Rutas gastronómicas

En otras ocasiones ya he hablado ampliamente de qué comer en Japón, y de la infinidad de posibilidades que se nos presentan. No es raro pues que una de las mejores opciones temáticas para viajar a Japón sea hacer una ruta gastronómica, pues cada zona de Japón ha recibido diferentes influencias, o tiene las condiciones propias que justifican las diferencias incluso en los platos “nacionales” (por poner solo un ejemplo, no tienen nada que ver los okonomiyaki que podéis comer en Tôkyô con los de Hiroshima).

visitar19

visitar20

Es muy cierto que a veces no hace falta desplazarse hasta el sitio en el que se prepara un determinado tipo de comida, pues en las grandes ciudades como Tôkyô o Ôsaka (o sus alrededores) hay tiendas especializadas, zonas especiales en los supermercados de los principales grandes almacenes, e incluso restaurantes que ofrecen la comida de otras regiones para que las puedan degustar los locales, pero no es lo mismo que probarla en la zona, donde tal vez incluso un pequeño puesto de comida hará la receta más sabrosa y “autentica”.

visitar18

En artículos antiguos ya os he hablado de algunos sitios que reúnen restaurantes de diversas partes del país, para que todo el mundo pueda disfrutar de las diversas variedades, como pasa con el ramen con el Ramen Stadium de Fukuoka y el Museo del Ramen de Yokohama. No son el ideal en el que yo pensaría para hacer una ruta gastronómica, pero pueden ser un sustituto adecuado para probar los platos de zonas a las que no podamos ir.

Pero al margen de qué parte del territorio japonés acabemos recorriendo en busca de la comida propia, incluso dentro de una pequeña zona podemos encontrar infinidad de posibilidades, o como mínimo para llenar los estómagos de los más exigentes, y hacerte ganar una buena cantidad de kilos adicionales. Y dentro de una misma zona también puedes dedicarte a “comparar”. Podemos concentrarnos en un plato o grupo de platos determinado, e ir probando como lo preparan en diversos sitios, pues tal como son la mayoría de los restaurantes japoneses, cada uno tiene su “secreto”. Hay una película japonesa de 2006 titulada Udon en la que se establece una ruta de degustación de este plato por la zona de Kagawa, en la isla de Shikoku, que despierta una verdadera fiebre por probar las distintas versiones que se preparan en la zona. Bien, la película es una comedia exagerada, pero coincide con la idea de ir probando un mismo plato.

visitar17

Evidentemente, este tipo de ruta depende mucho de la economía de cada persona, y los platos seleccionados dependen directamente de ello. No es lo mismo hacer una ruta para probar fideos, que una en la que solo comamos fugu (pez globo), ternera matsuzaka, cangrejo y otras delicatessen parecidas, aunque todas tienen posibilidades.

Y si nos cansamos de tanta cocina japonesa, también podemos aprovechar para probar otras cocinas que no es tan fácil que podamos probar en casa (o al menos de forma tan auténtica) como la china (por ejemplo en el Chinatown de Yokohama, o el barro chino de Kobe), o la coreana (en el barrio Tsuruhashi de Ôsaka).

Y sobre todo no olvidéis que la comida japonesa está fuertemente influenciada por las diversas estaciones, utilizando siempre que es posible alimentos de temporada, así que una ruta gastronómica en primavera no tendrá tampoco nada que ver con, por ejemplo, una hecha en otoño, cosa que nos puede motivar (si todavía os faltan alicientes) para visitar Japón en diversas épocas del año.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: