Enryaku-ji (延暦寺)

Entrada Enryaku-ji

Hiei, la montaña sagrada conocida como la madre del budismo japonés ha sido la principal fuente de luz de Dharma sobre el país durante más de 1200 años. Desde su fundación en el siglo VIII cuando Saichô Dengyô Daishi construyó el primer monasterio en al zona hasta ser declarada toda la montaña como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994, esta montaña se puede considerar que ha sido uno de los protagonistas de la historia japonesa en la mayoría de sus momentos clave.

Aunque hablamos de Enryaku-ji como si se tratara de un templo más de los tantos que hay en la zona de Kyôto, la verdad es que no existe ni ha existido un edificio concreto que se denominara así, más bien es toda la montaña que se puede considerar que es este templo.

La naturaleza, los complejos de templos, y los que realizan o han realizado prácticas ascéticas, así como actualmente los turistas que la visitan, forman parte de la comunidad budista de la montaña que podemos englobar con la definición genérica de Enryaku-ji, pues por toda la montaña la religión, la naturaleza, el entorno y los propios seres humanos junto a su cultura forman un todo integral y uniforme.

Enryaku-ji

Desde la fundación del primer templo, la montaña fue creciendo hasta formar una comunidad religiosa muy numerosa que contaba con centenares de templos y subtemplos, así como una gran cantidad de monjes, ascetas y los denominados sohei, que eran monjes guerreros, en principio dedicados a la protección de los templos, pero que acabaron siendo un brazo armado de las diversas sectas y corrientes religiosas para resolver de forma violenta sus divergencias, pero ante todo un poder en la sombra que controlaba las acciones de los Emperadores de Kyôto. Cada vez que se aprobaba alguna medida que los monjes consideraban iba contra sus intereses, organizaban una marcha con los templetes mikoshi y muchos hombres armados que bajaban la montaña para avanzar sobre Kyôto, causando a veces grandes atrocidades hasta que, las autoridades o los nobles de al corte, asustados, cedían a las demandas de los religiosos. Pocos hombres en la historia de Japón han tenido la osadía de enfrentarse a ellos, pero el que lo hizo de forma más contundente fue Nobunaga Oda, el primer gran unificador del país, que el año 1571 ordenó a sus tropas que rodearan la montaña, y una vez en posición los hizo avanzar montaña arriba, matando a todos los monjes que se encontraran y quemando los templos a su paso. Pocos edificios y monjes escaparon con vida a esta acción, que marcó el fin del poder terrenal de los monjes de la montaña, pero no así del espiritual. Y prueba de ello es que aún en la actualidad es uno de los sitios más sagrados del budismo.

Enryaku-ji

A pesar de lo que he dicho anteriormente de que Enryaku-ji es un todo indivisible, la mente humana, aunque sea inconscientemente, crea líneas divisorias y fronteras en todo lo que toca. Es por esto que lo que actualmente queda de los templos de hieizan se puede dividir en tres zonas muy bien delimitadas: Tô-dô (área del Este), Sai-tô (área del Oeste) y Yokawa.

Tô-dô corresponde a la zona donde originalmente se fundó Enryaku-ji, y es la zona central de las tres áreas de templos que encontramos actualmente en la montaña Hiei. Es en la entrada de esta zona donde nos dejarán los autobuses que vienen de Kyôto, y en la parte posterior de ella a dónde llegaremos si utilizamos el funicular de Sakamoto.

Sai-tô está situado 1km al Norte de Tô-dô, y es la zona centrada alrededor de Shaka-dô, el templo más antiguo de los que quedan en Hieizan. En esta zona los templos se levantan de forma solemne, y podríamos decir que silenciosa en medio de la serenidad de los bosques.

Yokawa es una zona situada a 4km al Norte de Sai-tô, una zona que mantiene el antiguo aspecto sagrado de este lugar. La zona está centrada alrededor de Yokawa Chû-dô, que fue fundado por Ennin Jikaku Daishi.

Información importante:

  • Lugar: Enryaku-ji (Hieizan – Pref. Kyôto).
  • Coste: 450円 – 1000円 (variable según las zonas a visitar).
  • Cómo llegar: para llegar a Enryakuji podemos tomar dos rutas, una con autobús que nos lleva desde la zona Norte de Gion hasta la entrada principal del complejo, o la otra en que hemos de tomar un tren hasta la estación de Sakamoto o de Hieizan Sakamoto, según la línea que tomemos (Keihan o JR, respectivamente), y después andar o tomar un autobús hasta el funicular de Sakamoto, que nos llevará hasta la entrada posterior del complejo, pero con la que disfrutaremos de magníficas vistas del lago Biwa.
  • Álbum de Flickr: Hieizan (比叡山).
Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: