Qué comer en Japón: obentō (お弁当)

Existe desde hace muchos siglos (ya hay referencias durante el período Kamakura, en el siglo XII), etimológicamente significa “conveniente”, y en el fondo no se diferencia demasiado de nuestra famosa fiambrera, pero parece que la versión nipona tiene un atractivo mucho más especial, seguramente por todo el trabajo que suele ponerse en su elaboración y por su gran popularización a través de películas y animes (incluso hay una serie en la que es su protagonista absoluto). Estoy hablando, como seguro que ya habréis adivinado, del bentō, o de las cajas de comida para llevar.

menjar18

Es muy probable que más de uno haya soñado con poder comer alguna vez un bentō preparado con todo el cuidado que generalmente vemos que se pone a través de infinidad de materiales visuales procedentes de Japón, pero si eres un turista visitando Japón es bastante difícil que puedas disfrutar de un bentō de este tipo (a no ser que tengas amigos japoneses que te lo preparen o te dejen una cocina para hacerlo), pero no por eso te quedarás sin probarlos. De hecho, lo más probable es que pruebes bastantes.

De bentō hay de muchos tipos, pues a los japoneses parece que les encanta eso de decir de forma ligeramente distinta cosas similares, pero no iguales. Así, es muy fácil que acabéis probando un ekiben (bentō que venden en las estaciones de tren), o un Hokaben (bentō preparados en tiendas especializadas). Pero también se pueden denominar según su componente principal, así que no entraré en detalles sobre todas las posibles variaciones.

menjar20

menjar19

A nivel práctico, si eres un turista el bentō es especialmente adecuado durante los viajes largos (por ejemplo en shinkansen), cuando haces una excursión y no sabes si encontrarás un lugar para comer por el camino, o no quieres detenerte demasiado tiempo para comer, si haces un hanamí o una actividad similar… y personalmente también considero que son muy “convenientes” para cenar después de una larga jornada en que seguramente no tendrás ganas de salir del lugar en que te alojes para cenar. Muchas veces, cuando he regresado muy cansado al ryokan, de camino me he detenido en un konbini, he comprado algún bentō para comer después de un relajante baño en el Oruro, y ya no me he tenido que preocupar por salir a cenar, descansando mucho mejor para estar al día siguiente en forma.

Por lo que respecta a la composición de los bentō, la verdad es que la diversidad es tan grande, que sería misión imposible describirlos todos. Lo que si se puede afirmar que tienen en común, como en casi todo lo que puedes llegar a comer en Japón, es que siempre será comida muy fresca, del mismo día. Recuerdo que, en una ocasión, regresando al ryokan estábamos tan agotados que decidimos cenar unos bentō ya que había una tienda especializada al lado de la estación del metro. Uno se enamoró de un bentō espectacular (y muy económico) que había en el escaparate, y lo quiso si o si. El problema es que en la tienda lo habían acabado, y tan solo quedaba en de muestra (era de verdad, no una representación en cera como sucede con los restaurantes). Era tal el afán que tenía por ese bentō, que dijo que le era igual, que el de muestra ya le valía, pero al dependienta se negó a vendérselo, y ante su insistencia, cogió la caja y la tiró a la basura delante de sus narices. Cuando extrañado mi amigo me pidió que le preguntara por qué había hecho eso, la dependienta dijo que la caja había estado en el escaparate desde la mañana, que a mediodía le había tocado el sol, y que por tanto era imposible que estuviera bueno. Por eso no nos lo podía vender… seguro que en España habría pasado lo mismo (sorna mode on).

Pero, aunque cualquier bentō será fresco, también podemos encontrar muchas diferencias, sobre todo de calidad. Así, los bentō de las estaciones de tren suelen tener mucha mejor presentación, ser más buenos, y muchas veces contienen ingredientes típicos de la zona, mientras que en el otro extremo, los que puedes comprar en los konbini, a pesar de estar buenos, no lo son tanto, son más sencillos, y sirven más para alimentarse que para saborearlos (aunque a veces el hecho de que te los pueden calentar al microondas allí mismo puede hacer que ganen muchos puntos delante de los que te has de comer fríos en el tren).

menjar21

En resumen, que si bien no es muy probable que podáis comer uno de esos bentō con los frankfurts cortados como si fueran un pulpo, o caras especiales sobre el arroz, de bentō seguro que probaréis en cualquier viaje a Japón.

Informació important:

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: