Archive for the ‘Curiosidades’ Category

Ekiben (駅弁)

Todos hemos oído hablar alguna vez de la palabra bentô, y seguramente lo hemos visto en alguna serie de anime (hay una que se titula precisamente así, y el protagonista absoluto son las cajas bentô) o película japonesa. Incluso habréis podido leer un montón de vivencias propias en blogs dedicados a Japón, pues es un elemento característico de esta cultura. Básicamente un bentô es un contenedor en el interior del cual hay diversos alimentos preparados y listos para comer, de forma que en su conjunto forman una comida completa. El contenedor, como no puede ser de otra forma en el caso de los japoneses, puede ser tan importante como el propio contenido, y por eso puede llegar a tener formas especiales, o estar hecho de algún material poco habitual. Estos bentô se pueden adquirir en numerosos lugares (los más simples en los propios konbinis), o ser preparados con mucho cuidado en casa (tal vez para ir a celebrar el hanami con la familia o los amigos).

ekiben03

Pero en Japón, incluso las cosas más comunes pueden tener un montón de particularidades y especificaciones. Y es así como encontramos los ekiben (駅弁), que en el fondo no son más que bentô vendidos en las estaciones de tren (eki). Hasta aquí podríamos considerar que simplemente nos estamos refiriendo a una especificación del término, pero la verdad es que el mundo del ekiben va mucho más allá. Un ekiben no es solo un bentô vendido en una estación, es un elemento imprescindible en los viajes por ferrocarril, y una plataforma para promover las especialidades locales, pues en cada estación suelen vender ekiben elaborados con productos típicos de la zona (algunos llevan elaborándose con los mismos ingredientes desde hace más de cien años). Y en un país como Japón, no podemos olvidar la tecnología aplicada a la vida cotidiana, y es que actualmente se pueden encontrar incluso ekiben que, simplemente estirando de unos hilos, conseguimos que se caliente la comida en el momento de comerla. No conozco los detalles, pero el sistema se basa en provocar una reacción química exotérmica al poner en contacto dos elementos en el momento de estirar los hilos. El calor producido calienta la comida en pocos segundos.

ekiben01

El origen del ekiben se remonta a los primeros tiempos del ferrocarril en Japón. El primer ferrocarril nipón se inauguró en 1872 entre las estaciones de Shimbashi (Edo) y Yokohama, y diez años más tarde nació el ekiben. En aquella época los trayectos eran largos y las paradas en las estaciones podían alargarse considerablemente, de forma que se popularizaron los vendedores de comida que se acercaban a los trenes para poder vender sus productos alimentarios a los pasajeros, quienes ni tan solo habían de bajar del tren. Aquellos primeros ekiben no eran más que unas bolas de arroz con daikon rallado, envueltas en corteza de bambú (una combinación que todavía es bastante popular). Con el tiempo se fue extendiendo la red ferroviaria y la duración de los viajes, y con ella la popularidad del ekiben, hasta que el viaje en avión hizo disminuir considerablemente el tiempo de los viajes y el tren dejó de utilizarse para trayectos largos. Pero el ekiben no desapareció del todo. Ahora es habitual encontrar tiendas que los venden en los andenes de los trenes de medio y largo recorrido, e incluso se pueden adquirir en el interior de los trenes, cuando pasa algún empleado con un carrito lleno de comidas, bebidas, etc.

ekiben02

Algunas de estas tiendas pueden tener incluso centenares de tipos distintos (en todo el país se calcula que se venden unos 4.000 tipos distintos de ekiben), pero casi siempre se podrá encontrar alguno muy especial que podríamos considerar “típico”. Estos ekiben son propios de la zona, y una buena forma de promocionar los productos de la región, de forma que su creación pasa por un largo proceso en el pueden llegar a participar personas de muy distintos ámbitos. Uno de los casos más recientes se ha producido en la ciudad de Matsumoto, que todavía no contaba con ningún ekiben “propio” y se unieron las autoridades locales, la universidad y los productores locales para elaborar uno.

Evidentemente, con tanta variedad es posible encontrar desde los más sencillos y habituales, hasta los más sofisticados. En mis viajes de largo recorrido por Japón generalmente he utilizado el shinkansen pues en aquellos momentos me interesaba más ir del punto A al punto B, que cualquier otra cosa, y por tanto pocas veces he adquirido uno de estos ekiben, y cuando lo he hecho lo he elegido más por lo que me apetecía en aquel momento que por lo que representaba, pero para un futuro viaje me estoy planteando muy seriamente la posibilidad de hacer algunos trayectos única y exclusivamente para probar estos ekiben más especiales a lo largo de la ruta, pues considero que es una forma muy interesante (y temática) de viajar por Japón.

ekiben04

Un ekiben de estos más especiales se caracteriza por su envoltorio (generalmente un papel con motivos característicos), el contenedor (que puede ser una caja con forma característica), y por su contenido (generalmente contiene arroz, un plato principal y diversos acompañamientos, aunque puede presentar numerosas variaciones). Aún así todavía hay otro elemento a tener en cuenta con el ekiben. Y es que como muchas de las cosas buenas que tiene Japón, un ekiben es mucho más que una comida, es una forma de disfrutar del viaje (Como los bentô que se preparan para el hanami, que son para disfrutar con los amigos), y por tanto no deben comerse de cualquier forma, si no que se debe hacer pausadamente, si es posible mientras se conversa y ríe con los compañeros de viaje (o si vas solo escuchando una música relajante por los auriculares, a un volumen que tan solo puedas oír tú, para no molestar a la persona que se siente a tu lado), y con el paisaje que se pueda contemplar por la ventanilla como telón de fondo.

Anuncios

¿Se deberían prohibir los palos selfie?

Es cierto que las tecnologías afectan muy profundamente la forma de hacer las cosas y modifican nuestro comportamiento, a pesar que algunos no son más que “modas”, generalmente transitorias, pero con un gran impacto en nuestra vida. Y una de las que más ha modificado nuestros hábitos, no solo en la vida diaria, sino también en actividades más esporádicas, como los viajes durante las vacaciones, es la facilidad con que hacemos fotos con el teléfono móvil. Actualmente parece que no hayas hecho nada, y mucho menos te hayas ido de viaje a algún sitio, si no te has hecho una foro, generalmente mientras realizas alguna mueca o acción estúpida, y la publicas en internet, en el mayor número de redes sociales posible.

Y detrás de la moda de hacerte fotos capaces de ganar un concurso de poses estúpidas, y generalmente calcadas de la que en ese momento esté de “moda”, ha venido, lamentablemente creo que para quedarse, el palo selfie, este sencillo palo extensible que te permite hacerte una foto sin la ayuda de nadie más con más precisión y mayor ángulo de visión que no hace demasiado tiempo (cuando se pusieron de moda las “selfies”).

Pero con cada “avance” tecnológico llegan nuevos problemas, muchas veces pasados por alto hasta que sucede una desgracia, y generalmente causados porque ante un avance tan vertiginoso de las tecnologías y las “modas”, hay muchos aspectos de la vida que no pueden “adaptar” a la nueva situación. Y en cierta forma esto ha pasado con los palos selfie, que en muchos lugares de Japón se ha prohibido su uso.

“¿Qué no se pueden usar palos selfie? ¡Pero si son inofensivos!”, seguramente gritará más de uno. Pero la verdad es que pueden ser unos verdaderos instrumentos del demonio, y potencialmente muy peligrosos. Así, JR West ha ´prohibido su uso en todas las estaciones de su red ferroviaria, ya que, al margen que manejar descuidadamente un palo por unas instalaciones que se construyeron cuando ni tan solo se podía imaginar que una cosa así llegara a existir, hace que sea un riesgo muy grande que el palo entre en contacto con alguno de los numerosos cables que suelen estar suspendidos en el aire de las estaciones. Pero también las actitudes que suelen mostrar los usuarios hace que sean peligrosos, tanto para ellos como para otros pasajeros. Así, mientras una o más personas buscan el mejor ángulo para hacerse una foto conmemorativa del inicio o final de un desplazamiento, es muy probable que inadvertidamente (y en algunos casos simplemente porque no les importa), pueden golpear a otro viajero, pueden estorbar el flujo normal de personas (algo que en Japón en momentos de gran influencia puede suponer un gran peligro e incluso riesgos personales), o incluso caer inadvertida e inconscientemente a la vía.

Foto: The Japan Times

Foto: The Japan Times

Pero también hay otros sitios en los que se han prohibido estos artilugios del diablo, como en numerosos parques de atracciones (como Disney World Chiba, y también en los de otros países del mundo), entre otras causas por que pueden activar algún mecanismo de seguridad. En algunas piscinas y onsen se han prohibido para que no se utilicen para realizar fotografías inadecuadas (muchos tenemos en mente el estereotipo del pervertido japonés que hace fotos de las braguitas de las chicas por debajo de la falda, que si bien no es más que esto, un estereotipo, de haberlos los hay). Y también hay el caso de algunas instalaciones con animales que no se permite utilizarlos para evitar que entren en contacto con los cables electrificados que disuaden a los animales de salir, pero que pueden representar un peligro para la salud de la personas que los toque con este palo. Finalmente, en algunos casos tan solo se recomienda que se tenga mucho cuidado ya que pueden representar un riesgo, como en algunos accesos con escaleras muy empinadas (por ejemplo en algunos castillos japoneses), donde si se lleva extendido mientras se sube o baja, puede llegar a causar algún accidente peligroso.

¿Se deberían pues prohibir de forma más generalizada? Bien, la verdad es que la margen que lo considero un aparato inútil fruto de la mente de algún astuto ser que vio el potencial para estafar a millones de personas, si todos fuéramos más prudentes y lógicos (dos virtudes que cada día creo que menos gente posee de forma innata), no harían falta todas estas medidas. Desgraciadamente, el ser humano es el mejor capacitado pata iniciar acciones potencialmente peligrosas con una alegría y despreocupación realmente alarmante para su propia supervivencia, así que supongo que no hay más remedio que, aquellas personas que se preocupan por la seguridad tomen este tipo de medidas para proteger a la gente, incluso de de sí misma si hace falta.

Nagasaki promociona sus famosas cuestas con chicas moe

NagasakiMoe01En la ciudad de Nagasaki cada vez es más habitual ver a la gente joven mostrando chapas de metal con imágenes de chicas guapas con ojos grandes y cabellos muy coloridos (lo que allí se denomina “moe”) que representan las 21 cuestas más famosas de la antigua zona residencial europea en la ciudad.

Denominadas “Sakamichi Musume” (chicas de las cuestas), estas antropomorfizaciones “moe” de las calles han sido realizadas por un grupo denominado Modal para ayudar a la juventud a familiarizarse con la famosa Orandazaka (Cuesta de los Holandeses) y otras cuestas históricas de la zona.

Modal empezó a vender estas chapas el pasado mes de mayo con una ilustración de Sakamichi Musume, además de crear una web para presentar diversas historias y detalles de la totalidad de las 21 cuestas. Actualmente hay muchos más modelos de chapas, cada uno con un fondo que representa la cuesta y un personaje moe que lo personaliza. Cada una vale 380 Yenes, y se pueden encontrar en la mayoría de tiendas de souvenirs de la ciudad.

NagasakiMoe02

La idea surgió cuando su impulsor, el presidente de la asociación, Hideaki Hayashida, de 52 años, entró en una tienda de souvenirs y vio como un grupo de estudiantes que estaban realizando un viaje escolar se arremolinaban alrededor de un expositor con objetos de Kumamon, la mascota de la prefectura de Kumamoto. A partir de allí empezó a pensar en alguna forma que fuera del agrado de la juventud y además fuera característica de la ciudad.

Las cuestas para algunos son una molestia, pero para los nacidos en la ciudad como Hayashida, forman uan parte indivisible de la rica historia de su ciudad. Tanto es así que cada una tiene su propia historia, y una que vale la pena conocer. Como recientemente la antropomorfización de naves de guerra (KanColle) y espadas históricas (Token Ranbu) se ha hecho tan popular entre la juventud, pensó que podría hacerse lo mismo con las cuestas.

Los personajes han sido diseñados por el grupo de magazas originario de Nagasaki, Departure. Los 19 miembros de este grupo diseñaron las chicas representando las características propias de cada cuesta.

NagasakiMoe03

¿Miedo a viajar a Japón?

SaloManga02Este pasado fin de semana tuvo lugar el XX Salón del Manga de Barcelona, y aunque en la web Descubrir Japón ya os hago un seguimiento completo del evento, querría destacar que el jueves día 30 tuvo lugar una conferencia titulada “Lo que necesitas saber para viajar a Japón”, realizada por Sergi Garcés, de Viajando por Japón – Nexus Resort, una agencia de viajes de Barcelona. Sobre el contenido de esta conferencia probablemente encontraría puntos de desacuerdo, pero al principio hubo una parte muy interesante que me gustaría compartir con todos vosotros.

En la introducción, antes de empezar a exponer lo que sería un viaje tipo a Japón, se habló de los posibles temores que se pueden tener ante la perspectiva de hacer un viaje a Japón, especialmente si es tu primer viaje. El contenido de esta introducción lo podéis ver en el siguiente vídeo, pero me gustaría comentar algunos puntos en concreto.

De la amabilidad de los japoneses puedo dar fe por experiencia propia. No me perdí ni equivoqué de estación en el metro o el tren (¿Quiere decir eso que no puedo decir que he visitado Japón o Tōkyō?) y por tanto no se si alguien cambiaría temporalmente su destino para ayudarme, pero lo que si es cierto es que en Kyōto, la primera vez que la visité, no encontraba el ryokan donde iba a alojarme, así que entré a preguntar en una casa. En esa época mi japonés era poco más que nulo, pero tenía el nombre del alojamiento y un mapa de la zona. La mujer que me salió a recibir era una anciana que, de inglés ni idea, pero aún así entendió que quería saber dónde estaba el ryokan (repetí muchas veces “doko?” mientras señalaba el nombre del ryokan). El resultado fue que salió a la calle, hizo parar a un señor que pasaba por allí en bicicleta, le dijo alguna cosa y después nos hizo señas para que siguiéramos al ciclista. Este, siguió el camino, poco a poco para que lo pudiéramos seguir a pie y cargados con las maletas. Al girar una esquina vi el cartel del ryokan, y al ir a darle las gracias ahora que ya sabía donde estaba, él insistió en guiarnos, y lo hizo hasta que llegamos a la puerta (que estaba al girar la siguiente esquina). Señaló la puerta, y se volvió hacia donde fuera que iba antes que la amable anciana le hiciera parar.

Sobre la comida, querría añadir que, teniendo en cuenta que todos los restaurantes tienen, o bien una máquina para sacar tickets en las que se ve una foto del plato que pides, o bien una carta con imágenes muy precisas de los platos, o bien tienen la famosa comida de plástico en el aparador donde pueden verse los platos y, si hace falta, señalar con el dedo cuál quieres al camarero, hambre seguro que no pasaréis.

SaloManga01

Y sobre la duración del viaje, la verdad es que el tiempo de vuelo es muy elevado, pero es normal teniendo en cuenta que estamos viajando a la otras punta del mundo. El caso más exagerado de viaje a Japón que he hecho ha sido el regreso de mi primer viaje. El día del regreso estaba en Kyōto, y el vuelo salía aquella misma noche desde el aeropuerto de Narita. Al final, desde que salí del ryokan de Kyōto hasta que entré por la puerta de mi casa, pasaron 24hr justas, después de haber cogido un taxi del ryokan a la estación de Kyōto, el shinkansen hasta Tōkyō, el Narita Express hasta Narita, un avión hasta Roma, otro hasta Barcelona, y un taxi hasta mi casa. Contándolo todo, tiempos de espera incluidos, fueron 24hr casi justas al minuto. La verdad, ¡nunca más! Ahora siempre condiciono la ruta para no tener que hacer estos macro viajes, y a veces incluso hago noche en Narita si he de tomar el avión por la mañana.

Rincones de Miyajima

Aunque esté centrado en un solo tema, los viajes por Japón, este es un blog que considero muy personal, en el que tan solo tiene cabida información sobre sitios que he visitado, así que no suelo escribir sobre otros sitios (para eso podéis visitar la sección Viajar a Japón de Descubrir Japón) ni incluir material que no sea propio. A pesar de haber tomado esta determinación, últimamente estoy viendo tantas noticias relacionadas con sitios en los que he estado, que no me puedo resistir a comentarlas.

reconsMiyajima02

En el artículo anterior recordé el aniversario del Museo del Ramen de Yokohama, y hoy he visto una noticia curiosa sobre Miyajima, y más concretamente sobre su acuario. No es que lo visitara, pero si que estuve a punto, pero si que me ha recordado que en Miyajima hay pequeños rincones que vale la pena visitar, ni que sea de pasada, durante vuestra visita a la isla.

En Japón es muy habitual que haya acuarios, incluso hay algunos gigantescos, con tanques que han marcado récords mundiales. El de Miyajima no es ni de lejos uno de estos tan grandes, pero si que ahora tiene una atracción curiosa adicional, según he leído en Asahi Shimbun (uno de los principales periódicos del país). Se trata de dos nutrias, Itsuki de 2 años y Keita, de casi 1 año, que han sido entrenadas para que “den la mano” a los visitantes. Lo hacen a través de un agujero en la pantalla que separa su hábitat de los visitantes, y ya se ha convertido en una delicia para los niños. Los entrenadores han aprovechado el comportamiento innato de estos animales cuando buscan alimento para entrenarlos para que den la mano. Este “show” tan solo tendrá lugar dos o tres veces al día, y las colas están garantizadas, pues solo las veinte primeras personas de cada tanda podrán darle la mano a los animales.

reconsMiyajima01

Pero al margen de esta noticia relacionada con el acuario (que por cierto está un poco apartado de la población y casi hay que ir a posta), el pueblo tiene otras curiosidades para ver. Cuando llegas con el ferry, inmediatamente te encuentras con el monumento a una de las tres mejores vistas de Japón, pero la primera impresión es la de un pueblo costero turístico, como tantos otros por todo el mundo, en el que no encontrarás nada fuera del motivo principal por el que has venido a la isla. Y es totalmente cierto, excepto por algunos pequeños detalles, aquí y allá.

Uno es el acuario del que ya os he hablado anteriormente, otro es una calle que mantiene el carácter de antaño. Esta calle, llamada Machiya-dori, corre paralela a la calle principal que sigue la línea de la costa entre el puerto e Itsukushima. También paralela a esta calle encontramos Omotesando, una larga calle en la que tan solo encontrarás tiendas y locales para comer y beber (muchos son las entradas traseras de los hoteles de la calle principal, donde suele estar el bar); incluso podréis encontrar una tienda en la que únicamente se venden productos relacionados con Hello Kitty (y otros personajes de Sanrio); y el elemento más curioso de la zona, la paleta para arroz más grande del mundo (un Ôshakushi). Si, una gigantesca paleta de arroz hecha con la madera de un olmo de 270 años de edad, que mide 7.7 metros de longitud, y 2.7 metros en su punto de máxima anchura. En total pesa 2.5 toneladas.

reconsMiyajima04

reconsMiyajima03

Toas estas calle, sobre todo la que recorre la costa, están llenas de ciervos paseando tranquilamente entre la gente en busca de alguna cosa para comer “despistada” por la gente. Pero si quieres ver muchos más, es preciso visitar el Parque Momijidani, o dar una vuelta por lo que podríamos considerar “extrarradio” de la población, donde podéis encontrar diversos templos secundarios, algunos parques, el ya mencionado acuario… Pequeños detalles que en su conjunto nos darán una visión distinta de esta mágica isla alejada de las “Visitas Express” que suelen hacerse.

reconsMiyajima05

A %d blogueros les gusta esto: