Fushimi Inari-Taisha (伏見稲荷大社)

Siguiendo la línea de Nara desde la estación de Kyôto, después de visitar Tôfuku-ji, volveremos a tomar el tren para bajar en la siguiente estación (o dos si tomamos la línea privada Keihan) para llegar a Fushimi, donde se encuentra un importante templo shintoista, que además es muy conocido en occidente, ni que sea de vista, pues ha aparecido en películas como Memorias de una Geisha y Lost in Translation: me estoy refiriendo a Fushimi Inari-Taisha.

Inari Taisha

Con el nombre posiblemente seguiréis sin saber de qué templo estoy hablando, pero si os muestro este auténtico túnel de torii, seguro que lo reconoceréis rápidamente. No es que una agrupación de torii como esta sea excepcional, pues la podemos encontrar en otros muchos templos. Lo que si es excepcional es su densidad, y su extensión, pues podemos encontrar torii prácticamente por toda la montaña, aunque no todos están tan “apretados”, y en algunas zonas son mucho más altos que estos.

De hecho, el santuario propiamente dicho se encuentra en la base de la montaña, a muy poca distancia de la estación de ferrocarril, pero por detrás de éste, hay numerosos caminos marcados por los torii, que conducen a otros templos más pequeños, repartidos por toda la montaña. Si tenéis tiempo cuando hagáis esta visita, es bastante interesante “perderse” por estos caminos, buscando los rincones más bonitos, especialmente si la época del año acompaña con sus colores. Pero si no tenéis demasiado tiempo, como mínimo deberíais seguir uno de los dos “túneles” más conocidos (los dos conducen al mismo sitio) hasta un claro que es hasta donde suele llegar todo el mundo, y volver por otro de los caminos que salen del mismo claro (o por el mismo “túnel” si realmente vais muy justos de tiempo).

Inari TaishaEste santuario está dedicado a los dioses del arroz y el sake (no demasiado lejos hay unas destilerías de sake), aunque actualmente es más popular para pedir prosperidad en los negocios. Esta es precisamente la razón por la que hay tantos torii, pues la mayoría han sido donaciones de hombres de negocios japoneses que lo han hecho para pedir prosperidad en sus negocios.

La figura predominante es el zorro (kitsune), que se supone que es el mensajero del dios Inari (por lo que muchas veces se denominan con el mismo término). Muchas veces estos zorros están representados con una llave en la boca, que simboliza la “llave del granero”. Por todo el país hay más de 40.000 templos dedicados al dios Inari, pero el de Fushimi es el principal.

Y si queréis culminar muy bien la visita, podéis degustar el Kitsune Udon que ofrecen en los alrededores del templo, un popular plato de fideos que toma el nombre de los zorros mensajeros.

Inari Taisha

Inari Taisha

Desde su fundación el año 711 y durante todo el período Heian, este santuario fue patrocinado por los emperadores. En el año 965, el Emperador Murakami ordenó que los kamis del país fueran informados por mensajeros imperiales de todos los acontecimientos más importantes que sucedieran en el reino. En total 16 santuarios de todos los rincones de Japón fueron designados como destinatarios de estos mensajes, y Inari-Taisha era uno de ellos.

Después de su fundación el año 711 en la colina Inariyama de Kyôto, el santuario fue reubicado en el año 816 a petición del monje Kûkai. La estructura principal del templo fue erigida en el año 1499.

Información importante:

  • Lugar: Fushimi (Kyôto – Pref. Kyôto).
  • Coste: gratuito.
  • Cómo llegar: siguiendo la línea Nara de JR desde la estación de Kyôto rápidamente llegamos a la estación Inari (es la segunda parada). Si cogemos la línea principal de Keihan desde Keihan Sanjô, deberemos apearnos en la estación Fushimi-Inari.

Inari Taisha

Anuncios

2 comments so far

  1. offshore corporation on

    Esta seguramente sea una de las escapadas que menos se frecuentan, cuando se está en Kyoto, en mi caso había visto muchas imágenes y comentarios positivos sobre el lugar y como amantes de la naturaleza que somos, lo marcamos en rojo como visita prioritaria, muy recomendable para los que se saturan con templos con facilidad, pues aunque en esta zona hay unos cuantos, el hecho de estar diseminados en la montaña al estilo Nikko , lo hacen más relajado y como decía antes, lo mejor es que apenas hay turistas extranjeros, pues la mayoría no se salen de Kyoto capital.

  2. Akasha83 on

    Un lugra precioso!! Nosotros subimos hasta arriba y vivimos un ritual budista sin esperarlo ^_^
    Cuanto mas arriba, menos gente…recomiendo el esfuerzo 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: