La estación de Kyôto (京都駅)

Cuando pensáis en la ciudad de Kyôto, ¿qué es lo primero que os viene a la mente? Seguro que imágenes de templos, geishas, artesanía tradicional, o cualquier otro elemento “tradicional” que podáis asociar con el antiguo Japón. Si visitáis la ciudad, lo más probable es que lleguéis en tren, posiblemente con el shinkansen. Y cuando lo hagáis sin duda tendréis un sobresalto y os quedaréis con la boca abierta al ver la estación de Kyôto.

Estación Kyôto

Es sabido que en Japón hay una gran afición a los trenes, desde las máquinas a los vagones, hasta las estaciones y algunos de sus detalles, muchos de los cuales son explotados turísticamente hablando. Seguramente este es el motivo por el que por todo Japón hay muchas estaciones que podríamos definir como “carismáticas”, generalmente captando algún aspecto del sitio en que se hallan. Pues bien, os puedo asegurar que la estación de Kyôto es realmente excepcional, pero si os deja con la boca abierta no será precisamente por ser espectacular en el sentido que podríais esperar, sino por todo lo contrario.

La estación de Kyôto de la compañía JR es gigantesca, mucho más próxima a lo que podría esperarse de la Estación Central de Tokyô (que por el contrario es un edificio de estilo clásico). Es uno de los centros neurálgicos de la ciudad, pero personalmente creo que también es en parte responsable de la abismal diferencia que hay entre las zonas Norte y Sur de la estación.

La estación de Kyôto se inauguró en 1997 para conmemorar el 1200 Aniversario de la fundación de la ciudad, y desde un principio fue causa de polémica entre los habitantes de la ciudad, muchos de los cuales la consideraban una aberración. El edificio tiene 70 metros de altura y 470 metros de largo, con un diseño y diversas características futuristas que rompen con cualquier idea de la ciudad que pudierais haber llegado a imaginaros, cosa que como a primera impresión, asusta. Todo el complejo es obra del arquitecto Hiroshi Hara, y contiene 15 vías para trenes convencionales y 4 para los trenes de alta velocidad.

Andenes en la estación de Kyôto

Por otra parte, el edificio y sus anexos también albergan los ferrocarriles de la línea privada Kintetsu, una de las líneas de metro de Kyôto, un hotel, numerosas tiendas y locales para comer o beber, diversos establecimientos tipo supermercado o grandes almacenes, y las galerías subterráneas Porta, que os aseguro visitaréis a menudo para cenar si os hospedáis por la zona. Y aunque no forman realmente aprte del edificio de la estación, cabe destacar que en la plaza, justo delante de la salida, hay la estación de autobuses y una parada de taxis en la que parece que estos no se vayan a acabar nunca.

Entrada Lotteria

Interior C.C. Porta

Interior Centro Comercial Porta

Pero como probablemente llegaréis a Kyôto para hacer turismo, en la estación también es importante tener en cuenta que alberga la Oficina de Turismo y uno de los pocos sitios que he encontrado para conectarme a internet. Además, es el punto de partida de unas caminatas bastante populares entre los turistas para conocer los barrios más populares y tradicionales (Johnny’s Kyoto Walking).

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: