Reapertura del Castillo de Himeji

Después de seis años cubierto por andamios con motivo de unas reparaciones y restauraciones muy necesarias, el Castillo de Himeji ha abierto nuevamente sus puertas a los visitantes más magnificente que nunca. Y con su reapertura las noticias relacionadas con él se han multiplicado, como si quisieran recuperar el tiempo perdido. A continuación os ofrecemos un resumen de todas estas noticias.

Un largo y costoso lavado de cara

Las obras a que se ha visto sometido el castillo han representado casi seis años de trabajo, y un coste de 2.400 millones de yenes (poco menos de 20 millones de euros). Entre los trabajos realizados se han reemplazado las tejas de los techos, y se han repintado y restaurado los muros para que el castillo recuperara su elegancia.

Antes de iniciarse las obras en Octubre de 2009, el castillo, el primer elemento japonés en ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no se había sometido a ninguna obra de reparación y conservación de cierta magnitud desde 1964, y por eso la ceremonia de reabertura fue realmente espectacular, con la participación incluso de la unidad Impulso Azul de las Fuerzas Aéreas de Autodefensa. Además, para que los auspicios fueran muy positivos, se produjo en plena temporada de floración de los cerezos, de los que en el recinto del castillo hay unos 1.000 árboles.

Foto: Mainichi Shinbum

Foto: Mainichi Shinbum

La torre principal del castillo se abrió al público el 27 de 1.8 millones de personas. Aún así, el acceso está limitado a 15.000 personas diarias, vendiéndose los tickets a medida que va llegando la gente y hasta completar la cantidad máxima diaria.

Un viaje virtual por el pasado

Como parte de la rehabilitación del castillo, se han tomado las medidas necesarias para permitir a los visitantes hacer un pequeño viaje virtual al pasado y ver como debería ser en la era feudal en forma de un servicio de realidad aumentada que permitirá a los visitantes reproducciones generadas por ordenador de cómo era la vida en el castillo a principios del siglo XVII mediante una aplicación para teléfonos móviles y tabletas. Así, por ejemplo, al situarse en un determinado punto de la segunda planta de la torre, se podrá ver una escena en que diversos guerreros corren a ponerse su armadura, que está colgada de la pared. Y desde el nivel superior se podrá ver como era la ciudad vista desde ahí arriba en la época en que se construyó. Otros puntos que tienen información adicional mediante la realidad aumentada son la puerta principal y las estructuras de algunas torres.

Foto: Asahi Shinbum

Foto: Asahi Shinbum

El castillo, ahora más accesible para los turistas extranjeros

Los que visiten el castillo de Himeji procedentes de fuera del país nipón, ahora se encontrarán más a gusto con la adición de carteles, planos e informaciones diversas en varios idiomas, así como un servicio Wi-Fi gratuito para acceder más fácilmente a información online del castillo y la ciudad.

Los carteles informativos de toda la zona ahora están escritos en cuatro idiomas (coreano, chino simplificado, inglés y, evidentemente, japonés), y los aproximadamente 150 que antes de la reforma ya estaban rotulados en inglés, se han revisado las traducciones para facilitar su comprensión y claridad.

HimejiNews02

Pero las facilidades para los extranjeros nos e limitan a los terrenos del castillo, si no que desde el pasado julio las autoridades están desarrollando un proyecto para mejorar la señalización viaria que conduce a los principales atractivos de la ciudad.

La oficina de turismo ha editado una nueva guía de 12 páginas en 5 idiomas, habiendo incluido el francés y el tailandés a las versiones ya existentes en inglés, chino y coreano. Entre los añadidos de esta nueva guía, se han incluido lugares en los que poder experimentar la cultura japonesa, como visitar Shoshazan Engyojin, un templo budista de la secta Tendai, para una sesión de meditación zen, o experimentar una ceremonia del té en el jardín japonés Kōkoen, situado junto al castillo.

Además, se han repartido unos 30.000 ejemplares en sitios tan vitales como la estación JR de la ciudad.

Un robot Patlabor aparca cerca del castillo

La estatua a tamaño real del robot de anime Patlabor AV-98 Ingram, normalmente situado en Odaiba, en la ciudad de Tōkyō, ha sido temporalmente trasladada a Himeji (Prefectura de Hyōgo) y situada cerca del castillo, dentro de una campaña de seguridad vial.

HimejiNews01

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: