Casa Museo Ninja

Nota previa: siempre es arriesgado hablar de los Ninja a causa de toda la “ficción” que se ha creado a su alrededor desde que se volvieron a poner de moda con las películas de bajo presupuesto procedentes de Asia que más o menos todos hemos visto cuando éramos chavales. Pero este no es un fenómeno creado para los extranjeros, si no que afecta incluso a los propios japoneses. Es por esto que todo lo que diga sobre este museo, casa museo de hecho, tal vez tendríamos que tomarlo “con pinzas”. Sea verdad todo o tan solo una parte, para poder disfrutarlo a fondo, desde buen principio decidí tomármelo como que era verdad, y como tal es como os lo pienso explicar.

casaNinja04Hace tiempo ya os hablé de Iga-Ueno, la ciudad ninja, en la que en cada rincón puedes encontrar alguna cosa relacionada con ellos. Evidentemente, el punto neurálgico de toda esta inmersión en el mundo Ninja es la casa museo de los Ninja que es su principal atracción. El recinto está dividido en diversas áreas: una casa Ninja, un museo sobre el tema con una disposición mucho más convencional museísticamente hablando, y un escenario para las demostraciones. Hoy nos concentraremos en la casa Ninja, que es lo primero que visitas cuando haces el recorrido completo.

La parte de la casa, que se supone es una casa como las que tenían los Ninja en sus bases, y que se ha conservado desde esa época, se presenta en forma de visita guiada, aunque constantemente están iniciándose nuevos grupos, así que seguramente no habréis de esperar demasiado. De hecho, incluso si llegáis justos, os podréis añadir a una que haya empezado poco antes. Esta visita es guiada por unas “kunoichi” (mujeres ninja) vestidas de color rosa… si no me he equivocado al escribir, van con ropa de color rosa, para que se las vea bien incluso en la oscuridad. Podríais pensar que la visita tiene el grave inconveniente de que tan solo se dan las explicaciones en japonés, básicamente supongo porque la inmensa mayoría de visitantes lo son (nosotros éramos los únicos extranjeros que vi en todo el día). Pero la verdad, las explicaciones son suficientemente explícitas, y además hay unos carteles escritos en inglés que resumen la explicación.

¿Qué se pueden ver en la casa? Pues vigas que realmente son escaleras para subir a un compartimento secreto en el techo, paneles que se abren a pasadizos secretos, puertas que parecen imposibles de abrir si nos e sabe el truco, maderas sueltas para esconder objetos pero que parecen bien fijas si no aplicas presión en un punto concreto, etc. No se trata de una visita demasiado larga, unos 30’ aproximadamente, al final de la cual puedes acabar de ver con más o menos tranquilidad la casa (pero no “jugar” con los truquitos Ninja), que por otra parte es como una casa antigua de pueblo normal y corriente.

casaNinja01

casaNinja02

casaNinja03

casaNinja05

casaNinja06

¿Vale la pena? La verdad, si no eren un gran amante del tema, y especialmente si has de hacer un largo desplazamiento para llegar pues no está en medio de las rutas turísticas habituales, creo que no es uno de esos sitios que visitarías en un primer viaje a Japón (y posiblemente tampoco en una segunda o tercera visita).

casaNinja07Información importante:

  • Lugar: Iga-Ueno (Pref. Mie)
  • Coste: la entrada al museo cuesta 700¥. El espectáculo tiene un coste adicional de 200¥, y lanzar cinco shuriken al final de este último tiene un coste adicional de 200¥.
  • Cómo llegar: desde la estación JR de Nagoya, se debe tomar la JR Kansai Line hasta Kameyama (Mie) y allí hacer transbordo hasta IgaUeno, donde has de hacer transbordo a la línea Kintetsu de Iga, hasta la estación Uenoshi. El trayecto dura un poco más de 2h, más el tiempo de los transbordos, pero es la más económica si tienes el JR Pass, y la que menos transbordos te obliga a hacer. El tren de la Kintestsu sale de la misma estación a la que llega el tren de JR, donde acaba la línea Kintetsu. Desde Osaka se debe tomar la línea JR Yamatoji, hacer transbordo en Nara y bajar del tren en Kamo (Kyoto), donde se debe hacer transbordo a la línea JR Kansai hasta IgaUeno, para finalmente coger el tren de la Kintetsu como en el caso de llegar desde Nagoya.
Anuncios

3 comments so far

  1. Arturo on

    Pues la verdad, es uno de los recuerdos mas impactantes de mi viaje a Japón. Vale, es verdad que me hacen gracia los ninjas, pero creo que es una visita bastante entretenida y “diferente”. Solo la casa no valdria la pena, pero con el museo y las demostraciones (muy interesantes y divertidas), yo creo que vale la pena (aunque coincido en que quizá no para una primera visita).

  2. Akasha83 on

    A mi me quedó pendiente visitar algo así. Tampoco fuimos al Ninjadera en kanazawa…quizás para la próxima ^_^

  3. Casa Museo Ninja on

    […] Casa Museo Ninja […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: