Eikando Zenrin-ji (永観堂禅林時)

Zenrinji en otoñoAunque hace unos años ya os hablé de este templo hoy, dentro de la Blog-Maratón Templos de Kyôto, me volveré a referir a él para explicaros un poco más de su historia, y de los elementos más importantes que se pueden ver.

Zenrin-ji es el templo principal de la secta Seizan Jôdo shu, y tiene más de mil doscientos años de historia, siendo uno de los templos más famosos de la ciudad. Los orígenes del templo se remontan al siglo IX, cuando un noble llamado Fujiwara Kanyû, que era devoto de Shinshô sôzu (787-873), quien a su vez era discípulo de Kôbo Daishi, entregó su villa a Shinshô, que la convirtió en templo el año 855, bajo el nombre de Zenrin-ji. En sus escritos Shinshô indica que quería convertir el lugar en un sitio para entrenar monjes para que fueran modelos a seguir por los demás. Y entre estos hombres así formados se encuentra Eikan, de quien ya os hablé en un artículo anterior, y de quien adoptó el otro nombre con que se conoce este templo: Eikando.

Originariamente el templo pertenecía a la secta Shingon del budismo, pero a principios del periodo Kamakura, Jyôhen (1166-1224), el 12º Gran Sacerdote de Zenrin-ji ase convirtió a la doctrina de Hônen (1133-1212) y su secta de la Tierra Pura (Jôdo shu). Como consecuencia de ellos, Jyôhen designó nominalmente a Hônen como el 11º Gran Sacerdote, y designó a Shôkû, uno de los más queridos discípulos de Hônen, como 13º Gran Sacerdote.

Durante el periodo Muromachi la situación política en Kyôto que derivó en la Guerra Onin, representó la casi destrucción de la ciudad y muchas zonas próximas. Zenrin-ji no se libró, y su extensión se vio considerablemente reducida a causa principalmente de los incendios. Desde los tiempos de Meiô (1492) en adelante, algunos de los grandes sacerdotes como Kenryû, Yushun, Kôzen y Hoshuku, realizaron grandes esfuerzos para reconstruir el templo hasta como podemos verlo actualmente.

Sobre los edificios que se conservan actualmente hay que decir que forman una magnífica armonía con las Higashiyama que sirven de fondo al conjunto de edificios y jardines del templo, especialmente en otoño cuando los colores rojos tanto dentro del recinto del templo como en las montañas de los alrededores hacen que ésta sea una de las mejores vistas que se pueden admirar.

De los elementos individuales del templo, se podrían destacar los siguientes:

plano Zenrinji

Tahô-tô: es una pagoda de dos plantas con el piso superior de forma circular y el inferior de planta cuadrada. Es desde esta pagoda que se puede disfrutar de una de las mejores panorámicas de la ciudad de Kyôto. Su interior está consagrados a Shaka Nyorai y Tahô Nyorai.

Garyûrô: corredor hecho de madera encajada que sigue el contorno de la montaña. Su nombre lo recibe de su similitud con un dragón dormido (garyû).

Estatua del Buda que mira hacia atrásAmida-do: edificio consagrado al buda que mira hacia atrás. Anteriormente ya os hablé de la historia que hay detrás de esta estatua. Por lo que respecta al edificio que la alberga, fue trasladado desde Ôsaka el año 1607, y además de la estatua, cabe destacar el techo, que está cubierto de centenares de flores. No se permite hacer fotografías de las estatuas ni de las pinturas, por lo que la imagen que he incluido de la estatua es el scan de un folleto informativo.

Hiyoke-no-amida: el sacerdote Shinjô, fundador del templo, consagró en este edificio cinco estatuas de buda. Cuatro de ellas fueron destruidas por los incendios durante la guerra Onin, pero la quinta sobrevivió milagrosamente, y es por eso que ha pasado a denominarse Amida Protector del Fuego.

Anko-no-matsu: es un antiguo pino, remarcable por sus hojas, que se dividen en tres. Sanko expresa sabiduría, bondad y sinceridad. Se dice que si tienes una de estas hojas recibirás las tres bendiciones.

Shaka-do: este edificio, construido durante el periodo Muromachi, eran las habitaciones del gran sacerdote y se considera un magnífico ejemplo del estilo arquitectónico Shoin-zukuri. Tiene seis habitaciones, cada una de las cuales está adornada con maravillosos fusuma (paredes correderas).

Karamon: puerta que utilizaban los mensajeros imperiales para entrar y salir del templo. La parte superior está decorada con un grabado con motivos florales.

Hidenbai: el sacerdote Eikan favoreció el cultivo de estos ciruelos para dar sus frutos a los enfermos. En algún momento la gente corriente pasó a llamarlos Hidenbai, donde el Hi inicial significa misericordia.

Estanque de Zenrinji

En conjunto, Eikando Zenrin-ji es un templo muy grande que yo consideraría de visita obligada. Es cierto que para ver los edificios del templo y acceder al punto en el que puedes disfrutar de las mejores vistas de la ciudad hay que pagar entrada, pero aún así considero que vale la pena hacer el gasto. Y aunque no quieras pagar la entrada, tan solo por sus jardines, que se pueden visitar gratuitamente, merece la pena que os acerquéis al templo.

Información importante

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Coset: 600円.
  • Cómo llegar: desde la estación de Kyoto se puede llegar con los autobuses 5 y 57, bajando en la parada Nanzenji Eikandomichi, o el autobús 100 bajando en Higashi Tennocho.
  • Web del lugar: http://www.eikando.or.jp/English/index_eng.htm (en inglés)
  • Álbum Flickr: Templos de Kyôto
Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: