Enryaku-ji Sai-tô (延暦寺-西塔)

Tras visitar Tô-dô, podemos dar un pequeño paseo hasta Sai-tô, que está situado a solo 1km al Norte. Es cierto que hay una carretera que lleva hasta allí, pero lo mejor es seguir el camino que pasa por medio del bosque, podremos respirar la tranquilidad del lugar y no nos encontraremos demasiada gente que rompa esta paz. De hecho, comparativamente con Tô-dô, es poca la gente que se desplaza hasta el siguiente grupo de templos. Por el camino podremos disfrutar del silencio, la paz, y tal vez ver algunos animales antes de llegar a las largas escaleras que nos llevarán hasta la plaza central, alrededor de la cual se encuentran la mayoría de templos.

Sai-tô es un grupo de templos centrado en Shaka-dô, pero que en todos los casos mantiene la solemnidad, tal vez incluso un poco polvorienta (no creo que los templos estén tan bien conservados como los de Tô-dô, al menos aparentemente).

Enryaku-ji Sai-tô

Los principales edificios de esta zona son:

Shaka-dô: oficialmente denominado Tenpôrin-dô (Sala de la Rueda Giratoria del Dharma), es el edificio más importante de la zona. Nobunaga Oda quemó el edificio original, pero su sucesor, Hideyoshi Toyotomi hizo que trasladaran el Miroku-dô que se encontraba en Onjô-ji, remodelándolo para convertirse en el edificio que podemos ver actualmente, y que es el más antiguo que se conserva en todo el monte Hiei. El objeto principal de este templo es una figura del Buda Sakyamuni creada por Dengyô Daishi, y que da nombre al edificio.

Ninai-dô: este templo está formado por dos edificios para prácticas budistas idénticos, el Lotus (Hokke) y la Practica Constante (Jôgyô), conectados por un corredor cubierto, motivo por el que popularmente se le conoce como Sala de los Hombros de Benkei. Simboliza las enseñanzas budistas básicas del budismo en Hieizan, en que las esencias del Sutra del Loto y las enseñanzas de la Tierra Pura están unidas.

Ruri-dô: este es el único edificio que quedó intacto después del ataque de Nobunaga Oda el año 1571. Se encuentra un poco apartado, en el denominado Valle Oscuro. Se trata de un pequeño edificio de tan solo dos metros cuadrados, que contiene la estatua del Buda de la Medicina (Yakushi Nyorai).

Enryaku-ji Sai-tô

Jôdo-in: este es el mausoleo del fundador, Saichô Dengyô Daishi, y se dice que es el santuario más puro de la montaña. Dengyô Daishi murió el año 822 y fue enterrado aquí. Los sacerdotes que lo habitan se denominan Jishin, en honor a un monje que hizo el voto de retirarse a las montañas durante doce años para servir a Dengyô Daishi. Sus vidas monásticas están dedicadas a las prácticas espirituales e implican el mantenimiento estricto de los preceptos.

Tsubaki-dô: este pequeño edificio situado delante de Ninai-dô, contiene la imagen de Senju Kannon (el Buda de los Mil Brazos). Se dice que el príncipe Shôtoku subió al monte Hiei con un bastón hecho a partir de la rama de una camelia y que lo dejó clavado en el suelo al regresar. Como la rama echo raíces y floreció, el templo recibe su nombre (Sala de la Camelia) de esta historia.

Enryaku-ji Sai-tô

Una vez acabada la visita a Sai-tô, podéis seguir hasta Yokawa, pero en este caso habréis de andar 4km más… y después volver hasta Tô-dô, teniendo en cuenta que tan solo en la zona central podéis encontrar, por ejemplo, sitio para comer. Así que o bien vais bien preparados y mentalizados, o bien disponéis de un vehículo para desplazaros, o bien estáis muy mentalizados para hacer todo el recorrido. Yo personalmente me quedé en Sai-tô, aunque en buena parte fue porque empezó a llover por el camino, y cuando llegué a Tô-dô estaba bastante empapado, a pesar de que había ido bien preparado para un caso como este (pero tal vez por eso me supieron mucho mejor los fideos que me comí allí).

Información importante:

  • Lugar: Enryaku-ji (Hieizan – Pref. Kyôto).
  • Cómo llegar: para llegar a Enryakuji podemos tomar dos rutas, una con autobús que nos lleva desde la zona Norte de Gion hasta la entrada principal del complejo, o la otra en que hemos de tomar un tren hasta la estación de Sakamoto o de Hieizan Sakamoto, según la línea que tomemos (Keihan o JR, respectivamente), y después andar o tomar un autobús hasta el funicular de Sakamoto, que nos llevará hasta la entrada posterior del complejo, pero con la que disfrutaremos de magníficas vistas del lago Biwa.
  • Álbum de Flickr: Hieizan (比叡山).
Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: