Rincones de Japón

En Japón hay muchos sitios emblemáticos que todo el mundo que hace turismo visita, si va con un grupo organizado porque es a los sitios donde le llevan, y si hace un viaje a su medida, porque son los sitios de los que hablan en todas las guías y que todo el mundo que ha ido le recomienda que visite. Así, sitios como Asakusa en Tôkyô, el Castillo de Himeji o el templo Kiyomizudera en Kyôtô, por poner tan solo unos pocos ejemplos, son sitios de visita obligada, incluso por los propios japoneses. Y si el viaje es de pocos días, probablemente será lo único que se acabará visitando. De hecho, hasta yo me he visto en la misma tesitura (aunque algunos sitios como Kinkakuji, que seguramente estás en la lista de visitas prioritarias de cualquier turista, no los visité hasta el tercer o cuarto viaje).

recons02

Pero por muy apurados de tiempo que vallamos, creo que es muy importante “deambular” por sitios no tan turísticos y posiblemente mucho más “auténticos”. Supongo que esto será aplicable a todos los países del mundo, pero en el caso de Japón es especialmente importante. Si abandonas, ni que sea por unos instantes, las rutas marcadas a golpe de riada de turistas, no solo podrás respirar un poco más relajadamente, lejos de las multitudes, si no que además podrás descubrir rincones de gran belleza, pequeños templos muy interesantes, detalles de la vida cotidiana, y ves a saber qué más. Y a veces no hace falta alejarse tanto como podría pensarse, he vivido casos en que, tan solo pasando por la calle paralela he acabado descubriendo alguna grata sorpresa.

recons01

recons04

Se que algunos pensaréis que estoy exagerando, pero es cada rincón de Japón tiene alguna cosa que ofrecer, y tan solo por el hecho de seguir una ruta más indirecta, o ir caminando de un sitio a otro, en vez de tomar algún transporte, puede verse recompensado con creces. Y ya no digamos los pequeños restaurantes con el mejor XXX (poner el plato que prefiráis) que has probado nunca, que puedes descubrir, o la tienda perdida en la que puedes encontrar eso que no encontrabas por ninguna parte (a mi me pasó con una librería de segunda mano).

Es por eso que dentro de la campaña “12 meses, 12 temas” que estoy siguiendo este año en el blog, he decidido dedicar el mes de mayo a estos pequeños rincones de Japón que son mucho menos habituales que se visiten si vas de turismo. Sed unos chafarderos, entrad allí donde no parezca que esté prohibido (tampoco es cuestión que os metáis en problemas), pero sobre todo, ¡dejad que vuestros pies os conduzcan libremente allí donde ellos quieran, y fijaos únicamente en lo que os rodea!

recons03

Anuncios

3 comments so far

  1. kalibushiGuill on

    No puedo estar más de acuerdo. Es una de las grandes cosas que tienen las ciudades japonesas, que tras perderte un rato te encuentras barrios en los que te gustaría vivir.

    Además cualquier hora del día es segura para deambular.

  2. patricia on

    Quiero agradecerte que le brindes al miundo la maravilla de un lugar tan bonito y libre de toda perturbación …espero que muestres mas …y gracias.

    • shordl on

      Pues la intención es mostrar a lo largo de todo este mes de mayo algunos de estos pequeños rincones de Japón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: