Sensō-ji (浅草寺)

El templo Sensō-ji es uno de los sitios más conocidos y fotografiados de Tōkyō, además de ser el templo más antiguo de la ciudad. Ya lo visitamos durante el Hatsumōde virtual de este año, pero hoy nos detendremos para ver con detalle todos los magníficos rincones que nos ofrece este símbolo del barrio tokiota de Asakusa. Primero hablaremos de su historia, y en el próximo artículo nos centraremos en los edificios que lo componen.

Sensō-ji y Asakusa, el barrio en el que se encuentra, están íntimamente ligados, pues ambos se escriben utiliozando los mismos kanji (浅草), aunque se pronuncian de forma distinta: “senso” es la pronunciación china, mientras que “asakusa” es la pronunciación japonesa.

hatsumode01

Historia de Sensō-ji

Su nombre completo es Kinryū-zan Sensō-ji (金龍山浅草寺) y aunque perteneció a la secta Tendai del budismo, después de la segunda guerra mundial pasó a ser independiente, y ahora es de la escuela Shō-Kannon, y está dedicado a Bodhisattva Kannon (Aarya Avalokitezvara), que según la leyenda es la causa de la fundación del templo el año 628.

El año 628 la capital del Japón estaba situada en Asuka (en lo que actualmente es la prefectura de Nara), y lo que actualmente es Tōkyō no era más que unas praderas deshabitadas. Dos pescadores, Hinokuma Hamamari y su hermano Takenari, estaban pescando en el río Sumida cuando sintieron la llamada divina para tirar su red en una zona concreta, y al retirarla vieron que habían “pescado” una estatua dorada de Bodhisattva Kannon.

Al escuchar lo que había sucedido, el jefe del pueblo de los hermanos Hinokuna, Haji Nakatomo, decidió que tenía que convertirse en un devoto creyente de Bodhisattva Kannon, hizo los votos de sacerdote budista, reconvirtió su hogar en un templo y se pasó el resto de su vida practicando el budismo. Así es como nació el templo más antiguo de Tōkyō y la historia de Sensō-ji.

sensoji01

En el año 645, el famoso sacerdote Shokai visitó Asakusa y construyó un templo para la adoración de Bodhisattva Kannon, convirtiéndose así en el fundador formal de Sensō-ji. A consecuencia de un sueño, Shokai decidió que Bodhisattva Kannon había de ser ocultada de la vista de los humanos, y así ha permanecido hasta la actualidad.

La noticia de la bendición de Bodhisattva Kannon se propagó y mucha gente de todo Japón acudió a adorarla, haciendo que Asakusa se desarrollara y creciera.

A mediados del siglo IX, Ennin (794-864), el sacerdote principal de Enryaku-ji, el templo principal de la secta Tendai, visitó Sensō-ji y creó una estatua de Bodhisattva Kannon idéntica a la que estaba oculta a la vista, e invocó su espíritu sobre la nueva estatua. Potenciado por Ennin, Sensō-ji no atrajo solo a devotos entre la gente normal, si no también entre la casta samurai. Cuando el shogun Tokugawa Ieyasu (1543-1616) declaró el templo como sitio sagrado y templo tutelar del shogunato, Sensō-ji alcanzó el punto álgido de su prosperidad.

Durante el tiempo transcurrido desde ese momento, Sensō-ji ha seguido siendo uno de los principales centros culturales y de devoción de Tōkyō, y todavía hoy sigue teniendo una gran influencia en la vida de la gente, siendo visitado por millones de personas cada año, no solo para hacer turismo, si no también por las diversas celebraciones populares y religiosas que tienen lugar a lo largo del mismo.

Bodhisattva Kannon

sensoji02Desde su fundación, con el paso del tiempo, el budismo se dividió en dos ramas principales: Hinayaana (actualmente denominada Theravaada), que considera que los devotos deben seguir las enseñanzas del fundador, Buda Shakyamuni, para alcanzar por si mismos la iluminación; y Mahaayaana, que predica que los fieles no solo deben buscar su propia iluminación, si no también ayudar a los que sufren. El budismo Mahaayaana se propagó por la India hasta China y Corea, y finalmente pasó a Japón. En este proceso, según diversas interpretaciones de las enseñanzas de Buda, fueron surgiendo diversas figuras de adoración, conocidos genéricamente como Budas, que en realidad eran Bodhisattvas, gente que había alcanzado la iluminación, actuando como salvadores del pueblo en el proceso de sus prácticas religiosas para convertirse en budas. Los devotos del budismo les confirieron una forma concreta a estas figuras, creando estatuas de ellos para adorarlos.

Bodhisattva Kannon es uno de entre muchos Bodhisattvas que desde tiempos muy antiguos han sido adorados por los japoneses. También es el más caritativo de los Bodhisattvas, enviado para aliviar las miserias de los humanos en la tierra. Muchos japoneses creen que sus esperanzas y súplicas llegan a esta deidad. En concreto, el Bodhisattva Kannon adorado en Sensō-ji ha sido una fuente sin parangón de beneficios y milagros a lo largo de los siglos, y se considera que ha salvado y protegido a innumerables personas desde su aparición en este mundo.

La fe en Bodhisattva Kannon, que ha apoyado a Sensō-ji y atraído a mucha gente al templo, consiste en abrir el corazón de uno y vivir con el espíritu misericordioso que encarna, a la vez que se muestra esta misma misericordia hacia los demás en la vida diaria, tratándolos con ternura.

Si queréis rezar a Bodhisattva Kannon mientras visitáis el templo, debéis juntar las manos en posición de plegaria y repetir “Namu Kanzeon Bosatsu” (deposito mi confianza en Bodhisattva Kannon).

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: