Archive for 20 agosto 2012|Monthly archive page

Daikaku-ji (大覚寺)

Finalizaremos la Ruta IV de la Blog-Maratón Templos de Kyôto que nos ha llevado a recorrer la zona de Arashiyama, en Sagano, visitando un antiguo palacio imperial reconvertido en templo: Daikakuji, posiblemente la visita más espectacular de la ruta conjuntamente con Tenryû-ji, con el que iniciábamos la ruta.

Daikaku-ji

Mapa Daikaku-ji

Mapa Daikaku-ji

El templo de Daikaku-ji originalmente era un palacio secundario para el Emperador Saga, hasta que en el año 876 decidió que se convirtiera en un templo de la secta Shingon del Budismo, como una expresión de su devoción hacia sus enseñanzas y su fundador, Kôbô Daishi.

Como antes era un palacio, por todas partes se pueden ver numerosas pinturas del período Momoyama con motivos imperiales. Por otro lado, es un templo abstante extenso, y a lo largo de su visita podremos ver elementos muy distintos unos de otros, factor que aumenta su interés, y que me haría considerarlo de visita obligada en la zona, a pesar de que está situado bastante alejado del resto de lugares de interés de la zona.

Daikaku-ji

Del conjunto del templo podríamos destacar cuatro elementos:

Shinden: hace unos 400 años, el Shinden del Palacio Imperial de Kyôto se trasladó a los terrenos de Daikaku-ji. Delante suyo, actualmente podemos admirar un jardín que isgue el modelo tradicional de los jardines imperiales, con un naranjo a la derecha y un ciruelo a la izquierda. Las paredes correderas están decoradas con pinturas de Sanraku Kanô y muestran las tres peonías y las flores rojas y blancas de los ciruelos que representan la casa imperial.

Shingyôden: hace 1200 años, el país se vio asolado por las plagas y las epidemias. Siguiendo una propuesta de Kôbô Daishi, el Emperador Saga empezó a copiar, utilizando el arte de la caligrafía, el sutra Jannya Shingyô para orar a Buda. Se dice que a causa de ello el país se vio rápidamente libre de las plagas. En este edificio es dónde se guardan estos escritos realizados por el Emperador Saga.

Daikaku-ji

Shôshinden: designado como Importante Bien Cultural, en un rincón, casi podríamos decir que remoto, del templo, en una sala del ala Este denominada Okanmurinoma, hay un Shôhekiga pintado por Sanrakû Kanô y Shikô Watanabe. En él se puede ver un halcón pintado con tinta india que llama especialmente la atención por su excepcionalidad. En las placas de madera de las particiones de las puertas hay liebres pintadas.

Estanque Ôsawa (Teiko): hace aproximadamente 1200 años, cuando el Emperador Saga estableció Daikaku-ji como palacio, este disponía de un jardín acuático que seguía el mismo diseño que el lago Tungting de la China. Se denominó estanque Ôsawa, y se dice que es el origen del Ikebana Saga. En cualquier caso, actualmente el templo tiene una fuerte influencia en este tipo de Ikebana, e incluso se pueden ver algunos ejemplos de este arte a la entrada del recinto.

Ikebana

Información importante:

Daikaku-ji

Daikaku-ji

Anuncios

Seiryô-ji (清涼寺)

Este templo budista, también conocido como Saga Shakadô (嵯峨寫釈迦堂) está situado sobre lo que antes eran los pantanos de Saga, y pertenece a la secta Jodo del Budismo.

Mapa Seiryô-ji

El templo está situado dentro de los terrenos de la que era la villa de Minamotono-Toru. A la muerte de este se convirtió en un templo. Posteriormente, el año 985 el sacerdote Chonen viajó a China en peregrinaje, y encargó una copia en madera de sándalo del legendario Udayana Buddha. Cuando el sacerdote Chonen regresó de China con la copia de la estatua, planificó la construcción de un nuevo templo para la estatua. Desgraciadamente no pudo ver completado su sueño, ya que el templo no fue completado hasta después de su muerte, cuando su discípulo Jozan estableció Siryoji y entronizó la estatua.

Seiryô-ji

Seiryô-ji

La sala principal fue reconstruida el año 1701, y contiene la estatua, que se considera un Tesoro Nacional. A pesar que la estatua original de Udayana Buddha se perdió durante la rebelión de los Boxers en el año 1900, la copia de este templo se sigue mostrando los días 8 y 19 de cada mes.

Sobre el temple no hay demasiado a decir. Contiene numerosos edificios y podríamos decir que es más un templo “de servicio” que un templo turístico. Eso tiene la ventaja de que se puede entrar gratuitamente, pero también el inconveniente de que es más difícil que lo puedas ver todo o que consigas explicaciones sobre los diversos edificios y sitios de interés si no sabes suficiente japonés para leer los carteles o preguntar.

Información importante:

Seiryô-ji

Seiryô-ji

Giô-ji (祇王寺)

También llamado Ghi-ohji, está situado al Noroeste de Kyôto, en la zona conocida como Arashiyama, a los pies de la colina de Ogura. No es fácil encontrar este templo, una pequeña puerta en un camino solitario que casi has de buscar ex profeso no invita demasiado a entrar en lo que, una vez dentro, se revela como un magnífico jardín, tan cubierto de verde que incluso luce al verlo en un día lluvioso como el que me tocó en suerte “sufrir” (suerte en este caso, pese a haber estado maldiciendo el agua desde muchas horas antes).

Jardín Giô-ji (Arashiyama)

No se sabe demasiado de sus orígenes, pero se cree que el templo inicialmente estaba situado dentro del recinto de Ohjhoin, fundado por Ryochin, uno de los discípulos de Hohnen (1133-1212), un gran sacerdote budista muy conocido. Ohjhoin era un templo que ocupaba una gran extensión, pero fue a menos con el paso del tiempo. Ghi-ohji sobrevivió como un pequeño convento que posteriormente acabó siendo conocido por su nombre actual.

Actualmente Giô-ji es más una diminuta ermita que un templo, pero aún así tiene un atractivo único que lo convierte en un lugar de visita obligada si pasas por la zona. Su jardín está casi totalmente cubierto de musgo, y mantiene un aspecto esplendoroso a lo largo de todas las estaciones del año, con flores de cerezo en primavera, mucho verde durante el verano, follaje carmesí en otoño y cubierto por la blanca nieve en invierno.

Jardín Giô-ji (Arashiyama) Jardín Giô-ji (Arashiyama)

En el poema épico del siglo XIII Heike Monogatari se habla de dos Shirabyoshi (cantantes y bailarinas de la corte imperial) del siglo XII. Taira-no-Kiyomori, que en esa ápoca era quien controlaba las riendas del Estado, se encaprichó de Giô (o Ghi-oh) durante un tiempo, pero pronto la cambió por Hotoke Gozen. Como resultado de todo ello, Giô, su hermana (Gijo) y su madre (Toji), y poco después también Hotoke Gozen, desesperadas por la volubilidad del destino, se convirtieron en monjas y las cuatro acabaron viviendo en este templo. En la sala principal del templo hay cinco esculturas de madera que representan a Giô, Hotoke, Gozen, Kiyomori, Gijo y Toji.

Interior del templo de Giô-ji (Arashiyama)

Interior del templo, con las esculturas de madera de los protagonistas de Heike Monogatari.

Interior del templo de Giô-ji (Arashiyama)

Interior del templo de Giô-ji

El templo quedó totalmente desatendido hasta no hace demasiado tiempo, cuando la monja Shishoni, una mujer bastante conocida porque había sido geisha antes que monja, se quedó a vivir en él y se hizo cargo de su mantenimiento. Su experiencia personal era similar a la de Giô unos siglos antes, y acabó siendo tan apreciada por la gente, que tuvo lugar un gran duelo cuando murió en 1994.

Información importante:

  • Lugar: Giô-ji (Arashiyama – Pref. Kyôto)
  • Coste: 300円
  • Álbum de Flickr: Giô-ji (祇王寺)

Nison-in (二尊院)

Nison-in, formalmente denominado Ogurayama Nison-in Kedai-ji (小倉山 二尊院 華台寺), es conocido por dos imágenes, que representan a Shaka y Amida, que dan nombre al templo (nison quiere decir “dos imágenes reverenciadas), y que son tesoros nacionales.

Nison-in

En el pasado, cuando Kyôto era la capital imperial, este templo fue designado como uno de los “Cuatro Templos Auspiciantes”. Según las costumbres y su estricta observancia de las formalidades, eso implicaba que administraba las Ceremonias Budistas Imperiales y, cuando se designaba un nuevo sacerdote principal, este visitaba el Palacio Imperial para recibir las ropas púrpuras que indicaban si máximo rango dentro de la jerarquía budista. Pero todas estas ceremonias cesaron cuando la capital imperial se trasladó a Tôkyô.

Mapa Nison-in

El templo fue construido entre los años 834-847, por Jikaku Daishi bajo el patrocinio del Emperador Saga. Posteriormente, el conocido San-tei-ryo (Cementerio de los Tres Emperadores) se instaló dentro del recinto del templo, siguiendo al voluntad del Emperador Mameyama. El San-tei-ryo contiene las cenizas de los Emperadores Kameyama, Gosaga y Tsuchimikado. Actualmente forma parte del grupo de templos de Enryaku-ji, pero ninguna de sus estructuras es de las originales, ya que no sobrevivieron a la Guerra Onin (1467-1477).

Su puerta principal anteriormente era la Yakuimon del castillo de Fushimi, siendo trasladada a su localización actual en 1613, gracias a un comerciante rico llamado Suminokura.

Nison-in

Nison-in

Nison-in también se vio indirectamente implicado en las acciones del Comodoro Perry y la apertura de Japón a las potencias extranjeras, pues cuando el shogunato pidió consejo a la corte imperial, Naidajin Sanjo Saki, que era consejero del Emperador Komei, defensó el honor imperial en contra de los negociadores del bakufu, y como consecuencia, posteriormente se le ordenó que se retirara como monje a Nison-in. A su muerte, el Emperador Komei envió una delegación a Nison-in para otorgarle póstumamente el rango de Udaijin (Ministro de la Derecha).

Otros sitios destacables dentro de los terrenos del templo son Shigure Tei situado en una colina en la parte posterior, donde se dice que estaba situada la villa en la que Teika Fujiwara (1161-1240) recopiló la antología Hyaku-nin-isshu (Cien poemas por un centenar de poetas). También contiene una casa de té denominada Misonio-tei, que contiene diversas pinturas de Eitoku Kano.

Información importante:

  • Lugar: Nison-in (Arashiyama – Pref. Kyôto)
  • Coste: 500円
  • Álbum de Flickr: Nison-in (二尊院)

Jojakko-ji (常寂光寺)

Si seguimos nuestra ruta de los templos por Arashiyama, resiguiendo la montaña Ogura, nos encontraremos con Jojakko-ji, un templo construido como lugar de retiro para el sacerdote Nisshin después de unos problemas político-religiosos que causaron la escisión de la secta Nichiren de la que Nisshin era el sacerdote principal. La causa de la escisión, no querer doblegarse a las ambiciones de Hideyoshi.

Este templo, que presume de ser “el templo sin muros”, tiene diversas peculiaridades. En primer lugar, es un templo que se ha ido construyendo muy poco a poco, y casi podríamos decir que haciendo un “collage” de partes trasladadas hasta aquí. Esto de trasladar partes no es tan extraño como podría parecer (y como habréis podido comprobar si habéis leído artículos anteriores de la Blog-Maratón Templos de Kyôto), pero posiblemente si que sea raro que se vea en tantos elementos del templo.

Jojakko-ji

En segundo lugar, es un templo situado sobre la montaña Ogura, y por tanto tiene muchos niveles distintos, no aptos para la gente a la que le cueste subir escaleras (aunque hay caminos rampa para acceder de forma más cómoda). Esto tampoco es raro ya que hay muchos templos que parecen “colgados” de la montaña, pero no es habitual en los templos de la zona de Arashiyama.

Sobre la historia del templo, como he dicho, lo fundó el sacerdote Nisshin el año 1596, sobre unos terrenos donado por la familia Suminokura, donde anteriormente se levantaba la villa Shiguretei de Fujiwara Sadaie. Desde su fundación, y hasta el año 1615, con el patrocinio de Kobayakawa Hideaki, el Kyakuden (sala de invitados) del castillo de Momoyama se trasladó al templo para convertirse en su salón principal.

El año 1616, la puerta Sur de la sala de invitados de Honkoku-ji (construida entre 1345 y 1346), se trasladó al templo para servir de Niomon (las estatuas Nion se cree que son obra de Unkei, un famoso escultor budista del siglo XIII). El año 1620 se construyó la pagoda Tahoto gracias a la donación de Tsuji Tobei Naonobu (y actualmente se considera un Importante Bien Cultural). En su interior se venera a Nyorai Shaka y Nyorai Taho. El año 1641 se construyó el campanario.

Pagoda Tahoto

Jojakko-ji

Entre 1801 y 1804 se construyó la sala Myoken-do, que se considera el número diez de las doce ramas del zodíaco Myoken para la capital. En su interior hay la estátua de Bodisshatva Myoken en posición “nosegata”, la estatua de Kioshimojin, el Jurasetsunyo para el que el sacerdote Nisshin hizo la ceremonia de la apertura de los ojos; y la estatua de Daikokutsen.

El año 1890, el templo de los poetas inmortales que era anterior al establecimiento del templo y que había sido trasladado montaña arriba en tiempos del fundador, se reconstruyó. Tomioka Tessai escribió su placa. Este templo fue nuevamente reconstruido el año 1994. En el interior hay las estatuas de Fujiwara Teika e Ietaka en posición sentada, hechas durante el período Muromachi.

El año 1892 Jojakko-ji se convirtió oficialmente en templo afiliado de Honkoku-ji, el templo principal de la secta Nichiren en Kyôto.

El año 1990 se estableció el mausoleo Shien para enterrar las cenizas de mujeres no casadas, según un concepto creado por los miembros de la Sociedad Monumento a las Mujeres.

Finalmente, el año 2004 se construyó la Sala del Fundador, y una segunda estatua del sacerdote Nisshin hecha durante el periodo Edo se colocó en su interior.

Jojakko-ji Jojakko-ji

Como habéis podido comprobar, el templo ha tenido una larga historia de cambios y modificaciones, pero la verdad es que al visitarlo no tienes la sensación de ver ningún tipo de parcheado, todo lo contrario, su disposición por toda la falda de la montaña, con diferentes estructuras a todos los niveles, y todas ellas rodeadas de una exuberante naturaleza, lo amalgaman a la perfección. Cierto, no tiene los edificios más impactantes de la zona, pero aunque a nivel individual tal vez no destaque ningún edificio, su conjunto si que es uno de los mejores que podéis ver en la zona.

Mapa Jojakko-ji

Información importante:

A %d blogueros les gusta esto: