Shinjuku gyoen (新宿御苑)

Si alguien que ha visitado Tôkyô te dice que ha estado en Shinjuku, cosa que prácticamente nadie deja de hacer, probablemente se referirá a que ha estado en la zona de los rascacielos, probablemente que ha subido al mirador del gobierno metropolitano, y que se ha paseado por la zona de ocio de Golden Gai, Kabukicho y alrededores. Si le han dedicado un poco más de tiempo es posible que hayan paseado por la denominada Southern Terrace, pero seguro que muy pocos se habrán desviado un poco más hacia el Este para visitar los jardines imperiales Shinjuku Gyoen, un parque que es recomendable visitar no una vez, si no como mínimo una en cada estación del año.

Los orígenes de estos jardines se remontan a inicios del período Edo, cuando las tierras que ocupan fueron entregadas a Naito Kiyonari, un vasallo de Tokugawa Ieyasu. Durante la Era Meiji el gobierno recuperó estas tierras para establecer el Centro Experimental Shinjuku Naito para estudiar técnicas agropecuarias occidentales, probar nuevas técnicas para cultivar frutas y verduras, para criar gusanos de seda y para cuidar animales en granjas. Posteriormente el área fue durante un breve período de tiempo el Jardín Botánico Shinjukui, hasta que en 1906 se transformó en el jardín imperial, que se abrió finalmente al público como lo que es actualmente en 1949.

ShinjukuGyoen01

El diseño del parque lo realizó Henri Martine, un horticultor francés, reflejando las ideas de Hayato Fukuba, que fue un científico agrícola durante los períodos Meiji y Taisho. El jardín se concibió como un ejemplo representativo de los jardines occidentales modernos del príodo en que se concibió (Era Meiji), y por eso podemos encontrar tres áreas con estilos característicos de jardín:

ShinjukuGyoen03

Jardín escénico inglés: una gran extensión de césped, con algunos ejemplares de zelkova, tulipaneros y otros árboles de grandes dimensiones que crean una zona amplia y despejada dentro del jardín.

Jardín formal francés: una parte que desborda simétrica belleza con un lecho central de rosas y filas de sicomoros a los lados.

Jardín tradicional japonés: un pequeño riachuelo se abre paso por un jardín con un trazado recurrente, adornado con pequeños edificios tradicionales como casas de té o el denominado Pabellón Taiwanés.

Yo no he tenido la suerte de poder visitarlo en el momento de máximo esplendor de cada estación del año, pero el Shinjuku Gyoen es un magnífico lugar para visitar en cualquier época del año. En primavera no solo florecen los cerezos, de los que hay 75 variantes con un total de 1500 árboles, si no muchos otros tipos de plantas, como un árbol de magnolias que se dice es del período Edo, y que es uno de los 10 árboles más espléndidos del parque. En verano todo se tiñe de verde y el parque se rejuvenece totalmente, y las rosas del jardín francés muestran su mejor aspecto, al igual que los lirios. El otoño es el momento de ver como cambian de color las hojas de los tulipaneros, los sicomoros, los arces, y a principios de noviembre tiene lugar una muestra de crisantemos. Finalmente, en invierno, cuando los árboles se quedan sin hojas, es el mejor momento para observar los pájaros o las pocas plantas que florecen incluso en esta época, como los narcisos.

ShinjukuGyoen02

ShinjukuGyoen04

Como podéis observar, todo el año hay cosas magníficas para ver y fotografiar. No es extraño pues encontraros con japoneses que, cámara y escalera en mano, se pasan horas tratando de hacer la mejor fotografía posible. Y aunque hace falta pagar para entrar, el coste es tan ridículo si lo comparamos con los precios habituales para entrar en cualquier parte, que casi ni os daréis cuenta.

Pero en el parque no solo pueden verse los jardines. También hay plantas más raras en el invernadero, y otros edificios interesantes. El Pabellón Taiwanés (Kyu-goryo-tei) se construyó en 1928 para conmemorar la boda del Emperador Showa (Hiroito) y es un magnífico ejemplo del estilo arquitectónico de Minnan (en el Sur de China, en la provincia de Fujan), motivo por el que fue catalogado como Edificio Histórico de Tôkyô en 2004. otros edificios son la casa de té Rakuu-tei, donde puedes tomar una taza de té mientras disfrutas del ambiente; la antigua casa de reposo imperial (Kyu-gokyu-sho), construida para la familia imperial en 1896, y posteriormente utilizada como club social; o los diversos edificios de servicios, en los que suele haber exposiciones relacionadas con el entorno natural y su conservación.

ShinjukuGyoen05

Información importante:

  • Lugar: Shinjuku gyoen (Shinjuku-ku – Tôkyô).
  • Entrada: 200円.
  • Cómo llegar: para entrar por el Sur del parque, debéis bajar en la estación Sendagaya de la línea JR Sobu, o la estación Kokuritsu-kyogijo de la línea Toei Oedo (y caminar unos 5’). Para entrar por el Norte del parque debéis bajar en la estación Shinjuku-gyoenmae de la línea Marunouchi (apenas debe caminarse 1’), o bien en la estación Shinjuku-sanchodome de las líneas Marunouchi o Toei Shinjuku (y caminar unos 5’).
Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: