Ferrocarriles (電車)

Japón siempre ha sido famoso por disponer de la red ferroviaria más segura, eficaz, rápida y cómoda del mundo. Actualmente algunas de estos calificativos los ha perdido, como el récord de velocidad, pues los trenes bala chinos han superado al shinkansen japonés, pero sin duda sigue siendo un modelo que ya querrían muchos países ni tan solo poder aspirar a acercarse. No es que sea una red infalible, y como siempre se pueden encontrar ejemplos de todo, pero sigue siendo, de lejos, el mejor sistema de transporte que puedes utilizar para visitar el país.

De los trenes japoneses se ha hablado mucho, y posiblemente de muchas de las cosas que comentaré a continuación ya habréis escuchado alguna cosa, pero no por ello considero menos importante resumir todo lo que hace falta saber sobre los ferrocarriles japoneses si vas a convertirte en usuario temporal mientras viajas por Japón.

La red ferroviaria japonesa es muy compleja y casi se podría decir que llega a todos los rincones del país, siendo posible incluso ir de una isla a otra en tren, pues bien por túneles submarinos (Honshu-Kyûshû y Honshû-Hokkaido), bien por puentes de longitud increíble que cruzan el mar (Honshû-Shikoku), las cuatro islas principales del archipiélago están comunicadas, como si fueran una sola masa de tierra.

Ferrocarrils08

Posiblemente la mayor complicación para entender el sistema ferroviario japonés lo encontremos en el hecho de que existan numerosas compañías ferroviarias, no una sola como suele suceder en otros muchos países. Además, las diversas compañías pueden realizar recorridos muy similares, e incluso es posible que prácticamente compartan estación. Por poner solo algunos ejemplos, en la estación de tren del aeropuerto de Kansai, en Ôsaka, el acceso a la estación de JR y a la de Nankai desde el exterior tan solo están separadas por un tabique, y desde los andenes de una puedes ver los del otro; en la estación de Nagoya, desde el mismo edificio puedes acceder a las estaciones de JR y Kintetsu; para acceder a Iga-Ueno, debes hacer transbordo de la línea de JR a una línea local, que nos lleva desde la propia estación de JR (no hace falta ni tan solo salir de la estación) hasta el centro de la población; o para acceder a la línea Enoden de Kamakura desde el interior de la población, debes atravesar por el interior de la estación JR.

Como podíes ver, todas las redes están muy interrelacionadas, y para llegar aun sitio concreto es posible que la solución más práctica sea combinar los trayectos de diversas compañías. Pero aquí vuelve a surgir el tema del elevado coste del transporte en Japón. Lo que puede ser el recorrido más práctico, no tiene por que ser el más económico, especialmente si disponemos de algún tipo de abono, como el JR Pass, seguramente el más utilizado por los turistas. En estos casos pueda salirnos mucho más a cuenta dar una vuelta para así ahorrarnos el dinero que nos costaría utilizar una de las líneas con las que no tenemos abono. Pero no solo JR tiene abonos de este tipo, y no todos ofrecen el mismo tipo de descuento, por lo que es preferible estudiar las diversas posibilidades según el viaje que queramos hacer.

Sobre los tipos de tren, con algunas excepciones, todas las compañías ofrecen los siguientes tipos de tren:

Ferrocarrils03

Shinkansen (新幹線): el tren de alta velocidad japonés, el primero que se construyó en el mundo, es de uso exclusivo de la compañía JR; que dispone de una red bastante amplia que comunica las principales zonas del país, y aunque no llega a todos los rincones de las islas niponas, poco a poco va ampliando sus servicios. Estos trenes, genéricamente considerados “Súper Express”, se dividen en tres tipos de servicios: Nozomi (のぞみ), Hikai (ひかり) y Kodama (こだま). Los nozomi son los únicos en que no se puede utilizar el JR Pass, y son los más rápidos de todos, no tanto po las características del material móvil, que puede ser el mismo que utilizan los otros servicios, aunque son los primeros en recibir los nuevos modelos, sino por que tan solo tienen parada en las ciudades más importantes. Los Hikari hacen algunas paradas más, mientas que los Kodama se detienen en todas las estaciones, aunque esto no quiere decir que hagan las mismas paradas que los trenes de cercanías, pues la línea shinkansen es especial, y en general tiene pocas paradas. Para que podáis hacer una comparativa, en el trayecto Tokyô- Ôsaka, los nozomi realizan 5 paradas, los hikari 9 paradas, y los Kodama 16 paradas.

Ferrocarrils06 Ferrocarrils04

Algunos de estos trenes pueden recibir nombres distintos según la zona a la que den servicio o configuraciones especiales, como los kodama denominados RailStar desde Ôsaka hacia el Sur, pero en el fondo todos pertenecen a uno de estos tres tipos.

Tokkyû (特急): los trenes más rápidos después del shinkansen son los “Express Limitado”. Estos trenes hace un número muy limitado de paradas, por lo que son la mejor solución para viajes largos a destinos a los que no llega el shinkansen.

Ferrocarrils05

Kyûkô (急行): son los trenes “Express”. Hacen algunas paradas más, pero aún así sob bastante rápidos y más económicos que los anteriores.

Kaisoku (快速): los engañosamente denominados “rápidos”. Son lo que en España denominaríamos semi-directos. Se trata de trenes de cercanías que no se detienen en algunas estaciones poco importantes.

Futsû (普通): el tren de cercanías que paran en todas las estaciones.

Ferrocarrils02

Ferrocarrils01

Respecto a la forma de utilizar los dos últimos tipos, cabría destacar que, al igual que hacen muchos japoneses, a veces podemos utilizar combinadamente los dos tipos de tren, el kaisoku para viajar más rápido entre las estaciones principales, y el futsû para llegar desde la última estación importante hasta la no tan importante, o viceversa. Este sistema se ve favorecido por que en Japón a ambos extremos del mismo andén suelen parar los dos tipos de tren. Así, en algunas estaciones principales, el futsû espera la llegada del kaisoku, que al detenerse al otro lado del andén, provoca un flujo de pasajeros de un tren hacia el otro.

Un aspecto destacable es que en Japón los precios no dependen directamente de los trenes, sino de la distancia recorrida, que tiene un precio establecido, y sobre el que posteriormente se van aplicando diversos suplementos según el tipo de tren que tomemos (kaisoku y futsû no tienen suplemento), si tenemos asiento reservado o no, y otras consideraciones como si se trata de trenes nocturnos, etc.

Ferrocarrils09Y ya que hablamos de las reservas, es recomendable reservar billete de forma anticipada para los trenes Express, y si hay la posibilidad (en los tokkyû y shinkansen), incluso reservar asiento, pues los vagones sin reserva suelen llenarse mucho. Además, con los abonos como el JR Pass, el hecho de hacer la reserva (que generalmente tiene un suplemento) no nos costarás ni un yen adicional. Para hacer estas reserva debes ir a las oficinas que cada compañía tenga destinadas a este efecto, que en el caso de JR son las denominadas midorinomadoguchi (literalmente ventanillas verdes), y si es posible llevad anotados todos los datos del tren, día y hora, y algunas posibilidades alternativas, ya que es posible que no os entiendan en inglés. La ventaja es que podréis hacer tantas reservas como queráis. Yo he llegado ha hacer, el primer día de un viaje de casi un mes las reservas de todos los viajes de larga distancia del viaje, para desesperación del empleado, que veía como se iba formando una larga cola de espera. Afortunadamente, como le pasé una lista muy completa, él pudo ir a su (vertiginoso) ritmo, y en pocos minutos me pudo dar los más de 30 billetes que le encargué…

Ferrocarrils10

Ferrocarrils07

Para los viajes de cercanías, si tenéis algún tipo de abono tan solo es necesario que paséis por la ventanilla de control de viajes o que validéis el billete del abono para entrar. Si no tenéis abono, deberéis comprar un billete en las máquinas expendedoras que hay debajo de las gigantescas pantallas de la estación con las estaciones y los precios de los viajes (generalmente las máquinas tienen un botón para mensajes en inglés). Por desgracia, las máquinas no funcionan indicando la estación de destino, sino por los precios de los billetes, así que en caso de duda, comprad el billete más económico, y al salir ya pagaréis la diferencia en las máquinas que hay a este efecto. Y es que siempre debéis guardar el billete hasta el final del recorrido, pues o bien debe entregarse al empleado o bien pasarlo por una máquina que se los queda. Si no tenéis el precio correcto, la máquina no os dejará pasar y devolverá el billete, con el que deberéis ir a las máquinas que os he mencionado, donde pagaréis la diferencia (sin ningún recargo) y os dará un billete para poder salir.

Hasta aquí todo lo que considero que deberíais saber sobre cómo y qué trenes coger, más adelante os hablaré del interior de los trenes japoneses, que también presentan numerosas diferencias con los de otros países.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: