Shōyōen (逍遥園)

Cuando os hablé de Rinnōji ya dije que estaba formado por numerosos templos, y Sanbutsudō y sus estatuas doradas fue el primero del que os hablé. Pero como es habitual en los templos budistas, un templo está formado por numerosos edificios independientes. Y esto es lo que sucede en el caso de Shōyōen, un jardín que forma parte de Sanbutsudō, y que fue construido durante el período Edo. Se trata de un jardín de paseo que puede visitarse conjuntamente con la casa del tesoro, y que está situado delante del edificio principal del templo.

shoyoen01

shoyoen08

Como he dicho, el jardín Shōyōen, construido para que se pareciera al lago Biwa (situado muy cerca de Kyōto), es un jardín de paseo situado justo al lado de la casa del tesoro, y de un edificio de madera denominado Goreiden, un edificio no abierto al público en el que se guardan las tablillas funerarias de los diversos abades pertenecientes a la Familia Imperial que han dirigido el templo.

La entrada a los jardines también nos permite visitar la casa del tesoro, que contiene una colección de más de 6.000 piezas que nos permiten recorrer más de 1.200 años de historia, entre los que se cuentan un Tesoro Nacional y 48 clasificados como Importante Bien Cultural, que se exponen de forma rotatoria (unas 100 piezas en cada exposición, que suele seguir una temática determinada). La casa del tesoro es un edificio moderno, construido en 1983 en el lugar en que antiguamente se encontraba el centro del templo, y desde un corredor del cual se puede contemplar el jardín.

shoyoen02

shoyoen07

Pero lo que sin duda es más interesante es el jardín, que se puede visitar dando la vuelta al lago. Este jardín construido en la era Edo, se reformó a principios del siglo XIX, cuando recibió su nombre de Issai Satoh, un estudioso confucionista de la época. En el estanque podemos ver carpas (¡Como no!), y alrededor del lago encontramos una pequeña casa de té, una mini pagoda, diversas linternas de piedra y puentes. El hecho que represente el lago Biwa se debe a que servía para aliviar la añoranza que pudieran sentir los abades, criados en la corte imperial de Kyōto y acostumbrados a una vista como aquella.

Dicen que la mejor época para visitar este jardín es en otoño, pues tiene muchos arces que le dan una magnífica tonalidad rojiza. Yo lo visité en primavera así que no sabría deciros si es la mejor, la verdad es que su visita durante la primavera también es magnífica, y una visita tranquila muy recomendable, a no ser que estéis haciendo una visita realmente “Express” de Nikkō.

Información importante:

  • Lugar: Shōyōen (Nikkō – Pref.Toshigi)
  • Coste: 300円
  • Cómo llegar: hay un autobús que comunica las dos estaciones de tren de Nikkō con los templos de Rinnōji en unos 15’. Podemos bajarnos en las paradas de Shinkyo, o de Sogokaikanmae.

shoyoen05

shoyoen03

shoyoen06

shoyoen04

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: