Archive for the ‘Fujisan (富士山)’ Category

Fujisan, Patrimonio de la Humanidad

En 2013 se inscribió en el listado de elementos Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO el Fujisan como lugar sagrado y fuente de inspiración artística. Y no es de extrañar, pues este símbolo internacionalmente reconocido del país del sol naciente tiene una gran belleza (cuando se deja ver), y no puede negarse que ha inspirado a artistas japoneses y foráneos de todas las expresiones artísticas imaginables.

Fujisan02

Tal como dice la UNESCO: “La belleza de este solitario volcán habitualmente cubierto por la nieve, conocido en todo el mundo como Mt.Fuji, se eleva por encima de los pueblos, el mar y diversos lagos, siendo el destino de numerosos peregrinajes así como fuente de inspiración de artistas y poetas. La designación como Patrimonio de la Humanidad incluye 25 lugares distintos que reflejan la esencia del paisaje sagrado y artístico del Mt.Fuji. En el siglo XII se convirtió en un centro de entrenamiento de los budistas ascetas, que incluían diversos aspectos sintoístas. Alrededor de la cota 1.500, se establecieron rutas y templos que circundaban la base de la montaña como los santuarios Sengen-jinja, los albergues Oshi, así como formas creadas por la naturaleza como formaciones de lava, lagos, torrentes y cataratas, que fueron adorados como elementos sagrados. Sus representaciones en el arte japonés se remontan al siglo XI, pero las impresiones ukiyo-e del siglo XIX, incluidas las vistas desde playas de arena o bosques de pinos, internacionalizaron su imagen como icono de Japón, y tuvo un fuerte impacto en el desarrollo del arte occidental”.

Así pues, no podemos hablar únicamente del volcán, si no de todo un entorno muy relacionado con él. Se trata de una amplia área entre las prefecturas de Shizuoka y Yamanashi, en la que encontramos: la cima (de 3.776 m de altura), las rutas para ascender hasta la cima (hay cuatro rutas distintas que nos llevarán a la cima con diversos grados de dificultad en 4-8 horas), santuarios, torrentes purificadores, lagos, alojamientos para los peregrinos, cuevas, y una catarata.

Fujisan01

En total los elementos protegidos son: el Fujisan (el volcán en si mismo); los santuarios Fujisan Hongu Sengen Taisha, Yamamiya Sengen-jinja, Murayama Sengen-jinja, Suyama Sengen-jinja, Fuji Sengen-jinja (también conocido como Subashiri Sengen-jinja), Kawaguchi Asama-jinja y Fuji Omuro Segen-jinja; las Oshi (casas para peregrinos) de las familias Togawa y Osano; los lagos Yamanakako y Kawaguchiko, así como los diversos estanques de Oshino Hakkai (los estanques Okamaike, Sokonashiike, Choshiike, Wakuike, Nigoriike, Kagamikke, Shobuike y Deguchiike); los moldes de árboles hechos con lava de Funatsu y los de Yoshida; Hitoana Fuji-ko Iseki; las cataratas de Shiraito no Taki, y el bosque de pinos de Mihonomatsubara.

El Mt.Fuji no está demasiado lejos de Tōkyō, desde donde se puede llegar en tren hasta la estación Kawaguchiko (líneas JR-Chuō y Fujikyu en un trayecto de más de 2hr desde Shinjuku), y desde allí en autobús hasta la población de Fujiyoshida, donde también encontraremos el Centro para visitantes del Mt.Fuji, con toda la información que podamos necesitar. A pesar de ello, si lo que queremos es ver toda la zona y los diversos elementos que forman parte de este Patrimonio de la Humanidad, las combinaciones de transporte son bastante malas, y sería recomendable poder ir con un coche alquilado. ¿La mejor época? Sin duda la primavera. A no ser que se quiera subir hasta la cima, pues en este caso solo puede realizarse durante los meses de Julio y Agosto.

Fujisan03

En conjunto es una extensa área a la que podríamos dedicarle algunos días. Yo no he podido hacerlo (todavía), lo más que me he acercado a hacer algo similar ha sido en la zona de Hakone, muy próxima y parecida en belleza, pero una amiga que si lo hizo, pernoctando en un ryokan con vistas al Fuji desde la habitación… me comentó que despertarse con un paisaje así, con la salida del sol de fondo, fue increíble.

Anuncios

El Mt.Fuji (富士山)

El Fujiyama, o Mt. Fuji, es la montaña más alta de Japón, con 3.776 m, y sin duda uno de los iconos más importantes del país del sol naciente. Situado a caballo de las prefecturas de Shizuoka y Yamanashi, a pocos kilómetros al Oeste de Tōkyō, es una visita casi obligada de cualquier ruta.

La verdad es que ver la montaña es más difícil de lo que parece según la época del año en que visites Japón, pues muchas veces está cubierta de nubes. Teóricamente, es posible ver el Fuji incluso desde Tōkyō (si subís a la Torre de Tōkyō en un día claro podréis distinguir su silueta); desde el shinkansen de la línea Tōkkaidō (los que van hacia Kyōto y Ōsaka); o desde la zona de Hakone.

Las fotografías que ilustran esta entrada muestran las dos veces que he estado cerca del Fuji. La primera fue en un mes de agosto, y la verdad es que puedo decir que estaba en el Fuji porque la guía de la excursión organizada lo afirmaba, pero la verdad es que en la 5ª estación (dónde están tomadas las fotos) no se veía mas allá de uno o dos metros; la segunda fue en día muy soleado de primavera (principios de abril), desde el lago Ashi (Hakone), donde en un día claro puede verse perfectamente el Fuji recortado entre las montañas que circundan el lago.

Foto: Arturo

Físicamente hablando, el Mt. Fuji es un volcán (todavía activo) al que se puede subir hasta la cima (tan solo está abierto el acceso durantes unas semanas de los meses de julio y agosto), siendo tradicional atacar al cima a última hora de la noche para poder ver la salida del sol desde la cima. De hecho, aunque personalmente no he subido nunca hasta arriba (y pese a estar en mi lista de cosas pendientes para hacer en Japón, no estoy demasiado seguro de intentarlo alguna vez), la verdad es que durante la temporada casi has de pedir permiso para pasar, de tanta gente como lo hace, pues el camino de acceso no es tan exigente como podría pensarse, y por eso mucho gente se atreve a intentarlo. Además, por el camino hay diversos sitios en los que parar a descansar (concretamente hay cinco desde la parte a la que se puede acceder por carretera hasta la situada a aproximadamente una hora de la cima, en la que incluso hay algunas plazas para dormir).

 

Para llegar a la quinta estación (a la que se puede llegar por carretera), hay autobuses que te llevan, pero las combinaciones desde Tōkyō no son demasiado buenas. Otra opción, si no quieres subir hasta la cima, es mediante excursión organizada, que además del Mt. Fuji suelen llevarte a la zona de Hakone.

Información importante:

Aunque no lo parezca, detrás de las nubes está el Fuji

A %d blogueros les gusta esto: