Archive for 22 mayo 2014|Monthly archive page

Visitando Daishō-in (II)

En artículos anteriores hemos visitado Daishō-in de forma genérica y también la parte frontal del templo en la que se encuentran los edificios principales, pero todavía nos queda una zona importante, tal vez demasiado apretada, pero supongo que no se podía evitar a causa de la orografía de la zona.

Si pasamos hacia la parte posterior de Chokugan-do, veremos un templete octogonal en medio de un pequeño lago situado en medio de una pequeña palza rodeada de escaleras que nos conducen al resto de edificios importantes como son Maniden y Daishi-do. Si hacemos un recorrido de derecha a izquierda iremos encontrando:

Daishoin02

Maniden Hall, situado en la parte superior de una escalinata en la parte central de la cual hay ruedas de oración. Hacer girar una de estas ruedas se dice que equivale a recibir las mismas bendiciones que leyendo un volumen de Hannya-shinkyp, o el sutra del Corazón. En este templo es donde se reza a los Sanki Daigongen, las tres deidades extraordinarias del Mt.Misen. Este templo también contiene un millar de imágenes de Amida Nyorai, el Buda de la Luz Infinita, que se cree es quien acompaña a los muertos hasta el Paraiso del Oeste. Estas figuras fueron donadas por los fieles.

Daishoin15

Siguiendo este segundo circuito interno encontramos pequeños templos y estatuas, como el curioso monumento Hochozuka, ante el que cada 8 de Marzo tiene lugar una ceremonia para dar gracias a los cuchillos viejos que ya no se pueden utilizar, o los templos dedicados a Aizen Nyo-o (que se cree que salva a los humanos de los deseos relacionados con la lujuria o la pasión sexual, llevándolos así hacia la Iluminación) o a Yakushi Nyorai (Buda de la Medicina, que se considera es el encargado de mantener la salud de los fieles), o incluso los siete Jizo Bosatsu centradas en la que se cree que redime los espíritus de los niños muertos, sobre los que los fieles tiran agua para consolar las almas de los seres queridos.

El siguiente templo lo hizo construir un príncipe de la familia imperial que sirvió como sacerdote principal del templo, y está dedicado a Amida Nyorai, el Buda de la Luz Infinita del que era un ferviente devoto.

Finalmente, las últimas escaleras nos llevan a Daishi-do, un edificio dedicado a Kobo Daishi, el fundador de la secta Shingon. Aquí hay una figura que representa a Kukai (Kobo Daishi), al que los fieles rezan si tan solo tienen un deseo para pedir. En el interior de este templo hay una cueva apenas iluminada en la que encontramos iconos budistas de los ochenta y ocho templos de la prestigiosa ruta de peregrinaje de los templos de Shikoku. Los fieles consideran que aquí pueden conseguir las mismas bendiciones que haciendo toda la ruta como peregrinos.

Daishoin16

Finalmente, y como ya hemos comentado al principio, a través de un puente podemos llegar al Hakkaku Manpuku, donde se encuentran las famosas Siete Divinidades de la Buena Suerte, dentro de este templo octogonal donde el 7 de Julio tiene lugar una ceremonia para pedir que nos afecte la buena suerte.

Daishoin13

Aquí acaba una visita muy completa, a la que como ya comenté en el artículo introductorio, vale la pena dedicarle un buen rato para poder hacerla con calma, y que os puede consumir buena parte de la mañana o de la tarde, un motivo más para hacer una estadía más larga de la habitual en la isla de Miyajima.

Información importante:

  • Lugar: Daishō-in (Miyajima – Pref.Hiroshima)
  • Coste: gratuito
  • Cómo llegar: unos 15’ caminando des de la estación de ferrys de Miyajima. A poco más de 5’ caminando desde el santuario Itsukushima.

Daishoin14

Daishoin08

Daishoin05

Daishoin03

Daishoin04

Daishoin09

Daishoin10

Anuncios

Visitando Daishō-in (I)

En el artículo anterior os hablé de Daishō-in, un templo budista de la isla de Miyajima, que es un buen ejemplo de la relación que han tenido durante una buena parte de su historia las religiones budista i sintoísta en Japón. Y también mencioné que es un complejo bastante grande con muchos elementos interesantes templos, estatuas sagradas, jizo, centenares de estatuas de los 500 discípulos de Shaka Nyorai, un magnífico mandala y ruedas de oración que podríais pensar son más habituales en monasterios como los del Tíbet (que han tenido mucha influencia en el templo), y un largo etcétera de los que ahora empezaré a hablaros.

Daishoin02

En los templos budistas es habitual encontrar numerosos edificios que, según como hayan sobrevivido al paso del tiempo, serán más o menos numerosos y espectaculares, pero que generalmente siempre incluyen el templo principal, una o más puertas, la residencia del monje principal y algún repositorio de tesoros. En Daishō-in se conservan bastantes edificios importantes, pero respecto a muchos de los templos que he visitado en el país del sol naciente, es posiblemente en el que he encontrado más niveles de altura distintos. De los que he visitado posiblemente sea el que esté más encajonado entre sobas escarpadas. La consecuencia de ello es que, a pesar de tener muchos elementos muy similares a otros templos, la impresión general es totalmente distinta.

Como puede apreciarse en el mapa, para visitar el templo hace falta subir muchas escaleras desde el mismo instante en que cruzamos el puente que nos conduce a Niomon, la entrada al templo, una puerta vigilada por dos Reyes Nio que mantienen alejado el mal para preservar la filosofía budista en la tierra.

Daishoin11

Daishoin17

Pasada esta primera puerta encontramos unas escaleras que contienen los seiscientos volúmenes de las escrituras Dai-hannyakyo introducidas desde la India por el monje chino Sanzo. Se dice que si tocas estos sutras tendrás mucha suerte. Desde estas escaleras también se puede acceder al Reiho-kan, o sala para exponer los tesoros del templo, entre los que se cuenta la figura sentada de Fudo Myo-o con el cabello trenzado más antigua de Japón (y designada Importante Bien Cultural por el gobierno japonés), y también el campanario.

Daishoin07

Una vez superadas las escaleras y pasada la puerta Onarimon, entramos en una explanada en la que, además de los edificios administrativos y para atender a los fieles, encontramos los edificios de culto más importantes del templo como Kannon-do y Chokugan-do.

En Kannon-do, además de numerosas ofrendas, entre las que encontramos muchos objetos relacionados con el Dalai Lama y los monjes del Tíbet, hay un gigantesco mandala hecho con arena de colores mostrando la figura divina de Kannon Bosatsu, la diosa de la piedad, y que fue realizado por monjes budistas del Tíbet. En este edificio también hay una estatua de esta diosa (Juichi Kanzeon Bosatsu) con once cabezas, demostrando así su compromiso de vigilar a todos los seres vivos de la tierra para salvarlos. Esta imagen antiguamente se encontraba en el santuario de Itsukushima, una muestra más de la magnífica conexión entre ambas religiones.

Daishoin12

En Chokugan-do encontramos una figura de Namikiri Fudo Myo-o, el Rey Inamovible, una encarnación de Dainichi Nyorai o Buda Cósmico. Esta imagen se caracteriza por la ferocidad de su cara que demuestra su determinación para destruir el mal. Dicen que Toyotomi Hideyoshi, uno de los tres grandes unificadores del país, rozó ante esta imagen para pedir la seguridad en el mar y la victoria en la batalla. Para conmemorar la sucesión del actual sacerdote principal (el 77o), los fieles donaron 1000 figuras de Fudo Myo-o, delante de las cuales cada día a las diez de la mañana se celebra el ritual Goma quemando palos de madera en los que se han inscrito plegarias. Finalmente aquí también podemos ver 33 imágenes de Kannon Bosatsu encarnada, una por cada vez que se encarnó para salvar a la gente que sufría.

En esta zona más plana también hay el Shaka Nehan, donde podemos ver la imagen de Shaka Nyorai entrando en el Nirvana rodeado por sus dieciséis discípulos, y muchas más estatuas y sitios para los fieles repartidos por toda la zona como suele ser habitual en los templos budistas.

Daishoin06

Detrás de esta zona más plana que he descrito hay más edificios, y más escaleras, pero ya las subiremos en la siguiente entrega de este artículo en que estamos visitando el templo budista de Daishō-in.

Información importante:

  • Lugar: Daishō-in (Miyajima – Pref.Hiroshima)
  • Coste: gratuito
  • Cómo llegar: unos 15’ caminando des de la estación de ferrys de Miyajima. A poco más de 5’ caminando desde el santuario Itsukushima.

Daishō-in (大聖院)

Cuando hablamos de Miyajima la gente suele pensar únicamente en el gigantesco torii que hay en el mar, del santuario de Itsukujima, de los ciervos, y tal vez del Mt.Misen, pero en la isla hay un templo budista muy importante que, comparativamente con el santuario sintoísta, está desierto de visitantes.

Daishoin01

Aunque la isla es conocida por su vinculación con el shintoismo, la verdad es que hasta que por ley se prohibió el sincretismo religioso durante la Era Meiji, las interrelaciones entre budismo y sintoismo fueron muy profundas en Japón, y Daishō-in es un buen ejemplo. Perteneciente a la secta Shingon del budismo, este templo es uno de los más prestigiosos de esta rama en la parte occidental de Japón. En el siglo XII el Emperador Toba fundó la sala de plegarias del templo, que mantuvo de forma ininterrumpida una profunda relación con la familia imperial hasta el siglo XIX. Incluso el Emperador Meiji se alojó en él en 1885. Hasta la Restauración Meiji de 1868, el templo tenía una docena de templos afiliados.

Como ya he dicho, también mantuvo una buena relación con el santuario de Itsukujima, del que se encuentra a menos de 5 minutos caminando en dirección al interior de la isla, al pie de uno de los caminos que conducen a la parte superior del Mt.Misen, un sitio muy importante para el templo, que lo considera sagrado, pues fue allí donde el fundador de la secta Shingon, Kukai (póstumamente conocido como Kobo Daishi), en el otoño del año 806, realizó prácticas ascéticas durante cien días. El fuego encendido por él se dice que ha estado quemando durante 1200 años ininterrumpidamente, y es el fuego que se utilizó para encender la Llama de la Paz en el Parque Memorial por la Paz de Hiroshima. Por toda la montaña hay diversos lugares de gran importancia espiritual relacionados con el templo a causa de los actos sagrados que Kobo Daishi realizó en ellos.

El complejo del templo es bastante grande (para verlo ni que sea rápidamente necesitaréis un buen rato), y todos sus elementos son bastante interesantes: templos, estatuas sagradas, jizo, centenares de estatuas de los 500 discípulos de Shaka Nyorai, un magnífico mandala y ruedas de oración que podríais pensar son más habituales en monasterios como los del Tibet, y así un largo etcétera que iré desgranando en próximas entregas, pues vale la pena que se hable de ellos con calma. Con la misma calma con que se debe visitar este templo, que también debería ser visita obligada para todos los que se acercan a la isla.

Información importante:

  • Lugar: Daishō-in (Miyajima – Pref.Hiroshima)
  • Coste: gratuito
  • Cómo llegar: unos 15’ caminando des de la estación de ferrys de Miyajima. A poco más de 5’ caminando desde el santuario Itsukushima.
A %d blogueros les gusta esto: