Archive for 6 octubre 2014|Monthly archive page

Shōyōen (逍遥園)

Cuando os hablé de Rinnōji ya dije que estaba formado por numerosos templos, y Sanbutsudō y sus estatuas doradas fue el primero del que os hablé. Pero como es habitual en los templos budistas, un templo está formado por numerosos edificios independientes. Y esto es lo que sucede en el caso de Shōyōen, un jardín que forma parte de Sanbutsudō, y que fue construido durante el período Edo. Se trata de un jardín de paseo que puede visitarse conjuntamente con la casa del tesoro, y que está situado delante del edificio principal del templo.

shoyoen01

shoyoen08

Como he dicho, el jardín Shōyōen, construido para que se pareciera al lago Biwa (situado muy cerca de Kyōto), es un jardín de paseo situado justo al lado de la casa del tesoro, y de un edificio de madera denominado Goreiden, un edificio no abierto al público en el que se guardan las tablillas funerarias de los diversos abades pertenecientes a la Familia Imperial que han dirigido el templo.

La entrada a los jardines también nos permite visitar la casa del tesoro, que contiene una colección de más de 6.000 piezas que nos permiten recorrer más de 1.200 años de historia, entre los que se cuentan un Tesoro Nacional y 48 clasificados como Importante Bien Cultural, que se exponen de forma rotatoria (unas 100 piezas en cada exposición, que suele seguir una temática determinada). La casa del tesoro es un edificio moderno, construido en 1983 en el lugar en que antiguamente se encontraba el centro del templo, y desde un corredor del cual se puede contemplar el jardín.

shoyoen02

shoyoen07

Pero lo que sin duda es más interesante es el jardín, que se puede visitar dando la vuelta al lago. Este jardín construido en la era Edo, se reformó a principios del siglo XIX, cuando recibió su nombre de Issai Satoh, un estudioso confucionista de la época. En el estanque podemos ver carpas (¡Como no!), y alrededor del lago encontramos una pequeña casa de té, una mini pagoda, diversas linternas de piedra y puentes. El hecho que represente el lago Biwa se debe a que servía para aliviar la añoranza que pudieran sentir los abades, criados en la corte imperial de Kyōto y acostumbrados a una vista como aquella.

Dicen que la mejor época para visitar este jardín es en otoño, pues tiene muchos arces que le dan una magnífica tonalidad rojiza. Yo lo visité en primavera así que no sabría deciros si es la mejor, la verdad es que su visita durante la primavera también es magnífica, y una visita tranquila muy recomendable, a no ser que estéis haciendo una visita realmente “Express” de Nikkō.

Información importante:

  • Lugar: Shōyōen (Nikkō – Pref.Toshigi)
  • Coste: 300円
  • Cómo llegar: hay un autobús que comunica las dos estaciones de tren de Nikkō con los templos de Rinnōji en unos 15’. Podemos bajarnos en las paradas de Shinkyo, o de Sogokaikanmae.

shoyoen05

shoyoen03

shoyoen06

shoyoen04

Anuncios

Shinkansen, una gran forma de viajar

El shinkansen, una palabra que rápidamente nos evoca imágenes de Japón, está de aniversario, pues acaba de cumplir 50 años de su primer viaje. Personalmente he tenido la suerte de viajar en él, y puedo aseguraros que estoy de acuerdo con todo lo que se dice sobre él. Claro que antes de alabar las excelencias de un medio de transporte, lo mejor sería poder compararlo con otros de equivalentes, cosa que no he podido hacer, pues el shinkansen es el único tren de alta velocidad en que he viajado. Ni tan solo he hecho un pequeño viaje con el AVE (Alta Velocidad Española), pero si que he visto demasiadas noticias malas sobre él, y escuchado comentarios de amigos que si han “sufrido” la experiencia.

Sobre el tren y las celebraciones que han tenido lugar en Japón con este motivo, ya hablo extensamente en la web Descubrir Japón, así que aquí quería comentar a nivel más personal los factores considerados más importantes para el shinkansen, y que son la seguridad, la comodidad y la puntualidad. Y a todos ellos tal vez podríamos añadirle la preocupación por el entorno, de forma que el paso del tren no tenga un impacto demasiado negativo en las zonas por las que circula.

shinkansen03

Sobre la seguridad tan solo puedo decir que no he sufrido ninguna incidencia relacionada con el shinkansen (cosa que equivale a no poder decir nada), pero dicen que sus dispositivos y la profesionalidad del personal son la causa de que nunca haya tenido lugar un accidente mortal, cosa que lamentablemente no puede decirse de otras líneas de alta velocidad (casos relacionados en China y España).

Lo que si debo alabar es la comodidad, con asientos suficientemente cómodos, con espacio, que se pueden reclinar y de hecho incluso disponen de suficiente espacio para poner una maleta pequeña entre las piernas y no ir incómodo todo el viaje. Y los servicios a bordo contribuyen a que la experiencia, en su conjunto, sea muy satisfactoria. La única experiencia desagradable, por motivos ajenos al servicio, la tuve en una ocasión que tomé un shinkansen sin reserva de asiento, y como estaba muy lleno, me vi obligado a sentarme en un vagón de fumadores… ¡y nunca más, os lo prometo! (cuando fumen, os puedo asegurar que los japoneses no se quedan a medias, y el vagón parecía cubierto de una niebla que recordaba las películas ambientas en el Londres de la época victoriana).

shinkansen02

shinkansen01

Sobre el tema de la puntualidad, solamente diré que el primer shinkansen que iba a tomar, para ir de Tōkyō a Kyōto, pensaba que lo había perdido. Iba muy justo de tiempo cuando llegué al anden, y vi como un shinkansen marchaba delante de mis narices. Como había escuchado eso de la puntualidad, pensé “voy un poco retrasado y se me ha escapado”. Pero entonces vi como por el otro extremo del andén estaba entrando otro shinkansen, que al final resultó ser el que debía tomar (cosa que también dice mucho de la frecuencia). Como es obvio, nada que ver con los retrasos, cancelaciones y otras incidencias similares que suelen salir en las noticias en relación al AVE.

Y como ya he dicho anteriormente, yo añadiría que con el shinkansen se han preocupado mucho de no tener un impacto significativo sobre los lugares por donde circula. Hay explicaciones técnicas que explican el cómo y el porqué, pero centrándonos en el aspecto práctico, es cierto que si estás esperando en una estación y las vías del shinkansen están por encima de dónde estás, cuando pasa uno sin detenerse realmente te asusta un poco el estruendo que arma, pero si estás un poco más alejado no notas que todo tiemble, como si sucede si estás cerca de las vías del AVE cuando pasa uno de los trenes (y ay no hablemos de las posibles fisuras causadas en las casas próximas, que todavía son motivo de debate si las causa o no el paso de los trenes).

shinkansen05

shinkansen04

Total, que como he dicho en el título, el shinkansen es una gran forma de viajar, muy recomendable, no solo por su aspecto práctico en términos del tiempo que te ahorras, si no principalmente por la experiencia en si misma. Evidentemente, los trenes van evolucionando y mejorando con cada nuevo modelo, pero entre el tiempo que hace que no he tomado un shinkansen, y el hecho que los modelos nuevos al principio se utilizan únicamente para los trenes más rápidos, que son los nozomi (el único que no se incluye en el JR Pass) en el cas habitual de la línea Tōkaidō, no he podido experimentar las posibles mejoras y si estas realmente se aprecian, pero espero poder hacerlo algún día.

A %d blogueros les gusta esto: