El Acueducto de Kyôto

Si leéis el título de esta entrada rápidamente tal vez no penséis demasiado en ello, pero si os parais a pensarlo un poco tal vez os sorprenda un poco, aunque a buen seguro no tanto como si estás tranquilamente paseando por Nanzen-ji y de repente te encuentras un acueducto como los que construían los romanos, y a miles de kilómetros de su imperio. Claro que siendo Japón, siempre puedes pensar que estás en un manga y has hecho un salto en el tiempo y el espacio, o que sin darte cuenta has entrado en un parque temático dedicado a los romanos, y empiezas a buscar extras disfrazados de legionarios.

Pues nada más lejos de la realidad. Bueno, el acueducto si es real, pero no es ninguna atracción, sino una obra reingeniería civil, y que todavía funciona.

Y es que en la era Meiji se construyó este acueducto denominado “Suirokaku”, inspirado en los acueductos romanos, las obras del cual finalizaron el año 1890. El acueducto fue muy protestado por el hecho de que atravesara los terrenos de Nanzen-ji, cosa que provocaba un fuerte choque entre los estilos del templo y del acueducto, a pesar de que finalmente el conjunto ha quedado bastante bien integrado y es muy fotografiado (en buena parte supongo que a causa del shock que provoca en los visitantes que no lo conocían).

Acueducto

El acueducto forma parte de un sistema de canales que comunican la ciudad con el lago Biwa, y se construyó para tratar de dinamizar la ciudad, la población de la cual se había reducido considerablemente (perdió casi la mitad de la población, pasando de 350.000 a 200.000 habitantes) a causa de diversos incendios y del traslado de la capital.

Para realizar la obra se nombró a un joven ingeniero de 21 años, acabado de graduar en el Instituto de Ingeniería de Tokyô, llamado Tanabe Sakuro. El proyecto inicial tenía como objetivo el transporte fluvial,. El suministro de agua potable, para el riego, para la industria textil y para luchar contra los incendios. Pero el ingeniero visitó los EEUU y allí vio la central hidroeléctrica de Colorado, descubriendo su gran capacidad para generar energía, así que al final proyectó la construcción de centrales hidroeléctricas aprovechando el agua del canal.

Primer tranvía de Kyôto

Así es como se construyó la primera central hidroeléctrica del país, en Keage, Kyôto, que permitió que en 1865 se pusiera en servicio en Kyôto el primer tranvía eléctrico de Japón. Este primer tranvía actualmente está expuesto en el Jardín del Santuario Heian Jingû.

Actualmente el acueducto “Suirokaku” sigue en funcionamiento para suministrar agua potable, como agua contra los incendios, para la agricultura y los jardines, y todavía sigue generando electricidad.

Nanzenji Funadanmari

Nanzenji Funadanmari

“Nanzenji Funadammari” o depósito para barcas de Nanzenji, está situado muy cerca de Nanzenji y era donde antiguamente se guardaban las barcas que navegaban por este sistema de canales. Actualmente está fuera de servicio, y sirve más como una zona de paseo.

Información importante

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Cómo llegar: desde Heian-jingû se puede llegar caminando en unos 10’. También se puede coger la línea de metro Tozai hasta la estación Keage, aunque en este caso también hace falta caminar un poco para llegar al templo. Finalmente, si se prefiere el autobús, puede utilizarse la línea 5 hasta la parada Nanzenji-Eikando-michi.
Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: