Mimizuka (耳塚)

Caminando por una calle del margen derecho del río Kamo, iniciando una visita a la zona de los templos del la zona Sur de las Higashiyama me encontré, junto a un parque infantil, un montículo rodeado por una pequeña verja y coronado por una stupa de piedra que no aparecía en ninguna guía. Le hice un par de fotos y seguí camino hacia Sanjusangendo, la primera parada prevista de mi ruta de ese día.

mimizuka

Mas tarde traté de averiguar qué era y por qué estaba allí, pero la verdad es que me costó bastante encontrar información sobre este monumento, que resulto ser un mimizuka, (literalmente traducido como “Tumba de orejas”), un sitio en el que Toyotomi Hideyoshi hizo enterrar las orejas y narices que las tropas japoneses cortaban a sus víctimas durante la invasión de Corea entre 1592 y 1598, y que terminó con la retirada japonesa ante la feroz resistencia de los coreanos. En Japón era costumbre que durante una batalla los samuráis cortasen la cabeza de los enemigos que mataban, para posteriormente, en una ceremonia realmente solemne, los generales pudieran apreciar sus gestas y recompensar-los adecuadamente, especialmente si habían acabado con algún conocido oficial del enemigo. En Corea, por motivos prácticos, esta costumbre se adaptó y lo que cortaban eran las orejas y las narices de los muertos.

Se dice que en este lugar se enterraron entre 38.000 y 40.000 narices y orejas, y que estas son tan solo las que llegaron en buenas condiciones desde Corea por que habían sido conservadas en salmuera. No creo que realmente nadie haya tratado realmente de saber cuántas hay realmente, y los recuentos oficiales de la época probablemente estaban inflados para disimular la derrota, pero en cualquier caso, fue una gran ofrenda a Buda aquí, precisamente junto al santuario Toyokuni, que es el que hay en Kyôto dedicado a Toyotomi Hideyoshi. Fue consagrado el 28 de septiembre de 1597 dentro de los terrenos del templo Hokoji, y se le asignó un monje para que rezara por las almas de los miles de coreanos muertos en la guerra.

Su nombre original era hanazuka (literalmente “montículo de narices”) , pero posteriormente se utilizó un término menos cruel, que es el que nos ha llegado hasta nuestros días.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: