¿Viajero o Turista?

¡Feliz Navidad a todos! Seguramente ya ni os acordarías de este blog, no en vano hace más de tres meses que os tengo totalmente abandonados. Sé que no tengo perdón por dejaros tan abandonados, pero prometo tratar de enmendarme este próximo año que está a punto de empezar (podéis estar seguros que es uno de los buenos propósitos para el nuevo año que encabezan la lista).

La verdad es que he estado muy ocupado con la página web Descubrir Japón, hermana de este blog, pero también he tenido una buena parte de culpa este artículo que hoy os presento, y con el que me he obsesionado a escribir de tal forma que ha acabado desplazando cualquier otro posible artículo del blog. O tal vez debería decir que la tienen los proyectos de artículo que lo han precedido, pues este no es más que el último de una larga lista de artículos sobre este tema desde diversos planteamientos, escritos y finalmente descartados por que no quería ser desconsiderado con nadie, ni que ningún lector pudiera sentirse molesto por su contenido. Espero que esta vez haya podido decir lo que realmente quería expresar de la forma que quería hacerlo.

A lo largo de mi vida he viajado a unos cuantos países, pero en ningún caso creo que pueda considerarme un viajero profesional, ni mucho menos. Aún así sí me considero más un viajero que un turista. “¿Qué diferencia hay?”, podríais preguntaros. Yo creo que son dos términos totalmente antagónicos, aunque cada uno puede tener una definición muy distinta a la del resto. Hace unos días, sin ir más lejos, pude ver una infografía que comparaba un turista con un viajero según su forma de hacer las cosas durante el viaje. Personalmente estoy totalmente en contra de lo que decía. En mi opinión asociaba el término “viajero” con “aventurero”, y consideraba “turista” al resto de gente que viaja por placer. La definición puede ser perfectamente válida para alguien, pero no es la que yo tengo en mente.

Ya hace tiempo que tengo la oportunidad de ver el mundo del turismo desde el otro lado, no desde la perspectiva de la persona que hace turismo, si no desde la de quien atiende al turista, y esto me ha hecho plantear muchas cosas sobre el turista en general. Y en último término ha sido el detonante que me ha llevado a escribir estas líneas (y a descartar borradores anteriores, escritos baja la influencia demasiado reciente del “calentamiento” consecuencia del trabajo diario en contacto con los turistas).

Lo he comentado muchas veces, y no profundizaré más en el tema, pero para mi una gran parte del placer de un viaje consiste en su preparación, la planificación y las decisiones previas a ni tan solo haber puesto un pie fuera de tu casa. Si, tal vez yo me paso de planificador, pero en general, antes de iniciar un viaje siempre estoy bastante informado de todo lo que me puede ser útil.

Ahora pasemos a valorar como es el turista (según mi definición personal) en general. Yo vivo en una ciudad, Barcelona, que es visitada por millones de turistas cada año, muchos de ellos japoneses, y por tanto es posible encontrar-se de todo tipo. Muchos supongo que serán como yo, metódicos, pero hay muchos más (o al menos es mi impresión) que son todo lo contrario, tal vez por que proceden de países con poca cultura viajera (al menos de viajar al extranjero), tal vez porque son demasiado despreocupados. Sea como sea hay cosas que personalmente considero que caen por su propio peso, y por eso al ver ciertas actitudes mayoritarias, tan solo me cabe pensar que para mucha gente, hacer turismo es ir a un sitio que te han dicho que es magnífico, sin saber realmente nada de lo que lo hace tan “magnífico”, y confiar en la suerte, los cupones de descuento que te pueden ofrecer por diversos medios y la dirección en que se mueve la masa ingente de turistas para llegar a esos sitios en los que es necesario que te hagas una foto para poder decir que has estado (con photoshop sin duda se podría obtener el mismo resultado por mucho menos dinero).

Podría poner miles de ejemplos de las tonterías que llegan a cometer los turistas como consecuencia de esta forma de viajar, pero nos apartaría del tema importante.

Anteriormente he mencionado una infografía que equiparaba al viajero con el aventurero, con aquella persona que se cuelga la mochila a la espalda, se dirige a un sitio, y allí va descubriendo un nuevo mundo de forma totalmente despreocupada y aventurera. Esta no es mi definición de viajero, si no una categoría totalmente nueva y al margen de los que viajan por vacaciones. Mi definición de turista y viajero sería:

Turista: persona que pasa unos días de vacaciones en un lugar alejado de su residencia habitual sin realmente conocer nada del sitio que visita, y preocupándose tan solo de tener unas fotos que mostrar a los amigos, dejarse engañar para hacer/comer/visitar las cosas “típicas” del lugar visitado según una fabricación totalmente artificial “hacha para turistas”, y quejarse alto y fuerte de cualquier cosa que no le convenga (por lógica y sensata que sea), por el simple motivo que “es un turista”, como si esto fuera un buen motivo para justificar cualquier cosa.

Viajero: persona que pasa unos días de vacaciones en un lugar alejado de su residencia habitual, interesado en conocer realmente el sitio que visita, preocupándose de crear unos recuerdos perdurables de su visita, decidido a hacer/comer/visitar las cosas que más le interesan, tratando de descubrir el aspecto más auténtico y menos “para turistas” que pueda, y habiéndose preocupado de saber todo lo que hace falta saber del lugar para después no tener ninguna queja o problema que le puedan estropear la experiencia.

La diferencia entre ambos tipos puede verse de forma especialmente clara ent emas como el idioma, transporte, visitas, zonas por las que moverse, trato con la gente en general, y la buena o mala educación (entendida como la forma de comportarse en general, no a los conocimientos que puedan poseerse, aunque a veces están relacionados).

Por mi experiencia más reciente, puedo decir que en términos generales (y dejando a un lado las excepciones, que siempre las hay, pero que no hacen más que confirmar la regla general) hay países que acostumbran a tener más “turistas” que viajeros (sobretodo rusos y habitantes del Este de Europa en general, pero también de sitios con bastante población de este origen, como Israel), mientras que otros parecen mucho más cerca de ser “viajeros” como los japoneses y coreanos.

Seguramente si os interesáis por un blog como este os consideraréis “viajeros”, y teniendo en cuenta los países de los que sois la mayoría, seguramente seréis excepciones que confirman la regla. En términos general, ¿estáis de acuerdo? Vosotros, ¿qué consideráis que sois?

1 comment so far

  1. Mariana on

    Estoy muy de acuerdo con tus definiciones. Si bien un viajero puede entregarse a la aventura en algún momento, yo tampoco creo que aventurero y viajero sean sinónimos. Creo que la diferencia está entre ver todo de afuera o vivirlo lo más posible. No contentarse con pasear entre los cerezos de un parque, sino sentarse a comer debajo de un cerezo, sin apuros. No mirar los fuegos artificiales del hanabi de lejos, sino reservar un lugar y sumarse a la tradición del picnic multitudinario, aceptar ostras a la parrilla de los vecinos de lona, animarse a charlar un poquito. Hemos vivido experiencias muy lindas tomando esa actitud. Para nuestro último viaje a Japón (que hicimos a mitad de año) dedicamos, no miento, un año completo de planificación. No voy a decir que no fuimos a lugares típicos de turistas, visitamos algunos de los famosos “infaltables”, pero no porque fueran destinos obligados sino porque teníamos realmente ganas de verlos y llevando con nosotros todo un trasfondo cultural e histórico adquirido a través de la lectura y la curiosidad previa. Gracias a toda esa planificación, también pudimos visitar otros lugares menos populares pero igualmente impresionantes. También creo que viajar más de una vez a un mismo lugar ayuda mucho. En un segundo viaje uno está siempre más dispuesto a arriesgarse a lo más novedoso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: