalmente no he tenido la suerte de verlos así, y no por eso he considerado que fueran menos interesantes verlos, así que si lo que dicen es verdad, en el momento más adecuado deben ser maravillosos.

Tenjuan es mucho más que otro jardín de piedra, pequeño y enclaustrado en una pequeña zona al lado de la sala principal en la que se alojaba el sacerdote principal, como sucede con muchos de los jardines zen de la ciudad. Los jardines de Tenjuan son un sitio para caminar tranquilamente por los estrechos caminitos, disfrutando de la tranquilidad (i el frescor si los visitáis en verano) y dejando pasar el tiempo sin casi ni daros de cuenta de ello.

Pero como es difícil poder describirlos, sin duda será mejor que los descubráis vosotros mismos con el siguiente vídeo, que apenas les hace justicia.

Información importanet

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Coste: 400円.
  • Cómo llegar: desde Heian-jingû se puede llegar caminando en unos 10’. También se puede coger la línea de metro Tozai hasta la estación Keage, aunque en este caso también hace falta caminar un poco para llegar al templo. Finalmente, si se prefiere el autobús, puede utilizarse la línea 5 hasta la parada Nanzenji-Eikando-michi.

Konchi-in (金地院)

Kyôto es una ciudad llena de templos, pero los templos japoneses en muchos casos no se corresponden con la idea que podemos tener los occidentales de un templo, como un único edificio, o un grupo de edificios formando un conjunto homogéneo. Muy al contrario, es habitual que un templo tenga innumerables subtemplos distribuidos por una amplia zona, cosa que muchas veces causa que pasemos por alto sitios interesantes, a veces incluso más que el edificio principal. Y esto es lo que puede pasar con los subtemplos de Nanzen-ji, y muy especialmente con Konchi-in, el templo del que os hablaré hoy.

Ticket entrada Konchi-in

Konchi-in es un subtemplo de Nanzen-ji, uno de los principales templos zen de Japón. Sus jardines del periodo Edo son excepcionales, no solo por su belleza, sino también por el hecho de que son de los pocos que están muy bien documentados.

El templo fue fundado alrededor del año 140 por el shogun Ashikaga Yoshimochi, que nombró a Daigo como su primer gran sacerdote. Posteriormente fue reformado por Sûden Ishin alrededor del año 1600. Entre otras acciones, encargó la construcción del jardín actual y la sala del sacerdote se trasladó desde el castillo de Fushimi.

Konchi-in

Konchi-in

El jardín fue diseñado por Kobori Enshû, al que se le atribuyen muchos de los jardines de Kyôto, a pesar de que no hay evidencias claras, pero en este caso está demostrado que fue el diseñador de este a instancias de Sûden Ishin, el gran sacerdote del templo. Este jardín, conocido como el “Jardín de la Tortuga y la Grulla” es muy famoso, y el principal motivo para visitar este templo. La construcción del jardín se inició en 1611 y no finalizó hasta 1632. Irónicamente, el jardín se realizó anticipando la visita del shogun Iemitsu Tokugawa, pero este no acudió jamás, pues Sûden murió el año 1633 en Edo, sin haber visto acabado el jardín.

El jardín es esencialmente una pequeña pantalla de rocas y plantas situada al Este de la sala principal del templo, separada de este edificio por una amplia zona de grava. Entre sus características principales podemos destacar dos formas rocosas que insinúan la forma de una grulla y de una tortuga, símbolos de la longevidad para chinos y japoneses. Son estas rocas las que le dan su nombre de “Jardín de la Tortuga y la Grulla” (Tsurukame no Niwa). Estos elementos flanquean un área central en la que una formación rocosa evoca las islas montañosas de Horai, el hogar de los inmortales Horai (se dice que Horai reposa sobre el lomo de una tortuga, y que sus habitantes viajan a lomos de grullas). La naturaleza simbólica de estos elementos está específicamente relacionada con un edificio erigido al Este del jardín y que era visible desde la balaustrada del templo principal. Este edificio era un templo dedicado a la memoria de Tokugawa Ieyasu, el abuelo del shogun para la supuesta visita del cual se construyó el jardín. Sûden sirvió a Tokugawa Ieyasu, primero como guerrero y después como consejero religioso, y quería dejar bien claro la asociación del templo con el shogunado Tokugawa.

Este jardín es peculiar por ser bidimensional, al contrario que la mayoría de los existentes, que forman complejos diseños tridimensionales. Aparte del jardín, que posiblemente sea lo más destacable, también cabe remarcar las pinturas de las puertas correderas, o la sala del té.

Información importante

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Coste: 400円.
  • Cómo llegar: desde Heian-jingû se puede llegar caminando en unos 10’. También se puede coger la línea de metro Tozai hasta la estación Keage, aunque en este caso también hace falta caminar un poco para llegar al templo. Finalmente, si se prefiere el autobús, puede utilizarse la línea 5 hasta la parada Nanzenji-Eikando-michi.

Heian-jingû (平安神宮)

Simplemente pasando por la calle, por una de las grandes avenidas de Kyôto, aunque sea rápidamente con un autobús, es imposible que se te pase por alto este templo shinto, aunque también te dejará un poco confundido porque el templo si que es posible que no lo veas, ni tan solo fijándote. Y es que pasando por Niomondori o Nijodori, puedes ver sin dificultad alguna un torii gigantesco que cruza Jingumichi (la calle que estaréis siguiendo si seguís adelante después de la última visita de la Ruta I de esta blog-maratón). Su llamativo color rojo, el hecho de estar situado en una zona relativamente libre de obstáculos a la visión y, muy especialmente sus grandes dimensiones (dicen que es el más grande de Japón, aunque conociéndolos, posiblemente lo sea dentro de su clase), hacen que sea imposible no verlo.

Torii

Este torii, construido en 1929 y hecho de acero, marca la entrada de Heian-jingû, aunque este templo si que puede pasar bastante desapercibido, pues se encuentra a 500m del torii, al final de una zona llena de edificios culturales modernos (museos, una sala de conciertos,…)..

Heian-jingû fue fundado en 1895 para conmemorar el 1100 aniversario de la fundación de Kyôto, y sus diversos templos se construyeron como una réplica a escala 2/3 del Palacio Imperial de la era Heian. El temple está dedicado a los Emperadores Kanmu y Kômei, que son el primero y el último emperador de la capitalidad de Kyôto. Kanmu trasladó la capital a Heiankyô (antiguo nombre de Kyôto) el año 796, y Kômei murió en 1866, siendo sucedido por el Emperador Meiji, que trasladó la capital a Edo (actual Tokyô).

Ticket de entrada a los jardines

Vista de parte del santuario

Pero si bien el santuario es espectacular y muy grande, los jardines son difíciles de definir por falta de palabras. Esta zona de 30.000 metros cuadrados, está dividida en cuatro secciones (una por cada punto cardinal), y se consideran los más bellos del estilo propio de la era Meiji. Entre sus principales atractivos podríamos destacar unos grandes cerezos rosados con numerosas ramas muy largas que, cuando están en el momento álgido de la floración, parecen grandes sombrillas de flores. Pero el jardín también tiene magníficos lechos de flores perfectamente distribuidos y numerosos tipos de árboles que florecen en diversas épocas del año para que nunca se vea feo o frío. Incluso recomiendan su visita en invierno, cuando lo cubre un manto de nieve blanca.

Vista del jardín

En resumen, una visita recomendable independientemente de cuándo visitéis la ciudad, y muy especialmente porque la zona en que está situado está llena de sitios culturales interesantes. Además tiene la ventaja de que el acceso al templo es gratuito, aunque para visitar los jardines hace falta pagar una entrada (pero vale la pena gastarse el dinero).

Información importante

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Coste: templo entrada gratuita. Jardines, 600円.
  • Cómo llegar: desde la estación JR de Kyôto, puedes coger el autobús 5 y bajar en la parada Jingûmachi. También se puede llegar caminando unos 10’ desde la estación Higashiyama de la línea de metro Tôzai.
  • Página web: http://www.heianjingu.or.jp/index_e.html (en inglés).

Vista del jardín

Puente sobre un lago del jardín

A %d blogueros les gusta esto: