Archive for 13 julio 2012|Monthly archive page

III Aniversario

Dicen que el tiempo vuela, y al verdad es que por los que respecta a este blog se podría pensar que esto es cierto. Ya hace tres años que tomé la decisión de dejar de meditarlo tanto y empezar realmente a escribir sobre algo que me gusta tanto como es el maravilloso país del sol naciente: Japón.

A lo largo de estos tres años he ido mostrándoos una parte de las numerosas maravillas que os esperan si podéis viajar a este país, desde un punto de vista muy personal. Es por eso que lo siento si alguien se ha sentido decepcionado al comprobar in situ que mis apreciaciones no coinciden con las mías. Tres años de crecimiento, que comparativamente se ha desbordado desde principios de este 2012.

Tres años tratando no solo de acercaros un poco de Japón y su cultura, sino también tres años de evolución y pequeños experimentos. Así, en 2010, durante mi último viaje, fui detallando los preparativos del viaje y, posteriormente, escribí una crónica diaria de lo que iba sucediendo. En mayo de 2011 el blog hizo su evolución lógica, desdoblándose en el blog de viajes casi puro que tenía pensado en un principio, y Descubrir Japón, un portal web sobre Japón en el que tratar en un formato mucho más serio todos los otros ámbitos de la cultura y la historia japonesa. Es posible que este proyecto haya hecho bajar en algunos momentos mi ritmo de escribir artículos para el blog, pero sigo fiel a mi intención de escribir al menos cinco artículos de media al mes. Y finalmente, este 2012 inicié la Blog-Maratón Templos de Kyôto, un nuevo experimento en que de forma diaria os he estado hablando de los diversos templos que se pueden visitar en la capital imperial de Japón. Esta maratón de artículos, dividida en rutas que se pueden recorrer en un día de visita, todavía no ha concluido, y no me he limitado a hablar de templos, pues después de cada ruta también os he hablado de otros sitios de interés situados en la misma zona. En conjunto, este 2012 creo que la única ciudad que hemos visitado de la mano del Blog ha sido Kyôto, pero creo que ha sido un tiempo bien aprovechado, pues son muchos los sitios que ver.

En resumen, tres años que espero que tan solo sean el principio de un largo recorrido juntos por tierras niponas. Os agradezco a todos vosotros, lectores habituales y no tan habituales, vuestro interés y espero teneros como compañeros de este viaje virtual durante muchas más etapas. ¡Gracias a todos!

Anuncios

ProTierra, mi blog es CO2 neutral

Ofertia, un portal de compras locales, ha lanzado la iniciativa denominada proTierra con el objetivo de salvar 1.000.000 de árboles, y una de las acciones que se han planteado, es el hecho de apadrinar un árbol a través de la “Fundación Apadrina un Árbol” por cada blog que difunda esta iniciativa.

Como podéis comprobar en el lateral del blog, Viajes por Japón se ha adherido. Puede parecer que un blog dedicado a Japón, un país que actúa sin contemplaciones contra las especies marinas, agotando bancos de peces y cazando ballenas, tal vez no es el mejor sitio para hablar de conservacionismo, pero dejando de lado el mar, Japón es uno de los países que, por contradictorio que parezca, mejor cuida de su naturaleza terrestre, así que si por leer sobre este árbol apadrinado permite rebajar el nivel de CO2 producido en el proceso, ¡mucho mejor!

Y si tenéis un blog propio, os invito a sumaros, pues cada árbol cuenta en la salvación del planeta y para conseguir un futuro mejor para nuestros hijos.

El Castillo de Nijo (二条城)

En el centro de Kyôto, un poco desplazado hacia el Oeste, a no demasiada distancia de Kyôto Gyoen y el Palacio Imperial, hay uno de los elementos más simbólicos de la historia japonesa que se pueden visitar en la antigua capital imperial, el castillo de Nijo.

El castillo de Nijo se empezó a construir el año 1601. Su construcción la ordenó el shogun Tokugawa Ieyasu para servir como residencia del shogun en Kyôto, pero en realidad era mucho más, ya que era un símbolo del poder total de los Tokugawa después de la batalla de Sekigahara. El castillo, completado en 1626 por el tercer shogun Iemitsu, fue un símbolo del poder de los Tokugawa hasta el final, cuando Yoshinobu, el último shogun, se vio obligado a devolver el poder al Emperador en 1867, precisamente firmando el documento en este castillo, que poco después pasó a ser propiedad imperial hasta que en 1939 fue donado a la ciudad, momento en que recibió su nombre actual de Nijo.

Vista del castillo

Mapa Nijo

El castillo en su totalidad una reliquia histórica, con numerosos Importantes Bienes culturales, e incluso un Punto paisajístico Especial, y está registrado en la lista de lugares históricos de la UNESCO.

En el castillo actual, que ocupa un total de 275.000 metros cuadrados, de los que 8.000 corresponden a edificios, se pueden ver cinco elementos principales.

Bansho: el cuerpo de guardia está situado justo al lado de la puerta principal, Higashiotemon, que es también el punto por el que se entra y sale del recinto. Aquí es donde se controlaban los visitantes que accedían al castillo. La mayor parte ha desaparecido, pero todavía se conserva una parte construida en 1608, un extraño ejemplo de su tipo, motivo por el que ha sido designado Importante Bien Cultural.

Bansho

Palacio Ninomaru: este palacio, que ocupa 3.300 metros cuadrados, está formado por cindo edificios, y está construido en casi su totalidad con madera de ciprés japonés. Las pinturas de las puertas correderas y las paredes son obra de artistas de la escuela Kano, y las vigas y columnas muestran bellísimas tallas. Lamentablemente, como son muy delicadas, además de no poder hacer fotografías para no estropearlas, también hay algunas zonas que están en penumbra, para evitar que la luz directa las dañe. Este palacio también se caracteriza por el conocido “suelo de ruiseñor” por el que es imposible caminar sin hacer que este haga ruido a causa de la técnica utilizada en su construcción (a pesar de que todo el mundo lo intenta).

Palacio Ninomaru

Jardines Ninomaru: un jardín de estilo tradicional japonés, esta formado por un lago central, en medio del cual hay tres islas. Su construcción se ha atribuido al maestro de ceremonia del té y arquitecto paisajístico Kobori Enshu.

Jardines Ninomaru

Seiryu-en: este jardín se construyó en 1965 como lugar para realizar recepciones de huéspedes oficiales de la ciudad, eventos culturales, etc.

Seiryu-en

Honmaru: con este nombre se designa el área rodeada por el foso interior del castillo. Originalmente era la residencia del shogun y de sus seguidores, e incorpora numerosos elementos del período Momoyama, trasladados desde el castillo de Fushimi. La torre central de cinco pisos se quemó al ser alcanzada por un rayo en 1750. En 1893 se transfirió desde el Palacio Imperial la estructura actual. Originalmente se construyó en 1847 como residencia del Príncipe Katsura y está catalogada como Importante Bien Cultural. El Palacio tan solo está abierto al público en determinadas ocasiones..

Nijo

Nijo

En su conjunto, el castillo de Nijo permite ver elementos muy diversos por lo que es una visita muy recomendable, especialmente si puede realizarse con suficiente calma como para poder apreciarlo en su justa medida. Desgraciadamente, es uno de los sitios que cierran más temprano de la ciudad, motivo por el que puede llegar a ser complicado encajar su visita. En cualquier caso, como el Palacio Ninomaru cierra como una hora antes que los jardines, siempre debería ser el primer sitio a visitar del recinto si hacéis la visita por la tarde.

Información importante

  • Lugar: Kyôto (Pref.Kyôto).
  • Coste: 600円.
  • Cómo llegar: con metro se debe bajar en la estación nijojomae (línea Tozai). Con autobús, se debe bajar en la parada Nijojomae de las líneas 9, 12, 50 ó 101. Hay bastantes más líneas de autobús que pasan cerca del castillo, y también es posible ir con ferrocarril, pero las indicadas son las que os dejarán más cerca de la entrada principal.
  • Álbum de Flickr: Castillo de Nijo (二条城)
A %d blogueros les gusta esto: