¿Se deberían prohibir los palos selfie?

Es cierto que las tecnologías afectan muy profundamente la forma de hacer las cosas y modifican nuestro comportamiento, a pesar que algunos no son más que “modas”, generalmente transitorias, pero con un gran impacto en nuestra vida. Y una de las que más ha modificado nuestros hábitos, no solo en la vida diaria, sino también en actividades más esporádicas, como los viajes durante las vacaciones, es la facilidad con que hacemos fotos con el teléfono móvil. Actualmente parece que no hayas hecho nada, y mucho menos te hayas ido de viaje a algún sitio, si no te has hecho una foro, generalmente mientras realizas alguna mueca o acción estúpida, y la publicas en internet, en el mayor número de redes sociales posible.

Y detrás de la moda de hacerte fotos capaces de ganar un concurso de poses estúpidas, y generalmente calcadas de la que en ese momento esté de “moda”, ha venido, lamentablemente creo que para quedarse, el palo selfie, este sencillo palo extensible que te permite hacerte una foto sin la ayuda de nadie más con más precisión y mayor ángulo de visión que no hace demasiado tiempo (cuando se pusieron de moda las “selfies”).

Pero con cada “avance” tecnológico llegan nuevos problemas, muchas veces pasados por alto hasta que sucede una desgracia, y generalmente causados porque ante un avance tan vertiginoso de las tecnologías y las “modas”, hay muchos aspectos de la vida que no pueden “adaptar” a la nueva situación. Y en cierta forma esto ha pasado con los palos selfie, que en muchos lugares de Japón se ha prohibido su uso.

“¿Qué no se pueden usar palos selfie? ¡Pero si son inofensivos!”, seguramente gritará más de uno. Pero la verdad es que pueden ser unos verdaderos instrumentos del demonio, y potencialmente muy peligrosos. Así, JR West ha ´prohibido su uso en todas las estaciones de su red ferroviaria, ya que, al margen que manejar descuidadamente un palo por unas instalaciones que se construyeron cuando ni tan solo se podía imaginar que una cosa así llegara a existir, hace que sea un riesgo muy grande que el palo entre en contacto con alguno de los numerosos cables que suelen estar suspendidos en el aire de las estaciones. Pero también las actitudes que suelen mostrar los usuarios hace que sean peligrosos, tanto para ellos como para otros pasajeros. Así, mientras una o más personas buscan el mejor ángulo para hacerse una foto conmemorativa del inicio o final de un desplazamiento, es muy probable que inadvertidamente (y en algunos casos simplemente porque no les importa), pueden golpear a otro viajero, pueden estorbar el flujo normal de personas (algo que en Japón en momentos de gran influencia puede suponer un gran peligro e incluso riesgos personales), o incluso caer inadvertida e inconscientemente a la vía.

Foto: The Japan Times

Foto: The Japan Times

Pero también hay otros sitios en los que se han prohibido estos artilugios del diablo, como en numerosos parques de atracciones (como Disney World Chiba, y también en los de otros países del mundo), entre otras causas por que pueden activar algún mecanismo de seguridad. En algunas piscinas y onsen se han prohibido para que no se utilicen para realizar fotografías inadecuadas (muchos tenemos en mente el estereotipo del pervertido japonés que hace fotos de las braguitas de las chicas por debajo de la falda, que si bien no es más que esto, un estereotipo, de haberlos los hay). Y también hay el caso de algunas instalaciones con animales que no se permite utilizarlos para evitar que entren en contacto con los cables electrificados que disuaden a los animales de salir, pero que pueden representar un peligro para la salud de la personas que los toque con este palo. Finalmente, en algunos casos tan solo se recomienda que se tenga mucho cuidado ya que pueden representar un riesgo, como en algunos accesos con escaleras muy empinadas (por ejemplo en algunos castillos japoneses), donde si se lleva extendido mientras se sube o baja, puede llegar a causar algún accidente peligroso.

¿Se deberían pues prohibir de forma más generalizada? Bien, la verdad es que la margen que lo considero un aparato inútil fruto de la mente de algún astuto ser que vio el potencial para estafar a millones de personas, si todos fuéramos más prudentes y lógicos (dos virtudes que cada día creo que menos gente posee de forma innata), no harían falta todas estas medidas. Desgraciadamente, el ser humano es el mejor capacitado pata iniciar acciones potencialmente peligrosas con una alegría y despreocupación realmente alarmante para su propia supervivencia, así que supongo que no hay más remedio que, aquellas personas que se preocupan por la seguridad tomen este tipo de medidas para proteger a la gente, incluso de de sí misma si hace falta.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: